Comunicados

Promover el handmade in Spain con el innovador proyecto de la Red Española de Desarrollo Rural | REDR y REDEIA

Promover el handmade in Spain con el innovador proyecto de la Red Española de Desarrollo Rural | REDR y REDEIA

Publicado: 18 de octubre de 2022 17:41 (GTM+2)

"Oficios en ReDR: la emoción de aprender cosas singulares” vincula la artesanía de alta gama con el turismo rural y la moda

El objetivo es dar a conocer las técnicas y productos artesanales tanto a la población en general como a las empresas de moda y decoración interesadas, generar una nueva experiencia turística y modificar la imagen tradicional y conservadora del medio rural que rige en los imaginarios colectivos.

La artesanía contribuye a fijar población y promueve la diversificación laboral en el entorno rural, que representa el 80 % del territorio español, según REDR.

De esta forma, REDR y REDEIA pretenden revertir la “sangría” que está experimentando la producción artesanal en España con una pérdida de € 300 M en los últimos 7 años.

La Red Española de Desarrollo Rural | REDR y REDEIA (antes Red Eléctrica Española | REE) unen esfuerzos para financiar y poner en marcha el innovador Proyecto Piloto Oficios en ReDR: la emoción de aprender cosas singulares”, con el que pretenden promover los oficios artesanos handmade in Spain, convirtiéndolos en un reclamo turístico cara el medio rural para el gran público y despertar, al mismo tiempo, el interés de diseñadores, productores de moda, estilistas, influencers y decoradores para asimilar y entroncar estos productos propios de la alta artesanía española, al mundo de la moda.

“Oficios en ReDR: la emoción de aprender cosas singulares” se pone en marcha, en un inicio, en Extremadura, poniendo el énfasis en alfareros, sombrereras, curtidores, bordadoras y otros artesanos de las comarcas del Valle del Alagón y la Sierra de Gata. Si bien, ha comenzado ya a implementarse en otras comarcas españolas con tradición artesana, como es el caso de Cantabria, con la intención de extenderla, más tarde, al conjunto del territorio español.

Aunque, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona, los movimientos migratorios a municipios rurales han aumentado en España un 20,5 % desde el inicio de la pandemia por Covid-19, la artesanía atraviesa un momento crítico en el país. Desde 2015, la producción artesanal ha perdido € 300 M, con una contracción de su contribución al PIB que ha pasado del 0,65 % al 0,54 % en este período.

De ahí que el objetivo de REDR y REDEIA con este proyecto sea poner en valor los oficios artesanos ancestrales vinculados con los tejidos, la cerámica, el cuero, los bordados, etc. con la triple finalidad de: dar a conocer las técnicas y productos artesanales tanto a la población en general como a las empresas de moda y decoración interesadas, generar una nueva experiencia turística y modificar la imagen tradicional y conservadora del medio rural que rige en los imaginarios colectivos.

La artesanía y los artesanos contribuyen a fijar población y promueven la diversificación laboral en el entorno rural que representa el 85 % del territorio español. Este ha sido, desde el principio, uno de los objetivos de REDR.

María José Murciano, gerente de REDR, manifiesta que “sobrevivir a los tiempos modernos es para un artesano una tarea heroica. La mayoría elaboran sus productos a mano. Invierten en ello muchas horas. El resultado es un producto único. Esto, hoy que vivimos sumidos en la inmediatez, es un lujo que, en ocasiones, se paga caro. Por eso, el interés de REDR en este proyecto es visibilizar y preservar estas técnicas ancestrales que dan lugar a productos singulares y de alta calidad que forman parte de nuestra cultura rural”.

Con todo, la actividad artesanal en España registra, en su conjunto, unos ingresos de € 6.049 M. El país cuenta con 64.000 empresas dedicadas a la artesanía (1,9 % del total del tejido empresarial y un 37,4 % de la industria manufacturera), muchas menos de las que existen en Francia o en Alemania. Por su parte, las empresas artesanas españolas dan trabajo a 213.000 empleados, lo que supone el 1,1 % del total de empleos y un 10,3 % de la industria manufacturera (datos de 2019). 

Para Secundino Caso, presidente de REDR: “La vulnerabilidad del sector contrasta con su potencial de crecimiento. El «hecho a mano en España» por parte de talleres y maestros españoles es un valor añadido clave para numerosas marcas de prestigio nacionales e internacionales y representa una gran oportunidad de crecimiento para nuestro país. Sin embargo, no existe un reconocimiento generalizado de la aportación que tiene la artesanía española en la alta gama. Por eso hemos puesto en marcha este Proyecto Piloto con el ánimo de preservar la sostenibilidad de los territorios rurales y contribuir a alcanzar los objetivos que marca la Agenda 2030”.