Comunicados

Entrevista a María José Castro, una vida dedicada a la empresa Embutidos Castro

Entrevista a María José Castro, una vida dedicada a la empresa Embutidos Castro

Publicado: 7 de noviembre de 2022 13:16 (GTM+2)

Los embutidos son populares en España por la tradición de producción nacional con que cuentan estos artículos. Dentro de la amplia diversidad de empresas que se dedican a su producción destaca Embutidos Castro, una empresa familiar con una larga trayectoria que dispone de una gran y variada oferta. Liderada por María José Castro y su hermano, esta compañía destaca por la seguridad, la alta calidad y los precios competitivos.

Embutidos Castro es una empresa marcada por la tradición. ¿Cómo surge el negocio familiar y cómo ha evolucionado?

Con 18 años mi padre emigró a Alemania y aprendió todo lo que necesitaba saber para este negocio y, cuando volvió, decidió montar su negocio con un socio. Cuando terminó esta relación, comenzó junto con mi madre esta andadura juntos a nivel comarcal y fueron creciendo poco a poco con mucha tenacidad y lucha. Después, nos fuimos incorporando mi hermano y yo.

De esta manera, llevamos trabajando en este negocio como quien dice desde que nos salieron los dientes. En la actualidad, hemos incorporado varios productos y nuevas tecnologías.

Llevas dedicando toda la vida a la compañía. ¿Qué retos has tenido que superar?

Como os he comentado, desde muy jovencita tuve que coger las riendas junto a mi hermano sin apenas saber del negocio. Siempre he sido muy emprendedora, con ganas y con esfuerzo todo se puede. Mi padre enfermó con 65 años, por lo que tuvimos que sacar el negocio adelante con apenas 21 años. Imagínate una niña con 21 años en un negocio prácticamente de hombres. Mi hermano tomó las riendas de la producción y yo la de ventas. Hemos sufrido de todo, pero el reto más doloroso que tuve que superar fue el nacimiento de mi primera hija y, a los dos meses de nacer, la muerte de mi madre después de 9 meses de complicada enfermedad, con mi padre también enfermo. Conservar el equilibrio entre el acompañamiento en la enfermedad de mis padres y la dirección de la empresa ha sido un reto para mí y para mi hermano. 

Los horarios interminables son una realidad cuando tienes un negocio, pero he aprendido que no hay nada perfecto, que las empresas son seres vivos y que cada día trae sus problemas, creo que eso es la vida y que siempre hay retos por enfrentar. Y que con perseverancia y resiliencia todo se puede lograr.

¿Qué mejoras e innovaciones se han conseguido a partir de tu gerencia?

Conseguir superar las etapas iniciales, las crisis económicas e ir creciendo cada día en lo profesional y personal. Gracias a mi fuerza interior, no decaer en los peores momentos. Nos lanzamos a nivel nacional, introducimos nuevos productos y tecnología, el principal valor de nuestro equipo se define en una palabra: compromiso, ya sea con nuestros consumidores, proveedores y, sobre todo, con la calidad.

¿Cuáles consideras que son los aspectos diferenciales de la empresa?

Somos una empresa familiar que, como comprenderás, no podemos competir con los grandes y nos diferenciamos por nuestra autenticidad, el compromiso que ponemos en nuestras fabricaciones para darles a nuestros clientes los mejores productos. Nuestras reglas de oro son la seguridad alimentaria, ya que realizamos controles minuciosos durante todo el proceso productivo.

La segunda regla es la calidad continua y garantizar la misma calidad en cada producto. Además, la empresa también cuenta con un servicio efectivo porque cubre un surtido diverso de productos y el precio justo, ya que garantiza la mejor relación calidad-precio.

Además, somos de Tomelloso, un pueblo de gente emprendedora de Castilla la Mancha y quería mencionarlo, ya que aquí he vivido los mejores años de mi vida.

¿La compañía se ha visto afectado por los recientes problemas relacionados con las huelgas de transporte?

Al ser una empresa pequeña, hemos tenido problemas de servicio de nuestros proveedores. No nos llegaban los camiones, pero lo fuimos solucionando de la mejor manera posible para no fallar a nuestros clientes.  

¿La pandemia ha tenido también impacto?

La pandemia ha sido un reto muy complicado de superar que todavía lo estamos notando. Llevamos unos años muy complicados y nos va a costar salir, pero yo siempre miro el lado positivo de las cosas y creo que podremos salir adelante con los proyectos que tenemos en marcha.

¿Cuáles son los objetivos de futuro de la empresa?

Mis objetivos profesionales son seguir trabajando en el crecimiento y lanzarnos a nivel internacional, ya que comenzamos este proyecto unos meses antes de comenzar la pandemia y todo se vino abajo. Pero creo en ello y, en estos momentos, seguimos con este proyecto ilusionados y con ganas.

Mi objetivo diario es consolidar un equipo de trabajo de profesionales que disfrutemos de lo que hacemos y que intentamos cada día hacerlo un poquito mejor, porque así es como nos gusta trabajar.

Con una visión innovada y la voluntad de seguir creciendo, Embutidos Castro tiene como propósito consolidarse como una referencia, sin perder de vista su mayor motivación, los clientes.