Comunicados

En qué consiste el electromiografía de superficie en pacientes con trastornos tempomandibulares

En qué consiste el electromiografía de superficie en pacientes con trastornos tempomandibulares

Publicado: 15 de noviembre de 2022 08:00 (GTM+2)

Los trastornos temporomandibulares (TTM) presentan una alta prevalencia en España, donde alrededor de 3 millones de personas sufren estos desórdenes.

Sus síntomas son muy diversos, dolor en la cara o en la mandíbula, limitación de la apertura de la boca, dolor de cabeza, dificultad para realizar la deglución (tragar), fatiga durante la masticación, la sensación de presión y zumbidos en los oídos, dolor cervical, mareos o inestabilidad, síntomas vegetativos (picor en los ojos, sensación de sequedad o de lagrimeo excesivo). Molestias que influyen negativamente en la calidad de vida de los afectados.

El tratamiento para esta patología varía de forma considerable de acuerdo a su causa. Por ello, la electromiografía de superficie (EMGS) se presenta como una herramienta útil para el diagnóstico. Este examen permite analizar la actividad muscular y ayuda a comprender el papel de determinados músculos, tanto en reposo como en movimiento. Además, ha demostrado tener éxito en la prevención de trastornos de la articulación temporomandibular, así como en la mejoría de la tonicidad muscular.

Este equipamiento y prueba lo tienen muy pocas clínicas, entre ellas, FISIOATM. En este centro de fisioterapia, además, cuentan con especialistas en disfunciones temporomandibulares, entre ellas Irene Catalán. Irene es fisioterapeuta con una amplia formación en desórdenes musculares y electromiografía. Compagina su trabajo en consulta, siendo profesora asociada en la universidad Miguel Hernández de Elche impartiendo clase a los futuros fisioterapeutas. 

En qué consiste la electromiografía de superficie

La articulación temporomandibular funciona como una bisagra deslizante que conecta la mandíbula al cráneo. Se encuentra una a cada lado de la mandíbula. Una de las posibles causas de que la biomecánica de la articulación no sea la correcta puede ser que el equilibrio de la musculatura de apertura y de cierre no sea la correcta, y esto a su vez pueda provocar dolor en la articulación de la mandíbula y en los músculos que controlan el movimiento de la misma.

La electromiografía de superficie es una herramienta que permite obtener datos objetivos acerca de la actividad muscular de las fibras de cada uno de los músculos que se analizan. Gracias a ella, se puede ir un paso por delante a la hora de valorar objetivamente cuál es la actividad muscular y como es el patrón de movimiento de la boca. Solo con la observación no se puede obtener, por ejemplo, si la musculatura del lado derecho es igual de eficaz a la hora de masticar un trozo de carne que la del lado izquierdo. 

Si un músculo pierde eficacia, entra en fatiga antes, y está más predispuesto a sufrir diferentes disfunciones: punto gatillo miofasciales, tensión muscular, dolor…

La aplicación es muy sencilla e indolora, ya que se realiza con electrodos adhesivos, nada de agujas y muy poco invasiva. Estos electrodos recogen la información eléctrica del músculo mientras se lleva a cabo un gesto, abrir la boca, por ejemplo, y esa información es recogida por unos sensores y volcados a un software donde, los fisioterapeutas especializados son los encargados de analizar los datos y poder plantear un plan de tratamiento. 

Por último, se va a destacar la importantísima utilidad de la EMGS como feedback con el paciente. Cuando se enseña a un paciente un ejercicio de reeducación miofuncional, él está viendo en tiempo real qué acción debe realizar para activar realmente el músculo que le estamos solicitando. 

FISIOATM dispone de fisioterapeutas especialistas en trastorno temporomandibular

FISIOATM es un centro de fisioterapia especializado en problemas de disfunción cráneo-mandibular y dolor cráneo-facial. Trabajan en colaboración con odontólogos, cirujanos, otorrinolaringólogos y otros profesionales de la salud. El objetivo de esto es tener un buen desarrollo de los tratamientos fisioterapéuticos aplicados a sus pacientes, teniendo en cuenta todas las causas y estando en contacto con todos los profesionales que puedan ayudarle, en resumen, realizar un diagnóstico y tratamiento lo más completo posible. 

Cuentan con un equipo de profesionales de la fisioterapia especializados en diferentes áreas. Este es dirigido por Marta Zorrilla García, quien es especialista en trastorno temporomandibular y dolor orofacial.

Para diagnosticar y tratar los desórdenes temporomandibulares, además de la terapia manual, emplean técnicas de vanguardia disponibles en pocas clínicas del país, como es la electromiografía de superficie.