Comunicados

Fiesta de los Patios de Córdoba

Fiesta de los Patios de Córdoba

Publicado: 3 de mayo de 2022 07:58 (GTM+2)

A mediados del mes de mayo comienza en Córdoba la llamada Fiesta de los Patios, que data de principios de los años veinte, solamente se ha visto interrumpida en dos ocasiones; durante la guerra civil y con la pandemia de la COVID-19.

En todos estos años ha ido evolucionando tanto en sus premios como en el motivo para darlos, como se puede comprobar en los cambios en diseños, motivos, etc. de la alfarería Juan Nuñez, una de las grandes elegidas para la decoración de los patios en este festival.

De qué trata la Fiesta de los Patios de Córdoba

Para este evento, los concursantes de la villa van preparando y engalanando, durante todo el año, los patios de sus casas a base de frutales, tocones de flores, macetas de barro con plantas colgantes como las giraldillas y paredes vestidas de trepadoras como la buganvilla.

Y todo entre surtidores de agua, pozos, portones y herrajes cuidadosamente decorados y de los colores rojizos de la arcilla y los vivos azules, herencia de la cultura árabe.

Una vez comienza el festival, los propietarios permiten el acceso a sus patios de manera gratuita a todo aquel que quiera visitarlos. No todos entran a concurso, pero verlos todos es la única manera de ver el eclecticismo que mantiene Córdoba dada la cantidad de culturas que en ella han dejado huella.

Llama la atención las diferentes formas de exponer las flores haciendo uso de la tradicional alfarería de la tierra. Hay patios en los que impera el clasicismo y se pueden encontrar las macetas chatas y cocios de toda la vida, a aquellos en los que prima la modernidad y lucen sus flores en cestas y cilindros.

En la gran mayoría, al caer la noche, la iluminación procede de apliques de barro para pared que simulan faroles, cántaros o campanas por cuyas ranuras fluye la luz, creando una variedad irrepetible de ambientes distintivos.

El uso de la arcilla como materia prima es en la zona algo ancestral y que requiere de un proceso complejo y minucioso cuando se quiere aplicar a la creación de elementos decorativos.

En primer lugar, el barro que forma la arcilla hay que depurarlo, es decir, eliminar todos aquellos elementos como hojas, piedras o ramas que puedan producir imperfecciones ajenas al propio material.

Y después hay que secarla, molerla y tamizarla para conseguir la pasta moldeable con la que se realizará la maceta, el botijo, el ánfora y un largo etc. de elementos que; una vez teñidos con el color que se desee y horneados, pasarán a estar a disposición de todos aquellos que quieran poder decir que tienen un patio de estilo cordobés.

La Fiesta de los Patios de Córdoba cuenta con el galardón de ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde el año 2012 y como tal debe ser tratada con todo el respeto y cuidado que se merece cuando se visita. Es una tradición altruista que se mantendrá viva mientras se mantenga el ambiente familiar que se respira en cada patio de la ciudad durante el mes de mayo.