27 de enero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Por qué hay que prestar atención a la Intolerancia a esfuerzos?, por Juan Carlos Portugal

¿Por qué hay que prestar atención a la Intolerancia a esfuerzos?, por Juan Carlos Portugal

Victor Barco - 5 de diciembre de 2022

La intolerancia a esfuerzos es una señal muy clara de que existe algún problema de salud cardiovascular.

En personas de todas las edades puede manifestarse como una sensación desagradable que lleva a rechazar actividades como la práctica deportiva. Esta intolerancia a esfuerzos se manifiesta en adultos como taquicardias a bajos esfuerzos o incluso al reposo y pulso acelerado persistentemente tras el esfuerzo.

El cardiólogo Juan Carlos Portugal ofrece consultas para diagnosticar, prevenir y tratar patologías que, según su enfoque, pueden ser tratadas evitando el sedentarismo, la mala alimentación y el exceso de algunas sustancias como la sal y los carbohidratos refinados.

La intolerancia a esfuerzos ha hecho aumentar las consultas

El doctor Portugal considera que “el auge de los patinetes eléctricos, y el sedentarismo potenciado por la pandemia (consecuencia del teletrabajo) han contribuido a aumentar estos casos". El exceso de reposo o la falta de movimiento pueden desencadenar una pérdida de eficiencia cardíaca, ocasionando que el corazón lata más deprisa sin permitirle llenarse adecuadamente. Para detectar el nivel de tolerancia a los esfuerzos el especialista realiza pruebas de esfuerzo y especialmente el test VO2 Max o de consumo de oxígeno, capaz de analizar las capacidades de esfuerzo del paciente. Este análisis permite conocer las zonas de entrenamiento adecuadas para que cada paciente pueda desarrollar sus capacidades.

La prueba de esfuerzo dura entre 8 y 12 minutos, inicia con el paciente en reposo y se consigue un esfuerzo progresivo en bicicleta estática o en tapiz rodante hasta alcanzar el agotamiento. La medición de los parámetros basales se realizará aumentando la carga de trabajo de manera lineal y progresiva. Cada test responde a un protocolo que se personaliza de acuerdo con las características de cada paciente, de tal manera que tanto los muy sedentarios con problemas al esfuerzo como los grandes deportistas puedan llegar a su máximo desarrollo.

Este análisis de las capacidades de esfuerzo dará datos sobre la capacidad de esfuerzo total, la capacidad de resistencia aeróbica, la capacidad para compensar la fatiga y las zonas de entrenamiento por frecuencia cardíaca. Además, en el caso de los deportistas se obtendrán otros parámetros más específicos como las zonas de competición para planificar pruebas deportivas, la Zona FAT Max (donde se produce la mayor producción de energía a partir de las grasas para competiciones de ultradistancia), la cantidad de energía requerida en cada zona de esfuerzo y los gramos de carbohidratos, grasas y proteínas que se gastan en cada rango de intensidad para producir energía con lo cual se puede analizar la eficiencia y planificar entrenamientos para mejorar eficiencia y rendimiento.

Programa de entrenamiento

Cuando el doctor Portugal finaliza las pruebas, prepara un programa de entrenamiento individualizado dirigido a revertir la intolerancia a esfuerzos. Siempre y cuando el paciente tenga voluntad y pueda dedicar tiempo a sus entrenamientos que consistirán en sesiones de 1 hora 3 veces por semana será posible revertir esta situación. Durante 8 semanas, se realizará un programa que consistirá en diferentes etapas partiendo de la mejora de la eficiencia cardíaca, luego mejorar la capacidad de base o de recuperación y finalmente realizar sesiones para mejorar nuestra capacidad de esfuerzo.

Al valorar el riesgo de un paciente cuando realiza esfuerzos, el doctor Juan Carlos Portugal podrá analizar la presencia de posibles patologías, no solo cardíacas, sino también respiratorias. Así es como ha ayudado a cientos de pacientes a prevenir y tratar diferentes enfermedades y mejorar su calidad de vida.