27 de enero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

9 buenas razones para regalar lectura a los niños

9 buenas razones para regalar lectura a los niños

Victor Barco - 14 de diciembre de 2022

La regla de los cuatro regalos es una pauta que se suele aplicar en Navidad, cumpleaños o en otra fecha señalada en la que los niños reciben enormes cantidades de regalos. Y es que, en muchas ocasiones, el volumen de obsequios es tal que los niños abren los paquetes e inmediatamente los dejan apartados e incluso dejan de dar valor al hecho de recibir regalos. Muchos de los juguetes quedan olvidados días después en un rincón y jamás vuelven a jugar con ellos.

Para revertir esta actitud de los niños hacia los regalos, psicólogos y educadores proponen seguir la regla de los cuatro regalos. Se basa en elegirlos siguiendo estas cuatro ideas:

Algo que pueda usar.

Algo que deseen.

Algo que necesiten.

Algo para leer.

Este último punto es fundamental, por eso es determinante detenerse sobre él para contar por qué es tan importante regalar lecturas a los niños, no solo en fechas señaladas, sino de forma habitual.

9 Motivos muy importantes para regalar lecturas a los niños

Cuando se hace la lista de regalos de cumpleaños o la de los Reyes Magos, ¿las personas apuntan también alguna lectura? Si no es así, es hora de cambiar esta costumbre porque un libro no solo es para siempre, sino que es un obsequio que aporta mucho más en la infancia que todos los juguetes juntos. Estos son sus beneficios:

Regalar lecturas siempre es un acierto

Si la persona tiene claro qué tipo de lectura le gusta a su hijo, regalando un libro, siempre acertará. Puede que inicialmente le llame la atención más ese juguete que había pedido, pero el libro, el cuento, la revista o el cómic siempre estará esperándole en su rincón de lectura para disfrutar de un maravilloso rato.

Un libro enriquece más que un juguete

Un juguete puede aportar muchos momentos de diversión, pero si hablamos de aprender, de estimular la imaginación, de fomentar la creatividad, de mejorar la lectoescritura o de adquirir conocimientos, una lectura no tiene comparación alguna. El libro aporta mucho más a la educación de un hijo, por lo tanto, es importantísimo regalar uno, sea cual sea la edad del niño.

Leer estimula la inteligencia de nuestros hijos

Leer ayuda a los niños a absorber mucha y muy variada información casi sin darse cuenta. La lectura les ayuda a aprender datos que quedarán fijados en su memoria de forma sencilla. Además, a través de la lectura diaria, el vocabulario de los niños crece y mejora día a día.

La lectura promueve la empatía

A través de las historias, los pequeños lectores aprenden a ponerse en el lugar de los demás. Los libros, revistas o cuentos infantiles permiten conocer diversas formas de vida, costumbres y hábitos.

La lectura fomenta la concentración

La lectura promueve la capacidad de concentrarse en algo durante más tiempo. Y es que, cuando un niño está leyendo, ha de concentrarse en una historia durante un largo período.

Los libros son grandes amigos

Puede que los hijos olviden cuáles han sido los regalos que recibieron por su cumpleaños o en las últimas navidades, muchos de ellos ni siquiera captaron su atención. Sin embargo, una lectura que sea de su interés le acompañará siempre, querrá leerla una y otra vez y, cuando sea mayor, se acordará de aquellos relatos e historias de su infancia con cariño y nostalgia.

La lectura mejora los resultados académicos de los niños y niñas

La lectura de forma habitual es fundamental para mejorar las capacidades de comunicación y lingüísticas de los niños, para mejorar su razonamiento y su pensamiento, para fijar las reglas de ortografía, así como la expresión oral y escrita o para practicar la comprensión lectora. Todas estas habilidades son importantísimas en la etapa escolar y ayudarán a mejorar el rendimiento académico de los niños y niñas.

La lectura fomenta el vínculo entre padres e hijos

No hay que esperar a regalar lecturas a los niños en ese momento en el que ya saben leer, porque un libro es un instrumento mágico que une a padres y a hijos desde la etapa de la prelectura. Los momentos de lectura juntos son muy gratificantes y están llenos de afectividad. Se pueden reservar unos minutos cada día para abrir las páginas de un libro, enseñar a los niños la magia que encierra y volar juntos por ese mundo de fantasía que transmiten los libros.

Los libros pueden leerse una y otra vez

Cuando un niño cierra la última página de un libro, no significa que la lectura haya terminado. De hecho, si la historia realmente le atrapa, ese libro será disfrutado una y otra vez.

La lectura fomenta la creatividad y la imaginación de los más pequeños

El uso de las revistas de Bayard para el fomento de la lectura infantil.

Suscribir a los hijos a una revista infantil mensual que llega a casa cada mes con nuevas aventuras puede ser la herramienta perfecta para aficionarle a la lectura de forma continua. Las revistas de Bayard tratan de hacer que leer se convierta en una afición y no en una obligación para los niños y jóvenes.

La facilidad en la lectura de sus textos, que incluyen un lenguaje sencillo y fluido, simplifica la tarea de los padres para aficionar a sus hijos a leer. Su contenido es muy entretenido y divertido, lo que permite captar la atención de los pequeños lectores desde el primer momento y mantener su interés.

Si se desea conocer el método de Bayard Revistas para crear el gusto por la lectura en la infancia, se deben descubrir ahora las revistas educativas infantiles más leídas en Europa con una oferta única y hazle un regalo de Navidad y un regalo para toda la vida.