Comunicados

Los 5 beneficios que te aporta usar un cojín de lactancia

Los 5 beneficios que te aporta usar un cojín de lactancia

Publicado: 8 de noviembre de 2022 09:55 (GTM+2)

De sobra son conocidos los infinitos beneficios que ofrece la lactancia materna para el desarrollo de los bebés. Es así como conseguimos que, desde recién nacidos, su alimentación sea la correcta, recibiendo todo el aporte vitamínico y nutricional que necesitan para un óptimo desarrollo. Sin olvidar, por supuesto, el vínculo emocional que se transmite, consolidándose más allá del creado en el vientre materno.

Conscientes de ello, y también de las necesidades y preocupaciones a las que se enfrentan las madres modernas, desde Nait Nait no dejan de evolucionar para ofrecer los mejores productos para mamás y bebés en los que ambos se sientan cómodos y seguros, como bien pueden ser los cojines de lactancia que podrás encontrar en https://naitnait.com/cojines-lactancia/. Pero ¿sabes realmente para qué sirve un cojín de lactancia y los beneficios que te ofrece?

5 razones para usar el cojín de lactancia

La maternidad es una de esas etapas que se vuelven inolvidables en nuestra vida. Toda ella está plagada de experiencias novedosas y emocionantes, pero también de situaciones que nos pueden provocar cierta angustia o desazón. Especialmente para las madres primerizas. De ahí que se necesite contar con una ayuda extra, no tanto en apoyo humano, que también es necesario, sino también en enseres que aporten un plus de comodidad y seguridad, tanto para el bebé como para la madre.

Este es el caso de los cojines de lactancia que puedes encontrar en Nait Nait Sevilla. Pero ¿cuáles son los beneficios que nos aportan? Aunque la lista podría ser mucho más extensa, hemos destacado aquellas razones que, seguro, te van a convencer.

1. Comodidad para ambos

Una vez el bebé ha nacido, todavía son muchas las molestias que se padecen, mucho más si has tenido alguna complicación en el parto. Encontrar la postura correcta para amamantar al bebé, a menudo se convierte en una auténtica odisea. Con el cojín de lactancia, te lo podrás ajustar a tu comodidad. De esta forma, encontrarás la postura idónea para que tu cuerpo no sufra, evitando sobrecargas, especialmente en la zona lumbar y cuello. Tu relajación será un beneficio más para tu bebé que también estará cómodo y alimentándose felizmente.

2. Ideal para alimentar gemelos

Cuando el parto ha sido doble, el momento de la alimentación se complica. Sin embargo, gracias a los cojines de lactancia se pueden alimentar ambos de manera simultánea, ahorrando llantos y tiempo. De esta forma tendrás más tiempo para el descanso.

3. Muy útil para bebés prematuros

Cuando los bebés han nacido antes de tiempo, amamantarlos no siempre es una tarea fácil. Su reducido tamaño hace que no lleguen al regazo de la madre, por lo que hay que mantenerlo en vilo. A pesar de que su peso no es excesivo, la tensión puede generar distintos problemas musculares en la madre. De ahí que el cojín sea la mejor solución, además para garantizar una buena postura en el bebé.

4. Sujetar al bebé más allá de la lactancia

Estos cojines suelen tener muchos más usos además del momento del amamantamiento. Muchas embarazadas los compran antes de dar a luz para adoptar una buena postura durante el sueño. Una vez el bebé ha nacido también se usa como reductor de cuna para que el pequeño esté protegido o como apoyo para cuando empieza a sentarse.

5. Mejor recuperación tras la cesárea

Después de la cesárea, la zona del vientre se vuelve extremadamente delicada. Por eso, amamantar se puede convertir en una experiencia no muy agradable. Con el cojín de lactancia, se alivia esa presión en el abdomen, ayudando a una mejor cicatrización en la herida y, por supuesto, a evitar dolores y molestias.

Ya ves como todo son ventajas al sentirte acompañada por un cojín de lactancia. Sin embargo, es necesario saber elegir los más adecuados. Aquellos que aporten comodidad, tanto para el bebé como para la mamá, que además estén fabricados con materiales de primera calidad. Es mucho mejor optar por modelos cuyas fundas se pueden quitar y lavar. El cojín de lactancia es una inversión a la que sacaréis mucho partido, no lo dudes.