Comunicados

Spanish Revolution se abre camino con las tecnologías de la información

Spanish Revolution se abre camino con las tecnologías de la información

Publicado: 3 de agosto de 2022 08:00 (GTM+2)

La era digital propició cambios en la vida cotidiana de las personas, dando lugar a nuevos hábitos y herramientas para poder adaptarse al contexto. Así surgieron las tecnologías de la información y la comunicación, comúnmente conocidas como TICs, que posibilitaron una amplitud de formas comunicativas para facilitar el acceso a la información y el tratamiento de la misma.

En ese contexto, enmarcado dentro de lo que algunos teóricos consideran como el nuevo ecosistema mediático, el colectivo Spanish Revolution se abrió camino como un espacio informativo alternativo a los medios de comunicación tradicionales, que tienen otra agenda mediática.

Comunicación libre de hegemonías

El 15 de mayo de 2011 fue un día que marcó un punto de inflexión en gran parte de la población española. Durante esa jornada, se llevaron a cabo múltiples protestas pacíficas, con el objetivo de llevar un mensaje claro a las autoridades para pedir por un sistema democrático libre, amplio y con mayor participación de partidos políticos.

A la luz de esa manifestación, Spanish Revolution logró constituirse como una organización emblemática del activismo social, mediante la divulgación de contenidos a través de su plataforma digital, sin ningún tipo de vinculación con el ámbito político o asociaciones que puedan intervenir o distorsionar el sentido de las informaciones que se publican.

La política de contenidos que propone este grupo deja de lado el concepto tradicional de agenda setting de los medios de comunicación, donde la difusión de información está mediada por diversos intereses o líneas ideológicas que intervienen sobre los datos.

Un caso de éxito de las TICs

Parte del éxito de las Tecnologías de la Información y la Comunicación se debe a las nuevas generaciones, que comenzaron a utilizar diversas plataformas para comunicarse, compartir y producir contenidos, descargar material audiovisual y realizar otras actividades propias de la era digital. Para Spanish Revolution, los jóvenes fueron indispensables para potenciar la propuesta como un caso de éxito. Los contenidos audiovisuales alcanzaron altos niveles de reproducción en las redes sociales, lo que dio como resultado un notable incremento en el número de seguidores y en el consumo de los contenidos a través de la web.

La amplia cantidad de contenidos y el tratamiento de temas que no tienen abordaje en los principales medios de comunicación fueron dos puntales esenciales para potenciar la propuesta, que sigue en plena vigencia y sosteniendo un mensaje de conciencia política para toda la sociedad, a través de las diferentes secciones del portal.