27 de enero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Cómo han cuidado los futbolistas de su salud en el Mundial de Qatar 2022?

¿Cómo han cuidado los futbolistas de su salud en el Mundial de Qatar 2022?

Victor Barco - 27 de diciembre de 2022

En el mundial de Qatar, Argentina y Leo Messi se han convertido merecidamente en los campeones del mundo. El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha organizado un gran despliegue en este admirable mundial, donde el gran premio ha sido una copa de oro macizo que pesa más de 6 kg y mide 36,8 cm.

Qatar ha sido el mundial más caro de la historia con una inversión megamillonaria, donde han destacado los estadios de fútbol como verdaderas joyas arquitectónicas.

El embajador de Qatar, Abdalla Al-Hamar, pronunció un admirable discurso en la solemne ceremonia de celebración del Día Nacional de Qatar, el pasado 15 de diciembre, con ocasión del Aniversario del Día de Acceso al Poder del Fundador del Estado de Qatar, Sheikh Jassim Bin Mohamed Bin Thani Al-Thani, Emir de Qatar. Asistió como invitado el doctor Manuel de la Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social y profesor de cardiología.

Según el estudio realizado por la FIFA en 2021, el 23 % de los futbolistas sufren alteraciones del sueño, el 9 % depresión y el 7 % ansiedad. Un futbolista de élite tiene miedo a lesionarse, a la vez que subyace la preocupación de bajar el nivel de juego, ya que saben que, en este caso, el seleccionador no les llama. En definitiva, no son solo las lesiones físicas lo que les preocupa, sino también el propio estrés y la salud mental son determinantes, afirma el doctor Manuel de la Peña. De hecho, es muy fácil fallar un penalti en situaciones de sobrecarga mental, salvo que se esté muy preparado psicológicamente para afrontar este tipo de situaciones.

El doctor Manuel de la Peña recomienda estos consejos.

Control del estrés: aprender técnicas de relajación, respiración y meditación para saber afrontar el estrés emocional al que se enfrenta el futbolista en situaciones límite.

Descanso óptimo: dormir adecuadamente para evitar la fatiga mental y física que se produce por las alteraciones de sueño.

Comida sana y saludable para mantener un peso adecuado. La clave es aumentar la masa muscular y disminuir la grasa, y para ello se debe: consumir alimentos dos horas antes de los entrenamientos, alimentos ricos en proteínas animales (pescado azul y blanco, pollo, carnes magras, pavo…), alimentos ricos en proteínas vegetales (legumbres y hortalizas que contienen mucha fibra y antioxidantes), restricción de alimentos grasos, restricción de dulces (bollería, chocolate y pasteles), evitar el consumo de cerveza, vino y alcohol y evitar el exceso de peso y la grasa abdominal.

Evaluar intolerancias al gluten, lactosa y otros alimentos.

Hidratación: beber 2-3 litros de agua al día.

Evitar bebidas o sustancias estimulantes.

Un no rotundo al tabaco, ya que la estimulación simpática puede por sí sola favorecer la aparición de arritmias o agravar una situación de isquemia miocárdica.

Estiramientos obligatorios. Si el deportista calienta y estira los músculos, evitará muchas lesiones, ya que es esencial preparar los músculos antes de practicar ejercicio físico.

Entrenamiento regular y progresivo. Lo ideal es entrenar a la misma hora y los mismos días de la semana, para trabajar la fuerza y saber desarrollarla de una manera óptima.

Control de la tensión arterial, colesterol y otros factores de riesgo cardiovascular.

El futbolista requiere previamente hacerse un estudio del corazón. Hay tres pruebas esenciales: la prueba de esfuerzo, conocida como ergometría, un electrocardiograma y el ecocardiograma. Hay que conocer la respuesta del corazón de cada uno al esfuerzo. Otra prueba más sofisticada es el Angiotac coronario, que permite conocer el estado de las arterias coronarias y valorar si hay alguna obstrucción que disminuya el paso de sangre al corazón y pueda provocar muerte súbita. Además, lo ideal es realizar un análisis genético para conocer la predisposición genética a sufrir eventos cardiovasculares.

El futbolista debe estar preparado para desenvolverse en espacios cardioprotegidos, donde predomine el uso de desfibriladores.

Una buena noticia del mundial de Qatar es que no se ha producido ninguna muerte súbita de ningún futbolista, las cuales suelen ser de origen cardiovascular. Los futbolistas que han participado en Qatar han demostrado que están en unas condiciones físicas excepcionales, que ponen de relieve su gran disciplina y el esfuerzo que realizan día a día.

Sin embargo, la gran amenaza con la que viven las personas son los nuevos virus. Ya que un virus tuvo a algunos futbolistas de la selección francesa en jaque durante varios días previos a la final, siendo este el principal desafío al que se enfrenta la humanidad.