Comunicados

¿Qué se necesita para montar un restaurante?

¿Qué se necesita para montar un restaurante?

Publicado: 16 de junio de 2022 18:26 (GTM+2)

En un restaurante existen muchos elementos y equipos que son muy importantes, pero sin duda, la cocina es la protagonista. Cuando de un restaurante u otro establecimiento de hostelería se trata, el espacio o los metros cuadrados que se destina afecta de manera directa al servicio que se presta. Por lo tanto, esto está directamente relacionado al éxito que tenga el negocio. Si se desea instalar una cocina de restaurante, cafetería u otro sitio de esta naturaleza se debe prestar mucha atención a determinados aspectos sobre la distribución.

Cuando se plantea el diseño o distribución de los elementos dentro de una cocina de un restaurante, sea este pequeño o más grande, es importante dejar claro desde el comienzo la meta de sacar el máximo provecho a cada metro cuadrado. Por tal, distribuir la cocina de restaurantes correctamente es primordial, ya que a diferencia de las que se construyen en la casa, no hay prioridad por la estética o el diseño. Lo que se busca y requiere es la practicidad y también la funcionalidad.

En líneas generales, las cocinas de los restaurantes y hosterías tienen que tener materiales de muy alta calidad que garanticen su durabilidad y resistencia al uso constante. Esto se aplica a todo, desde las mesas, los muebles y los electrodomésticos hasta los utensilios de cocina. Asimismo, es esencial que el espacio físico que se dedique al área sea lo suficientemente amplio y cómodo para que los trabajadores se puedan mover con facilidad, comodidad y sin causar accidentes.

¿Qué equipos necesita la cocina de un restaurante?

Para hacer una cocina utilitaria y práctica para un restaurante que tenga todos los equipos necesarios y que, al mismo tiempo, se encuentre bien distribuida, es de suma importancia conocer con antelación qué equipos de hostelería se van a requerir.

Elegir la maquinaria y el equipamiento más adecuado para el negocio es clave para aprovechar al máximo el espacio del que se dispone, ya que si hace una elección equivocada, comprando cosas que no se necesitan o que nunca utilizarán, se desperdiciará espacio y no se invertirá bien el dinero.

Lo primero que se debe hacer antes de crear un restaurante es hacer un diseño exacto de cómo será la cocina y que este sea razonable y factible para que el proceso del trabajo dentro de ella se lleve a cabo con eficacia. Para ello, hay que tomar en cuenta tres consejos:

Calcular el público: se debe considerar el número de platos y comidas que puede brindar el restaurante. Por tal razón, hay que tener en cuenta el tamaño del comedor y el número de comensales que se pueden atender al mismo tiempo.

Es posible que esto se pueda organizar estableciendo uno, dos o más turnos de comida. Hay que recordar que el tamaño de la cocina tiene que coincidir con el tamaño que tenga el comedor. Se recomienda que la cocina tenga al menos el 50% de la superficie del comedor.

Pensar en los platos: ¿qué va a servir el restaurante? Indudablemente, no es lo mismo equipar una cocina para un restaurante que ofrezca comida rápida que uno que ofrezca una carta gourmet de alta gama. En función de esta peculiaridad, se necesitarán distintos equipos y espacios.

Tener en cuenta el presupuesto: considerando lo dicho anteriormente, lo más complicado es ajustar la creación de un restaurante a un determinado presupuesto. Se tienen, entonces, dos alternativas. Establecer con anterioridad un presupuesto porque no se tiene el dinero y esperar a conseguir los recursos; o reservar el presupuesto hasta tener claro qué tipo de negocio se va a montar y se haya estipulado cuántas comidas y personas se pueden ofrecer y atender.

No hay una lista única de equipos o elementos requeridos para un restaurante, porque estos dependen de diversos factores como el tamaño, el tipo de comida que se ofrezca y la cantidad de personas que atienda, entre otros elementos a considerar. Sin embargo, hay un equipamiento básico que todo aquel que quiera abrir un restaurante debe tener, independientemente del tipo.

Equipamiento necesario para un restaurante

Los fogones industriales ya sean cocinas a gas para restaurantes o eléctricas son imprescindibles y son la columna vertebral de la cocina. Sin ellos no se podrá cocinar nada. Hay medidas, potencias y cantidad de quemadores para cada necesidad de la cocina.

Horno para comer. Si la cocina es pequeña, el horno puede estar incluido en el mueble de cocina. Si es más grande es recomendable tener espacio para un horno de convección. Su tamaño, de nuevo, vendrá determinado por los requerimientos específicos del negocio.

La freidora industrial es un equipo que ahorrará tiempo y esfuerzo de manera considerable a la hora de cocinar diversos platillos. Evidentemente, se pueden cocinar platos fritos sin freidora.

El grill de hostelería complementa la placa de cocción y la freidora. Es un aparato que facilitará la vida en la cocina y que no es caro para el rendimiento que ofrece.

Las campanas industriales son imprescindibles para capturar el humo que generan todos estos aparatos. Toda cocina debe contar con una campana extractora obligatoriamente.

La Cámara frigorífica

Otra de las dependencias imprescindibles para un restaurante es la cámara frigorífica, ya que la correcta conservación de los alimentos es fundamental. Por ello, todo establecimiento de este tipo debe contar sobre todo con un frigorífico y un congelador.

Su número o tamaño dependerá del volumen de alimentos que se prevea servir en el restaurante. Además de estos dos tipos de máquinas, es posible que se necesiten máquinas de hielo, enfriadores por soplado, enfriadores de botellas, armarios para vinos, etc.

Maquinaria esencial

Los congeladores o los congeladores verticales son esenciales para mantener los alimentos en buen estado. El tamaño del congelador vendrá determinado de nuevo por las necesidades de almacenamiento. El mercado posee una inmensa gama de equipos de todos los modelos y diversos tamaños y capacidades.

También se necesitará contar con un frigorífico industrial que permita enfriar completamente los productos para consumirlos inmediatamente y sin necesidad de congelarlos.

Igualmente, se puede disponer de una mesa frigorífica para poder trabajar en ella y almacenar los productos debajo.

Equipos de lavado

Las estaciones de lavado, ya sea de platos o de manos, son imprescindibles en todo restaurante. Algunos de ellos son lavavajillas industriales, lavavasos, fregaderos y lavamanos. Estas máquinas están disponibles en diferentes tamaños para adaptarse al espacio de cada local.

Equipamiento adicional

En un restaurante también se necesita equipamiento adicional para preparar alimentos y bebidas. Los principales son licuadoras, exprimidores, batidoras, mezcladores, batidoras de vaso, trituradoras de hielo, picadoras de carne, peladoras de patatas, etc.

Suministros

Tampoco pueden faltar otras cosas. Los básicos serán sartenes, ollas y cacerolas. Se necesitan utensilios de vidrio y vajilla, cucharas medidoras, abrelatas, columnas, cubiertos, platos, tazas para diferentes tipos de café, vasos variados, azucareros, vasos para refrescos, tazas salero y pimentero.