Comunicados

La Clínica Dermatológica De Felipe ofrece tratamientos efectivos para la rosácea

La Clínica Dermatológica De Felipe ofrece tratamientos efectivos para la rosácea

Publicado: 14 de noviembre de 2022 13:04 (GTM+2)

Una condición de la piel por la que aparecen rojeces en las mejillas y la nariz, la piel se irrita con facilidad es la rosácea. En un momento de la evolución, comienzan a aparecer granitos parecidos a los del acne: la piel va cambiando de aspecto con los años, se vuelve roja, el poro dilatado y el cutis muy sensible. En este caso, se debe acudir a un médico especialista en el área que lleve a cabo el diagnóstico e inicie el tratamiento adecuado.

La Clínica Dermatológica De Felipe está especializada en diagnosticar y tratar este problema, mucho más frecuente de lo que se piensa, ya que el Doctor De Felipe comenzó utilizando la tecnología láser para el tratamiento de la rosácea en 1994, en la Clinica Universidad de Navarra. La Clinica De Felipe cuenta con mucha más tecnología hoy en día y profesionales preparados para aplicar los distintos tipos de tratamientos para la rosácea.

Cuáles son los tratamientos para la rosácea de la Clínica Dermatológica De Felipe

Para realizar un tratamiento efectivo de la rosácea, además de conocer el tipo de afección, es indispensable conocer lo que se llama la patogenia o procesos que conducen a la aparición de la misma. En medicina, se desconoce muchas veces la causa original de una enfermedad o condición cutánea como en este caso, pero se conocen muchos detalles de cómo se llega a desarrollar y los procesos que están alterados, a esto se le llama la patogenia. En el caso de la rosácea, se puede decir que la causa es genética y posteriormente se añaden factores agravantes como la sequedad del ambiente, ciertos alimentos, el sol o sustancias que irritan la piel.

Existen 4 causas principales que desencadenan la rosácea: la primera es la alta producción de sebo, la cual genera mayor acidez en la piel. El exceso de sebo hace que la superficie de la piel sea más ácida y, esto, en consecuencia, irrita la epidermis, produce sequedad y descamación y hace que la piel sea muy sensible y no tolere bien la mayor parte de la cosmética. Para resolver esto, la Clínica De Felipe realiza sesiones de láser vascular o IPL, que al calentar la piel, elimina los pequeños capilares y reduce la producción sebácea, corrigiendo la acidez de la piel. Se deben realizar varias sesiones de IPL, más a menudo al principio y más distanciadas una de otra a medida que va mejorando la piel. Las personas con rosácea deben realizar un mantenimiento a lo largo de los años con sesiones de láser vascular o IPL tres o cuatro veces al año.

La sensibilidad de la piel debido a su pequeño espesor es otra de las causas. La piel en la rosácea no solo es más ácida, sino que es más delgada y se irrita con más facilidad. Para reforzar el espesor, se realiza microdermoabrasión, por la que se absorben las células muertas, se refuerza y engrosa la epidermis y se reduce la seborrea y la acidez de la superficie. Este tratamiento ayuda a tener una piel más luminosa, producir más colágeno y elastina y reducir la dilatación de poros.

La labilidad vascular es la tercera causa de la rosácea, tratada con un procedimiento de láser vascular del tipo IPL que permite eliminar los pequeños vasos dilatados de la dermis. Este es un tratamiento que también se emplea para reducir la fabricación de sebo.

La infección por el Demodex es la cuarta causa de rosácea. Ocurre en un momento de la evolución de la rosácea.

Uno de los tratamientos más eficaces es la terapia fotobiológica, que mata el parásito Demodex. La terapia, en conjunto con algunos antibióticos recetados ayuda a regenerar la piel, eliminar las células muertas y la infección en las zonas sebáceas.

En la Clínica De Felipe, realizan estos procedimientos con equipos de alta tecnología y el precio es muy asequible.

La clínica dermatológica De Felipe está situada en el centro de Barcelona, Madrid y Londres y ofrece una de las soluciones profesionales más completas y efectivas para el tratamiento de la rosácea.