Comunicados

Formación de profesionales para evitar situaciones de violencia obstétrica

Formación de profesionales para evitar situaciones de violencia obstétrica

Publicado: 18 de julio de 2022 12:19 (GTM+2)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la violencia obstétrica recoge las agresiones físicas y verbales y la aplicación de procedimientos innecesarios que recibe una mujer durante el parto, por parte del personal sanitario.

En España, durante el 2020, un 40 % de las mujeres percibieron haber sido víctimas de violencia obstétrica, y el 44,4 % señalan que fueron sometidas a procedimientos innecesarios o dolorosos de los cuales, en la mayoría de los casos, no fueron informadas.

Esta situación refleja la necesidad de profesionales humanizados, con conocimientos y competencias necesarias para garantizar una experiencia de parto plena y transformadora para la madre y su bebé. Este ha sido justamente el enfoque del Método Laxmi, un programa que cuenta con cursos para profesionales, enfocados en proporcionar acompañamiento durante esta etapa.

Situaciones de violencia obstétrica

Actualmente, organismos internacionales como la OMS y la ONU han desarrollado informes acerca de la violencia obstétrica, asegurando que se trata de un tipo de violencia de género contra la mujer, asimilado en el sistema sanitario en un gran número de países. En España, incluso existe una sentencia emitida por el Tribunal de la ONU en contra del Gobierno Español por violencia obstétrica.

Los especialistas destacan que es fundamental conocer los casos o situaciones denominadas bajo este término, ya que hoy en día muchas mujeres sufren esta situación sin ser conscientes de ello, pues está aceptada socialmente y las usuarias no conocen la definición de la misma. En ese sentido, la violencia obstétrica puede ocurrir desde diferentes ámbitos, como cuando los profesionales actúan en contra de la evidencia científica, en contra de la ley y de los derechos de madre e hijo. Igualmente, se califica dentro de este tipo de violencia al trato deshumanizado a la madre, ante la presencia de maltrato verbal o físico, o cuando se somete a la paciente a procedimientos sin su consentimiento.

Actuar en contra o sin considerar los deseos de la madre es otro de los escenarios calificados como violencia obstétrica. De acuerdo a la Ley de Autonomía del Paciente de 2002, el personal médico y de salud está en la obligación de informar a los pacientes acerca de cualquier medicamento o intervención que se aplique, respetando su decisión de acceder o no a ella.

¿Cómo superar un parto traumático?

A día de hoy, existen diferentes organizaciones que trabajan en apoyo a las víctimas de violencia obstétrica, promoviendo la creación de leyes orientadas a erradicarla y denunciando los diferentes casos que se presentan en hospitales públicos y privados. Además de ello, existen programas como los desarrollados por el Método Laxmi. En ellos, forman profesionales con calidad humana y conocimientos actualizados para el acompañamiento de la mujer embarazada. Por otro lado, para apoyar a las madres, cuenta con cursos para superar partos traumáticos.

Los responsables del programa se han distinguido por trabajar en que la experiencia del parto esté orientada al bienestar físico y emocional tanto de la madre como del bebé recién nacido. Y muchas de las madres que han practicado el Método Laxmi aseguran que ha sido para ellas una experiencia de desarrollo personal que las prepara, no solo para el parto, sino para los retos que implica la maternidad en general.