05 de febrero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Infórmate bien antes de divorciarte, para tomar la decisión correcta

Infórmate bien antes de divorciarte, para tomar la decisión correcta

Miguel Ángel Olimpo - 19 de enero de 2023

El amor de pareja es uno de los sentimientos más bellos y fuertes que hay en el universo, uniéndonos a otra persona, para así compartir a su lado el resto de nuestros días. No obstante, nada garantiza que este vínculo vaya a sobrevivir al paso de los años, a la rutina diaria o a los conflictos del día a día. Si bien es cierto que en una boda nos comprometemos a envejecer junto al compañero o compañera de vida que deseamos en ese momento, todo puede cambiar, y es crucial saber cómo actuar en estos casos. Los divorcios son un trámite que muchas personas suelen poner en marcha y no hay problema alguno en qué así sea. Sin embargo, antes de hacerlo, es importante tener en cuenta ciertos aspectos.

 

¿Es imposible salvar un matrimonio de un divorcio?

Al igual que un matrimonio, un divorcio va a marcar un antes y un después en nuestra vida. Por consiguiente, antes de divorciarse lee esto, para que puedas actuar de la manera correcta. Una guía que han elaborado los expertos de divorcietor.com y que ayuda a las parejas actuales, antes, durante y después de la separación.

Probablemente, una de las primeras dudas que tengas, es saber si se puede o no, salvar la relación. Bien, es importante que el divorcio nunca sea una decisión en caliente, sino algo que se elige con cautela y reflexión. Buscar soluciones es viable y, en este sentido, la buena comunicación para hablar las cosas (tanto al explicarlas, como al escuchar a la otra persona), o recursos como la terapia de pareja, son aspectos clave.

Si aun así, no se logran superar los conflictos, como pueden ser las discusiones continuas, la apatía, la falta de relaciones sexuales, los celos o las infidelidades, entonces puede tocar poner punto final a la vida compartida, pero sin dramas. Las cifras actuales indican que este tipo de trámites son de lo más habituales y no hay por qué generar un ambiente hostil durante el proceso.

 

El papel de los abogados de familia

Uno de los aspectos básicos que debes tener presente una vez te pongas en marcha para proceder con el divorcio, es que es imperativo contratar a un abogado de familia. Tal y como nos indican en Divorcieitor, este servicio no tiene que ser necesariamente caro, al menos cuando hablamos de una gestión basada en el mutuo acuerdo.

El marco económico tiende a ser un tema de especial interés en cualquier separación. Por consiguiente, es de agradecer que hayan visto la luz firmas de abogados que cobran tan solo 150 € a cada cónyuge por toda la gestión, IVA incluido. Un precio realmente asequible que libera de la carga financiera a la hora de formalizar el fin de la relación.

Ahora bien, es fundamental que ambas partes se mantengan siempre dentro de los márgenes del respeto y la comunicación. Si el divorcio no se hace por la vía amistosa, el proceso se puede encarecer drásticamente, y pasar de durar unos tres meses, a casi un año. Motivo por el que el abogado de familia también debe actuar a modo de conciliador entre los implicados.

 

Qué hacer una vez la relación termina

Con todo esto en mente, ya podrías iniciar el trámite del divorcio. Sin embargo, es muy común tener ciertos temores sobre cómo será tu vida al concluir el matrimonio, como es el caso de si me separo no tengo donde ir. Eso sí, esto nunca debe ser el condicionante para quedarse en una relación que te haga infeliz.

Siempre hay una solución para cada problema. La casa de unos amigos o de unos familiares puede ser una buena respuesta, quedándote con ellos hasta que te recuperes en el aspecto emocional y tengas un plan económico viable para buscar un nuevo hogar.

Sea como sea, lo más importante es que mantengas la mirada siempre fija hacia adelante. Mirar al pasado no ayuda a recomponerse y empezar de cero, algo vital cuando hablamos de encontrar de nuevo la felicidad. Porque los divorcios no son un problema, sino la solución a todos los conflictos que te impedían crecer en el ámbito personal.