05 de febrero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Una mala praxis médica puede derivar en una demanda por negligencia

Una mala praxis médica puede derivar en una demanda por negligencia

Miguel Ángel Olimpo - 23 de diciembre de 2022

Los pacientes tienen garantizados sus derechos de reclamar una indemnización si algún médico o sanitario comete fallos flagrantes.

Las causas de mala praxis médicas pueden ser muchas, y todas esas son las razones que pueden derivar a un paciente a la consulta de un abogado, para que proteja sus derechos y solicite una indemnización. Como vemos continuamente en los medios de comunicación, el alto crecimiento de la demanda de tratamientos estéticos ha llevado a médicos que no son de la rama a facilitar operaciones que han tenido nefastos resultados, a veces, incluso han causado la muerte del paciente. Todos estos hechos han facilitado que los expertos juristas hayan encontrado una rama de especialización en esta materia.  

Así pues, cuando un paciente sienta haber sido víctima de una negligencia médica, puede acudir a despachos de reconocido prestigio como el de Bley Abogados, con el deseo de salvaguardar sus intereses y pedir la correspondiente indemnización que corresponda en cada caso. El hecho de contactar con un bufete como el de Bley Abogados, garantizará que los profesionales que vayan a atender al demandante, poseen un vasto conocimiento sobre todo del marco jurídico de la rama de sanidad y, por supuesto, el de atención al paciente y usuario. 

Ocurre que, en muchas ocasiones, los clientes de estos abogados expertos en negligencias médicas precisan el servicio extra de peritos judiciales, médicos y procuradores; por ello, tal y como ocurre con el despacho de Bley Abogados, es vital que tengan en su haber una buena agenda de profesionales, que cuenten con una dilatada experiencia laboral y que tengan como objetivo único hacer valer los intereses de los clientes que contratan el servicio jurídico integral del despacho. Gracias a ello se podrá garantizar el acceso a una sanidad más segura. 

En otro orden de asuntos, los pacientes que acaban decantándose por defender su indemnización correspondiente, han de saber que un buen despacho de abogado es aquel que evita caminos judiciales engorrosos, por tanto, deben decantarse por profesionales que alivien el proceso, y cuyo fin sea el de garantizar la cuantía final a recibir con objeto de resarcir los daños causados por la mala práctica del profesional médico correspondiente. 

¿Cuándo poner una demanda por negligencia médica?

Antes de iniciar cualquier procedimiento al respecto, lo mejor es contar con una buena asesoría. Según cómo, dónde y quién haya cometido la negligencia, el procedimiento será por una u otra vía, ya sea penal, administrativa o civil. Por eso, un buen abogado experto en esta materia jurídica asesorará siempre en el mejor sentido.  

En primer lugar, apostar siempre por la conciliación

Los buenos abogados, siempre que un cliente pueda llegar a término con el demandado en un buen acuerdo, evitará tener que ir a juicio, es decir, agotar todas las vías de conciliación es lo más sensato. Sin embargo, si no surte efecto, deberá proceder de manera formal a presentar la demanda que corresponda. Pero incluso habiéndose iniciado el proceso, ocurre que el equipo de abogados será capaz de llegar a acuerdos extrajudiciales que puedan paralizar el trauma de un juicio, lo que tendrá menos costes, y en el acuerdo, ambas partes, habrán tenido la capacidad de pronunciarse, por lo que es muy aconsejable. 

Algunos acuerdos importantes

Por regla general, las compañías de seguros saben que en caso de ir a juicio, esto tendrá peores resultados que llegando a un mutuo acuerdo, de ahí que se consigan cerrar muchos de estos procesos con un acuerdo entre las partes. No obstante, puede pasar, también, que el cliente no se sienta resarcido con la propuesta de la aseguradora y que, por tanto, un juicio sea lo más adecuado. 

Actuar rápido, pero con tiempo y forma

Es importante tener esto presente, ya que existen daños causados que son irreversibles y que, además, entrañan cuidados especiales, lo cual implica gastos económicos importantes. Esa indemnización, en cualquier caso, irá destinada a salvaguardar la mejor calidad de vida posible para el paciente víctima de la negligencia. Cuando ocurren estos hechos, los abogados apuestan por solicitar las máximas cuantías, con el fin de resarcir la situación vital del paciente. 

En resumen, todo individuo que haya sido víctima de una mala práctica sanitaria o, en caso de muerte, su familia más allegada, tendrá la opción de recurrir a estos servicios de abogados expertos, que tendrán como objetivo esencial luchar por sus intereses.