Comunicados

Cerámicas Catalino ofrece suelos de barro artesanales

Cerámicas Catalino ofrece suelos de barro artesanales

Publicado: 7 de julio de 2022 15:45 (GTM+2)

Los suelos de barro son una opción ecológica y económica que permite un mejor control de la temperatura, ya que se mantienen cálidos en invierno y frescos en verano. Además, estos productos artesanales permiten una gran variedad de formatos y combinaciones, por lo que resultan sumamente versátiles.

Por otra parte, son una moda imperecedera y atemporal que nunca queda desactualizada. Una de las mejores opciones para comprar suelos de barro es la fábrica de suelos, azulejos y ladrillos Cerámicas Catalino, la cual cuenta con más de 60 años de experiencia. Toda la producción de la empresa se desarrolla en Vélez-Málaga siguiendo la tradición andaluza y sus productos se envían a España y a todo el mundo.

Un producto artesanal de gran durabilidad

En Cerámicas Catalino cada pieza es el resultado del trabajo manual. Este tipo de producción permite obtener superficies, bordes, irregularidades y destonificaciones únicas que no pueden replicarse con máquinas. Los ladrillos y las losas deben pasar por un proceso de cocción y enfriado que lleva 12 días. Para efectuarlo, este fabricante emplea combustibles sostenibles, como los troncos de aguacates de la zona y orujillo del proceso de extracción del aceite, por lo que se cumplen con las exigencias medioambientales necesarias para el cuidado del entorno.

Además de ser piezas únicas, los suelos de barro tienen una alta durabilidad, y con el paso del tiempo adquieren el aspecto característico de los patios andaluces. Las losas fabricadas por Cerámicas Catalino son resistentes a la helada, a la flexión y fuerza de rotura y al desplazamiento en superficies con tránsito peatonal. Estas características están garantizadas mediante los certificados ISO correspondientes.

La empresa recomienda aplicar un tratamiento protector sobre las baldosas después de la instalación para que se mantengan prácticamente intactas durante muchos años. De esta manera, es posible evitar la absorción de líquidos y, por lo tanto, la aparición de moho, verdín y manchas de salitre.

Los suelos de barro son fáciles de mantener y de limpiar

Cerámicas Catalino señala dos recomendaciones para la limpieza de los suelos de barro. Al terminar la obra, conviene contratar a profesionales que dispongan de una máquina con cepillos mecánicos para eliminar todos los restos. Después, con una aspiradora se retira el polvo y los residuos que se producen por el pulido.

En cuanto al mantenimiento cotidiano, simplemente hay que utilizar productos adecuados (no detergentes), un cubo y una fregona limpios. Mezclando el limpiador con agua, siguiendo las proporciones indicadas en cada envase, se obtiene el resultado idóneo.

Comprar suelos de barro como los que vende Cerámicas Catalino es una gran opción tanto desde el punto de vista decorativo como desde el ecológico y el económico. Estas losas artesanales brindan un aspecto único y original que no puede ser replicado por otros productos industriales.