Comunicados

Los pendientes para bebé de El Rubí Joyeros, accesorios que acompañan a las niñas desde su nacimiento

Los pendientes para bebé de El Rubí Joyeros, accesorios que acompañan a las niñas desde su nacimiento

Publicado: 27 de septiembre de 2022 08:00 (GTM+2)

Colocar el primer juego de pendientes bebé es uno de los momentos más significativos para los padres de las niñas.

Según los expertos en joyas, es el inicio de una vida donde los momentos más importantes siempre estarán acompañados por estas joyas.

De hecho, en muchas ocasiones son el primer regalo que reciben las niñas recién nacidas, como un gesto de agradecimiento por venir al mundo. Por eso son piezas muy importantes en sus vidas.

Presentes en momentos cruciales del bebé

Los pendientes para bebé son el acompañamiento ideal para las niñas que justo empiezan sus vidas. Los que más se recomiendan son los llamados pendientes de primera puesta. Estos se caracterizan por ser de una sola pieza, con un enganche que los adhiere al lóbulo de la oreja. Dentro del catálogo de El Rubí Joyeros tienen piezas de estas características que miden de 3 a 4 milímetros.

Uno de los más pedidos son los pendientes para bebé elaborados en oro blanco de primera ley de 18 quilates. La joya está adornada con diamantes y perlas cultivadas, para dar un toque muy tierno a quien la lleve. Para asegurarla a la oreja de la bebé, el diseño incorpora un sistema de tuerca que evita pérdidas accidentales.

En el mismo estilo se encuentra el modelo que, en lugar de una base ovalada como el anterior, tiene una en forma triangular. Nuevamente, el oro blanco, las perlas cultivadas y el brillo de los diamantes se unen para crear una pieza única ideal para regalar. También son joyas muy apropiadas para que las luzcan en un bautizo.

El oro amarillo también es buena opción

En El Rubí Joyeros consideran que el amarillo nunca pasa de moda cuando se trata de joyería. Por eso, en su colección ofrecen un diseño triangular con un diamante en el centro que encaja en estas tendencias. Es una pieza muy ergonómica, sencilla y se asegura con un sistema de tornillo o rosca, dependiendo de lo que prefiera el comprador.

La forma triangular también prevalece en el modelo que combina una base en esa forma geométrica con una perla cultivada blanca. El oro amarillo usado es de 18 quilates, y el diamante que va al centro de la base es de 0,02 quilates. Tiene unas medidas de 4 x 8 milímetros, lo que permite usarlo tanto en una recién nacida como cuando están un poco más crecidas.

Los orfebres de El Rubí Joyeros aseguran que elegir el oro como materia prima en los pendientes para bebés obedece a que causa menos alergias. Además, también cuidan mucho las formas en los diseños, para evitar que se conviertan en elementos molestos a la hora de dormir. Afirman que esto es importante porque al ser de primera puesta deben permanecer en las orejitas el mayor tiempo posible.