Comunicados

5 consejos para comprar tu primera refrigeradora

5 consejos para comprar tu primera refrigeradora

Publicado: 13 de junio de 2022 09:55 (GTM+2)

En algunas partes de América Latina llaman refrigeradoras a los frigoríficos, aunque no es el único nombre que les dan, ya que se refieren a ellos como freezer o incluso frigider en una mezcla del español con el inglés.

El nombre no es lo importante, pero sí seguir una serie de consejos para que al comprarla no nos equivoquemos. Toma nota para llevarte a casa el mejor modelo de acuerdo con nuestras necesidades.

Hay que medir bien la cocina

Antes de comprar la refrigeradora hay que medir bien el espacio que tenemos en la cocina, en especial si queremos empotrar la nevera en donde hay que fijarse en el ancho y el alto.

Si la zona es pequeña hay que llevar más cuidado, pues es posible que no nos quepa en el hueco que hay asignado para ella y luego es un problema devolverla debido a su peso.

¿Cuántos somos en casa?

Cuando ya tenemos las medidas claras, lo siguiente es pensar en las necesidades de almacenamiento, que variarán dependiendo de cuántas personas seamos en casa.

Una refrigeradora de tipo americano no tiene sentido para un soltero, pero sí que será una buena compra en las viviendas en las que habite una familia numerosa, cuyas necesidades de comida fresca son ingentes.

¿Se limpia de una manera sencilla?

Debido a que almacena todos los alimentos que nos comemos conviene tenerla impoluta, por lo que antes de comprar una hay que asegurarse de que se puede limpiar con facilidad. Así, es mejor decantarse por las que tienen tecnología “No Frost”.

Estas refrigeradoras no hacen hielo, así que se pueden limpiar sin necesidad de vaciarlas y descongelarlas, y del mismo modo si compramos una con acabado de acero conviene que traiga un recubrimiento antihuellas.

¿Cuánto ruido hace?

No solemos fijarnos en el ruido cuando buscamos una heladera y eso es un error, en especial si la vivienda es pequeña o la cocina está muy cerca de alguno de los dormitorios.

Conviene que no supere los 40 decibelios a máxima potencia si este es nuestro caso, pues si lo hace será molesta por la noche cuando la casa está en silencio.

¿La quieres con congelador?

Es normal que las refrigeradoras vengan con un congelador en la parte de arriba o de abajo, pero a veces es posible que no nos haga falta y en ese caso podemos adquirir una con más capacidad destinada a los alimentos.

Suelen venir con una sola puerta y con el espacio dividido en bandejas y cajones para la carne, la fruta, las verduras, el pescado, etc., con una capacidad muy grande que está destinada a las viviendas en las que conviven muchas personas.

Los congeladores se pueden conseguir aparte y los hay tanto horizontales como verticales, los cuales se asemejan mucho a una refrigeradora.

Adquirir una refrigeradora no es fácil, pues existen varios tipos, tamaños, calidades y una infinidad de marcas. Esto nos puede hacer complicada la elección, pero al final todo se reduce a seguir los consejos que hemos dado, pues con ellos equivocarse en la compra es casi imposible.