Comunicados

Laserterapia en clínica de pequeños animales

Laserterapia en clínica de pequeños animales

Publicado: 19 de septiembre de 2022 08:00 (GTM+2)

Con el objetivo de tratar diversas afecciones médicas en animales de compañía, la terapia con láser es una modalidad en expansión. Esta se caracteriza por no ser invasiva ni producir dolor. La laserterapia sirve, entre otras aplicaciones, para acelerar la cicatrización de los tejidos, proporcionar analgesia y reducir inflamaciones.

En el centro médico El Estrecho es posible acceder a este tipo de tratamientos que son de fácil administración. Los médicos veterinarios también recomiendan las aplicaciones de láser para tratar dolores articulares, artrosis, artritis y casos de displasia.

Múltiples beneficios en un solo tratamiento

En los últimos años, la laserterapia se ha convertido en un tratamiento esencial dentro de la medicina veterinaria. Por este motivo, se ha desarrollado una gran producción de estudios científicos para explorar y detallar sus beneficios. De esta manera, ha sido posible hallar que el láser terapéutico es apropiado para tratar condiciones diversas.

Por ejemplo, los científicos han descubierto que el láser sirve para aliviar dolores crónicos y agudos, ya que provoca un efecto de analgesia en los nervios implicados. Además, la energía que proporciona este tipo de terapia aumenta la velocidad de reparación de los tejidos, mejorando la circulación de la sangre, estimulando el sistema inmunitario y reduciendo la inflamación.

Gracias al láser también es posible curar heridas musculares. Para realizar todas estas aplicaciones, los veterinarios consideran el efecto generado a medida que desarrollan el tratamiento. En este sentido, las longitudes de onda óptimas, las intensidades y las dosis aún no se han determinado definitivamente. Por este motivo, es importante contar con el apoyo de profesionales de experiencia como los que trabajan en El Estrecho.

¿Cómo funciona el láser durante una aplicación terapéutica?

El láser terapéutico emite radiación a través de fotones que penetran en los tejidos que es necesario tratar. La profundidad depende de la longitud de onda escogida por el profesional que conduce el tratamiento. De esta manera, las heridas superficiales y las lesiones en las articulaciones se pueden tratar con longitudes de onda más corta, mientras que las aplicaciones en músculos y distintos órganos requieren una longitud de onda mayor.

Por lo general, los láseres de uso terapéutico son de clase III o IV. Esta es una calificación que se otorga en consideración de la potencia que tiene cada equipo. Nuevamente, los de menor poder son más adecuados para el tratamiento de heridas o tejidos superficiales. Si se los emplea en un tratamiento de mayor profundidad es necesario utilizarlos por más tiempo. En el mismo sentido, los láseres que tienen más potencia permiten que los tratamientos sean más cortos.

En el centro veterinario El Estrecho es posible acceder a tratamientos con láser para que los animales de compañía se beneficien de los efectos de analgesia, antiinflamación y todas las demás ventajas que ofrecen este tipo de aplicaciones.