Comunicados

Demostrar la validez legal de las capturas de pantalla en el ámbito legal con Globátika Lab

Demostrar la validez legal de las capturas de pantalla en el ámbito legal con Globátika Lab

Publicado: 6 de septiembre de 2022 09:19 (GTM+2)

Presentar una captura de pantalla como prueba en un proceso judicial puede ser fundamental para demostrar la inocencia o culpabilidad de una persona.

Los pantallazos son bastante comunes, debido a que los medios electrónicos, redes sociales o equipos móviles son la herramienta de comunicación más usada en la actualidad. En consecuencia, pueden contener información valiosa para la solución del caso.

Sin embargo, es necesario que peritos informáticos acrediten que las pruebas aportadas son auténticas para que tengan validez.

En Globátika Lab, cuentan con un equipo de profesionales cualificados, especialistas en materia informática y de telecomunicaciones, que pueden realizar este trabajo de manera efectiva.

Validez legal de la presentación de capturas de pantalla como prueba judicial

Una captura de pantalla hecha a una web o red social como Instagram, WhatsApp o Twitter puede ser presentada como prueba en un juicio. No obstante, el Tribunal Supremo ha fijado criterios para aceptar la fuerza probatoria de estos pantallazos.

En primero lugar, establece que la prueba de una comunicación bidireccional mediante sistemas de mensajería instantánea debe ser abordada con la máxima cautela. La razón de ello es la posibilidad de que sea una falsificación o manipulación. El tribunal afirma que, debido al anonimato que autorizan estos sistemas y la libre creación de cuentas con una identidad fingida, es posible aparentar una comunicación en la que un único usuario se relaciona consigo mismo.

Por ese motivo, se hace indispensable realizar una prueba pericial informática sobre los documentos aportados para identificar su verdadero origen, la identidad de los interlocutores y, en fin, la integridad de sus contenidos. En el caso contrario, las capturas de pantalla no constituyen una prueba electrónica, sino una prueba indiciaria que fácilmente puede ser impugnada por la parte contraria.

Todo lo que se debe saber sobre los servicios de certificación o impugnación de pruebas digitales

Globátika Lab se compone de un gabinete de peritos informáticos titulados, expertos y en constante formación. Además, cuenta con su propio laboratorio especializado que facilita, por ejemplo, la extracción de datos y análisis de móviles, permitiéndoles realizar una rápida y eficiente gestión en los procedimientos.

Este equipo de profesionales pone a disposición sus servicios para certificar la no manipulación de capturas de pantalla para que puedan ser presentadas con total garantía como prueba en un juicio. También, en el caso contrario, se ocupan de realizar un informe contra pericial que ayude a invalidar las pruebas presentadas en contra, que no han sido correctamente extraídas y/o certificadas.

Las conversaciones de WhatsApp, e-mails, SMS, vídeos, audios o documentos adjuntos pueden ser certificadas por los peritos informáticos de Globátika Lab, disponibles en toda España para ofrecer una atención más personalizada.

Caso de éxito en la manipulación de una conversación de WhatsApp

El gabinete de peritos informáticos ha trabajado recientemente en un caso resuelto con éxito sobre la manipulación de una conversación de WhatsApp que fue presentada en un juicio como prueba sin estar certificada.

La persona que fue acusada contacta con los peritos informáticos de GlobátiKa Lab asegurando que las conversaciones de las que se le acusaban nunca se habían realizado y necesita probar que los pantallazos son falsos.

Para ello, los peritos informáticos analizaron las imágenes y detectaron que solo aparecían los textos de la conversación. No se trataba de una captura completa del dispositivo móvil en el cual apareciese la fecha, hora, compañía de teléfono junto al símbolo de la cobertura, el nombre del contacto, la foto de perfil de la persona y por supuesto toda la conversación en pantalla.

De la misma forma, la imagen que presentaba la acusación tampoco había sido certificada por un perito informático, lo cual demuestra falta de rigor y veracidad en los hechos, que aun así hay que probar.

Para probar la falsedad en los pantallazos los peritos informáticos extrajeron y certificaron todas las conversaciones de WhatsApp del teléfono de su cliente y realizaron el informe pericial. Demostrando, así, lo fácil que es manipular y falsificar conversaciones de WhatsApp y la importancia de certificar siempre las conversaciones en todo proceso judicial.