Comunicados

Los diferentes apoyos que requieren los distintos grados de autismo

Los diferentes apoyos que requieren los distintos grados de autismo

Publicado: 26 de octubre de 2022 08:00 (GTM+2)

Tener un hijo o hija autista es una situación que debe abordarse de forma adecuada, puesto que, de lo contrario, puede distorsionar las dinámicas familiares.

Diferentes investigaciones han determinado retos importantes para los miembros del entorno cercano de una persona autista, por eso se requiere todo el apoyo posible.

Sobre este tema y las repercusiones dentro del entorno familiar habla la experta Jessica Davó García, directora de la plataforma Tu Psicóloga Sanitaria. Ella profundiza sobre los desafíos que se imponen dentro del núcleo familiar en función de los diferentes grados de autismo. Adelanta que, en cualquier caso, el apoyo profesional es imprescindible para proporcionar la ayuda adecuada.

¿Qué impacto tienen los diferentes grados de autismo?

La Doctora Jessica Davó García es graduada en Educación Infantil y Psicología. Gracias a sus investigaciones y experiencia profesional, está bien familiarizada con los diferentes niveles del trastorno del espectro autista (TEA). Por eso, puede aclarar que no todos los niños con esta condición tienen los mismos síntomas, ya que estos dependerán de los grados de autismo.

Davó García explica que existen 3 grados de autismo, que, en ocasiones, son difíciles de diferenciar. En el Grado 1, el paciente no suele dar muchas señales de variaciones emocionales. Esto lo hace muy difícil de detectar, por lo que padres y adultos responsables deben estar muy atentos. Por lo general, se diagnostica cuando el infante no desarrolla el lenguaje y tiende a tener una mirada aislada.

La especialista de Tu Psicóloga Sanitaria dice que en estos casos los niños pueden responder de forma atípica a las personas que desean interactuar con ellos. Suelen tener algunas dificultades para relacionarse socialmente. En este grado, los pequeños desarrollan de manera importante la inteligencia y la memoria, pero les cuesta adaptarse a los cambios del entorno.

Ayuda notable o muy notable

En los grados 2 y 3, la necesidad de ayuda para el niño y su familia es notable o muy notable, según esta psicóloga infantil. En el Grado 2, los síntomas suelen aparecer entre el primer y el segundo año de vida. A estos niños les cuesta comunicarse con las personas de su entorno utilizando el lenguaje y evitan establecer comunicación con la mirada.

Presentan conductas repetitivas y exageradas con respecto a gestos, tienen dificultades para adaptarse a los cambios y les cuesta realizar movimientos que requieran coordinación. No obstante, desde Tu Psicóloga Sanitaria destacan que con ayuda terapéutica pueden desarrollar algunas destrezas y ser autónomos para ciertas actividades. Tienden a ser personas ensimismadas, por lo que prefieren la autoestimulación a la terapia externa.

Finalmente, en el Grado 3 del TEA, los infantes presentan serias limitaciones para comunicarse utilizando lenguaje hablado o gestual. En estos casos, los niños solo se comunican lo indispensable para manifestar una necesidad y lo hacen gesticulando palabras que a veces resultan incomprensibles. Tienen un abanico muy corto de movimientos, los cuales suelen ser repetitivos. Por esta razón, dice la experta, este grado de autismo presenta una necesidad de ayuda muy notable. A través de diversas terapias, Tu Psicóloga Sanitaria puede proporcionar a las familias y niños las herramientas necesarias para gestionar estas situaciones.