Comunicados

La necesidad del coaching en las empresas, por Montse Altarriba

La necesidad del coaching en las empresas, por Montse Altarriba

Publicado: 4 de agosto de 2022 18:07 (GTM+2)

En el mundo empresarial, una tendencia que ha ido ganando popularidad es la del coaching. Mediante ideas novedosas, esta herramienta se plantea como un excelente apoyo para fortalecer aspectos que, en ocasiones, se vuelven problemáticos dentro de las organizaciones, involucrando tanto a altos directivos como a colaboradores.

Para entender más sobre la necesidad del coaching para empresas, se ha consultado a Montse Altarriba coach MCC por ICF, el rango más elevado y de mayor prestigio en el coaching a nivel mundial, y directora de la Escuela de Coaching EDPyN.

¿En qué casos es recomendable contratar un servicio de coaching?

El coaching llegó al mundo de los negocios hace más de veinticinco años y ha demostrado ser una gran herramienta, obteniendo muy buenos resultados y un retorno de la inversión muy positivo (según un estudio de ICF-PWC, se estima un retorno de la inversión promedio de 5,7 veces la cantidad invertida), a través de un incremento notable de la productividad y la motivación de los colaboradores de empresas y organizaciones.

Los objetivos buscados por las empresas que contratan servicios de coaching profesional suelen abarcar factores de mejora en el desempeño profesional de su gente, en las capacidades de comunicación dentro de la organización y en las habilidades de liderazgo de sus mandos de dirección. Otros objetivos son la clarificación de objetivos y estrategias, el fomento de la participación de las personas en la gestión del cambio, la adaptación de algún empleado a un puesto de responsabilidad, temas relacionados con la delegación de tareas, la mejora de la conciliación de la vida laboral y personal del empleado o su bienestar en el trabajo o la gestión del tiempo y/o de prioridades.

Como herramienta de desarrollo de las personas en el ámbito de los negocios, puede ser llevada a todos los empleados, de forma individual o colectiva, según las expectativas de la empresa.

¿De qué forma suelen desarrollarse estos procesos de coaching?

El coach acompaña a cada uno de sus clientes en su crecimiento y desarrollo, tanto personal como profesional, desde una conexión genuina con el cliente y desde el mayor respeto a la individualidad y circunstancias de cada cliente.

El rol del coach como responsable del proceso es acompañar al cliente en su reflexión, haciendo preguntas y guiando al cliente a través de una conversación estructurada y reflexiva, en la que el cliente sea el protagonista de lo que allí suceda. El coach utilizará en las sesiones preguntas, herramientas diversas, recursos de gamificación, recursos de autoconocimiento, e invitará a su cliente a realizar ejercicios y tareas, siempre desde la invitación, y nunca desde la obligación.

El cliente, por su parte, será el responsable de los resultados, en función de su compromiso con el objetivo que quiere lograr, en función de las ganas y la ilusión que ponga en esas acciones que lleve a cabo. Y será el cliente quien, en cualquier momento, puede finalizar la relación de coaching.

Es importante saber que, para poder iniciar un proceso de coaching empresarial, será muy útil firmar un acuerdo tripartito. Esto quiere decir que las tres partes del acuerdo tienen que ser conscientes y aceptar el proceso. Las tres partes son: la empresa que contrata el proceso (director, gerente o director de Recursos Humanos), el profesional o equipo que recibirá el proceso de coaching y el coach profesional.

En este acuerdo se definirán cuáles son los objetivos, las estrategias, cómo se medirá el avance. En este acuerdo también se debe reflejar claramente la confidencialidad de todo el proceso. Es decir, sin importar quien contrate el servicio, como en todo proceso de coaching, siempre se mantendrá la confidencialidad entre el coach y su coachee o equipo de clientes.

¿Cómo influye el coaching para empresas en el desempeño de cada individuo?

Esta disciplina de gestión del cambio promueve el descubrimiento y la creación de nuevas posibilidades para generar resultados distintos en el futuro. Los beneficios del coaching son numerosos para el individuo: una mayor confianza en sí mismo, una mejor comunicación, una mejor gestión de las emociones y del estrés… todo ello, impactando naturalmente en su desempeño, potenciando el crecimiento y la competitividad. Los grandes conceptos que hay detrás de un proceso de coaching son los de bienestar y desarrollo.

¿Siempre es sencillo conseguir que los equipos aprendan a cooperar o resuelvan sus conflictos internos?

Reforzar el concepto de equipo, mejorar la comunicación entre los diferentes miembros del equipo, determinar las responsabilidades individuales, mejorar la cohesión del equipo van a ser claves para resolver los conflictos internos. Todo ello se puede conseguir con coaching de equipos. Muy importante aclarar que no hablamos de coaching de equipos como la suma de varias sesiones de coaching individuales. Por el contrario, el coaching de equipos se basa en el enfoque sistémico del grupo, con el fin de comprender al equipo como un todo y de identificar las relaciones e interacciones entre los miembros del equipo.

Obviamente, no siempre resulta sencillo, pero sí que te puedo garantizar que en un porcentaje muy alto se obtienen resultados extraordinarios con este tipo de procesos.

¿Qué beneficios extraen las organizaciones?

Entre los beneficios del coaching destacan la mejora de la comunicación entre personas tanto interna como externa, la mejora de las relaciones dentro de los equipos de trabajo, un mejor uso de las habilidades y recursos, así como una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación al cambio.

En empresas y organizaciones que utilizan el coaching se consigue un ambiente de trabajo más respetuoso con valores como la responsabilidad, la colaboración y el compromiso. El cambio cultural que se produce favorece la mayor motivación de un personal más comprometido e involucrado con el negocio. Esta mayor proactividad se suele traducir también en un aumento de la creatividad en el seno de los equipos de trabajo. El coaching buscar lograr lo mejor de personas y equipos, y eso se traduce en un aumento de su rendimiento, lo que favorece la productividad del negocio y la obtención de mejores resultados. Es también un gran aliado para captar y retener el talento en las organizaciones. En el coaching en el ámbito profesional se trabaja también el desarrollo de la eficacia de personas y equipos en su ámbito profesional y la mejora de las habilidades de liderazgo y otras competencias profesionales. Entre los objetivos se encuentran en muchas ocasiones el agilizar la toma de decisiones, mejorar la comunicación y la cohesión, resolver los conflictos de manera más eficaz y, en definitiva, potenciar la satisfacción y la motivación de las personas en su ejercicio profesional.

¿Cómo pueden las empresas conseguir que los efectos se mantengan a largo plazo?

El coaching es cambio, el coaching es acción… pero el coaching también es una actitud. Ya son muchas las organizaciones que reconocen el valor de construir una cultura de coaching que ofrezca a los empleados de todos los niveles la oportunidad de desarrollar sus habilidades, mejorar su valor y alcanzar sus objetivos profesionales, alineando los objetivos individuales con los generales de la empresa y, por tanto, incrementado el bienestar y el compromiso del equipo. Construir una cultura de coaching será un factor clave para que los efectos se mantengan en el tiempo.

¿Cómo construir esta cultura de coaching? Una cultura de coaching implica relaciones basadas en la confianza, responsabilidad, cocreación en lugar de mando… Ofrecer procesos de coaching a empleados es un primer paso, incorporar a un coach externo en plantilla es uno más, pero el paso más importante es que directivos y managers tengan habilidades y competencias de un coach, y para eso una formación en coaching puede ser de gran valor para ir instaurando esta cultura en la empresa.

¿Qué es lo que ofrece la Escuela de Coaching EDPyN para ayudar a las empresas?

Desde la Escuela de Coaching EDPyN tenemos claro que el desarrollo de las personas es clave para todo negocio y organización. El coaching es un gran aliado para las empresas, tanto a través de procesos de acompañamiento como los que ofrecemos como a través de formación en esta disciplina. Tenemos una oferta formativa especial para empresas y obviamente nuestra formación para ser coach profesional. Son muchos los alumnos que han pasado por nuestras aulas buscando esas habilidades y competencias transversales que han resultado ser un complemento ideal en sus profesiones.

Además de ofrecer formaciones en coaching, la Escuela de Coaching EDPyN ofrece servicios de coaching dirigidos a empresas y negocios que quieran mejorar sus resultados. El objetivo es que, tal como ha explicado Montse Altarriba, consigan agilizar la toma de decisiones, mejorar la comunicación y la cohesión e impulsar la retención del talento.