Comunicados

¿Por qué la ortodoncia infantil es diferente a la ortodoncia usada en adultos?

¿Por qué la ortodoncia infantil es diferente a la ortodoncia usada en adultos?

Publicado: 13 de octubre de 2022 10:12 (GTM+2)

La salud bucodental es una de las primeras preocupaciones sanitarias de las familias españolas. Y es que tener una dentadura saludable y cuidar de la mordida es esencial para evitar problemas dentales.

Niños y mayores pasan por procesos enfocados a alinear sus dientes, eliminar sobremordidas, corregir el crecimiento de piezas dentales, etc. Cada vez es más habitual ver tanto a pequeños como a adultos que se someten a estos tratamientos. Pero, sin duda, la Ortodoncia infantil es la que mejores resultados ofrece.

Aunque los protocolos y los resultados perseguidos suelen ser los mismos, hay una gran diferencia entre los procesos de ortodoncia para niños y los que se dan en las etapas adultas de la vida.

¿A qué se debe esta diferencia y por qué es interesante pensar en hacer todas las correcciones necesarias en los años de crecimiento? Los responsables de Dental Valcárcel, una Clínica dental en Albacete, responden a esta cuestión.

Aprovechar el crecimiento

Los niños pequeños y los adolescentes se encuentran en un proceso de continuo crecimiento y cambio. «Centrar las ortodoncias en estas etapas es muy inteligente, puesto que se puede aprovechar el cambio que se da en los huesos para guiar el crecimiento y modificarlos más fácilmente», explican los profesionales de la salud bucodental.

Así de sencillo: «Mientras que en los adultos lo que tenemos que hacer es centrar la terapia en corregir los problemas ya generados, en los niños tratamos de prevenir la aparición de los mismos; es un proceso mucho más agradecido e interesante», concluyen desde la clínica manchega.

Por eso, existen cada vez más especialistas centrados en el trabajo en edades tempranas. De este modo, corregir anomalías esqueléticas, estimular el crecimiento para paliar posibles descompensaciones y lograr una sonrisa perfecta y un uso funcional de la dentadura es algo más asequible y rápido.

Los procesos más habituales

Uno de los tipos de ortodoncia más habituales en los niños desde los 4 a los 6 años es la llamada ortodoncia infantil interceptiva. Se aplica en decenas de casos y está relacionada con escenarios de malos hábitos bucodentales.

Problemas que van desde la succión del dedo hasta la respiración oral, pasando por mordidas cruzadas, erupción anormal de los dientes definitivos, degluciones atípicas y otra serie de circunstancias que, intervenidas a tiempo, pueden convertirse en meras anécdotas de la infancia del paciente.

Gracias a un diagnóstico personalizado, con base en el estudio del paciente y en las simulaciones sobre su crecimiento, es posible adelantar las terapias y prevenir cualquier problema en la boca. La inspección en el momento adecuado será imprescindible para seleccionar el aparato más adecuado para cada menor y aplicarlo en etapas iniciales del problema a solucionar.

Por eso, es muy recomendable pautar visitas al dentista desde el momento en el que comienzan a salir los primeros dientes de leche. «En ese momento ya podemos hacer diagnósticos muy certeros sobre el futuro de la boca del niño y, si es preciso, tomar las primeras decisiones para mejorar su dentadura», aseguran los especialistas en ortodoncia infantil de la clínica albaceteña.