Comunicados

Gestiones esenciales para tu negocio e inversiones de interés

Gestiones esenciales para tu negocio e inversiones de interés

Publicado: 21 de julio de 2022 19:10 (GTM+2)

Al poner en marcha un negocio por cuenta propia, debemos ser conscientes de todas las gestiones que debemos llevar a cabo en aras de garantizar que mantenemos la empresa en los índices de productividad pertinentes. En este sentido, tramitar los certificados más relevantes, tales como el código LEI, se antoja prioritario. De lo contrario, nos sería imposible comenzar con nuestra actividad profesional y, por ende, generar ingresos. A su vez, conviene buscar aquellos elementos que van a optimizar el rendimiento de la empresa. Una serie de inversiones en ocasiones de lo más accesibles que pueden cambiar por completo nuestra rutina laboral.

 

Obtén el Código LEI lo antes posible

Desde el año 2018, toda empresa que participa en los mercados financieros debe compartir con sus intermediarios lo que se conoce como Codigo LEI. Se trata de un código compuesto por 20 caracteres alfanuméricos que resulta único e intransferible. LEI hace referencia a las siglas de Legal Entity Identifier o, en su versión traducida, identificador de persona jurídica. Un dato regulado por el RDL 14/2013 que sigue el estándar ISO 1744. Por eso, si todo esto te suena a chino, lo mejor es que busques a gestores especializados en su tramitación y te pongas en sus manos lo antes posible.

En la actualidad existen agencias que se encargan de obtener el código LEI. De este modo, ahorramos ingentes cantidades de tiempo hasta que se nos permite operar con regularidad en los mercados financieros a nivel mundial, lo cual permite fijar un flujo de ingresos lo antes posible. Para ello, lo único que tenemos que hacer es enviar la información de nuestro negocio a la agencia en cuestión, seleccionar cuánto tiempo necesitamos en código LEI (existen opciones de hasta cinco años), abonar las tasas y esperar brevemente a recibir el identificador de persona jurídica.

Al delegar en estos expertos, aseguramos que la burocracia no se pone en nuestra contra y entorpece nuestro camino hacia el éxito comercial. Es decir, recurrimos a los mejores emisores de código LEI que, autorizados por la GLEIF, se encargan de registrar todos los códigos en nuestro país. Una gestión impecable que nos mantendrá siempre dentro de los márgenes legales del tejido empresarial. Se trata, como puedes intuir, una de las primeras inversiones que debes realizar como emprendedor; sirviendo para asentarse como un negocio de rigor en el mercado actual.

 

Invierte en artículos orientados a la eficiencia empresarial

La rutina de tu oficina debe quedar sujeta a un grado de productividad incontestable. De lo contrario, te será prácticamente imposible sacar a flote todo tu potencial como negocio, quedando sujeto a un segundo plano comercial dentro del mercado actual. El papeleo suele ser el día a día de la gran mayoría de las empresas, facturando a los clientes lo que les deben para archivar dichas facturas de cara a las revisiones de Hacienda. Es en este punto tan relevante en lo relativo a los ingresos corporativos en los que inversiones sencillas como los sellos de caucho pueden suponer un aumento drástico de dicha productividad.

Los sellos sirven para marcar un papel con nuestra firma o la de nuestra empresa, otorgándole nuestra identidad al documento en cuestión. ¡La cantidad de horas que se puede pasar uno sellando papeles en incontables sectores profesionales! Por eso, en aras de que resuelvas esta tarea sin pérdidas de tiempo y con la máxima comodidad, nada como emplear aquellos modelos que cuentan con un mecanismo de refuerzo metálico. Este sistema da más robustez y durabilidad al sello, garantizando que dejas la firma con total precisión y estabilidad.

Existen sellos manuales y automáticos, siendo estos últimos los más eficientes. A fin de cuentas, con los sellos de caucho automáticos no tienes que estar continuamente pasando el artículo por la tinta; aunque los manuales quedan operativos de por vida. Como puedes ver, se trata de una inversión realmente accesible que pasará a ayudarte todos los días en tu oficina. Una compra que agradecerás a corto y a largo plazo y que merece la pena tener siempre en mente; buscando, eso sí, los mejores modelos del mercado.