Comunicados

Cómo actuar si sangras después de la extracción de una muela

Cómo actuar si sangras después de la extracción de una muela

Publicado: 8 de noviembre de 2022 09:54 (GTM+2)

Después de una extracción es normal estar pendientes de la zona. De repente, nos damos cuenta de que después de volver del odontólogo empezamos a sangrar y nos preocupamos. Sin embargo, en la mayoría de casos, basta con un par de consejos para que frene el sangrado. Si aun así no deja sangrar, un buen sitio al que acudir es al dentista Sevilla donde te ayudarán con este y otros muchos problemas.

¿Qué hacer si hay sangrado después de la extracción?

Mantener la calma

Lo primero de todo es no ponerse más nervioso y mantener la calma. El sangrado tras la extracción de muelas es común, por lo que no hay que preocuparse. Estresarse más solo empeorará la situación y provocará un mayor sangrado.

Morder una gasa fuertemente

Lo ideal es morder la gasa que previamente ha colocado el dentista en esa zona. Si han pasado unos treinta minutos y la hemorragia continua, hay que cambiar la gasa y doblarla lo suficiente para poder morder con fuerza. Este cambio de gasa deberá realizarse aproximadamente cada media hora hasta que el sangrado pare. También resulta útil emplear una bolsa de té húmeda, ya que este producto favorece la coagulación de la zona.

Aplicar frío local

Para el dolor y el sangrado, puede ser muy beneficioso aplicar una bolsa de hielos en la zona para aliviar el dolor y detener la hemorragia. Con mantenerla entre unos 10 y 15 minutos, ayudará a que te sientas mejor.

¿Qué puede provocar ese sangrado?

El consumo de alcohol y tabaco

El alcohol retrasa la cicatrización de la zona, mientras que el tabaco puede provocar que el coágulo formado en esa cavidad bucal se caiga y volvamos a sangrar de nuevo. Por lo tanto, puede ser uno de los factores por los que estemos sangrando.

Enjuagarse la boca

Aunque es verdad que en la higiene bucal la parte del enjuagado bucal es importante, es posible que este sea el motivo por el que la hemorragia no cese. Al enjuagar y escupir, lo que provocamos es que el coágulo de sangre se caiga, volviendo instantáneamente a sangrar en la zona.

¿Y si no para de sangrar en ningún momento?

En la gran mayoría de casos esto es prácticamente imposible que ocurra, pero a veces con medicación anticoagulante puede ocurrir, especialmente si no se ha preguntado previamente al paciente sobre esta cuestión.

Lo mejor es acudir al dentista para que te prescriban un medicamento que te ayude a coagular esa zona. En las clínicas dentales Sevilla, encontrarás profesionales que te ayudarán con tu problema y te calmarán.

Si no fuese posible acudir a tu dentista de confianza, entonces habría que ir a un centro de urgencias para que te puedan prescribir ese fármaco y así solucionar el problema.

Por eso, lo más importante es mantener la zona presionada, evitar hurgar y prestar atención continua al orificio bucal, así como tener ciertos cuidados posteriores. Además, es mejor acudir a centros odontológicos especializados como es el caso de Dental Company para evitar complicaciones en cualquier proceso bucal al que debas someterte.