21 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

La boticaria Ariana Fernández Palomo impulsa LP10, su proyecto innovador

La boticaria Ariana Fernández Palomo impulsa LP10, su proyecto innovador

Victor Barco - 7 de febrero de 2023

Ariana Fernández Palomo es el alma científica de LP10, esta boticaria nacida en Madrid y con alma gallega está al frente de un proyecto innovador en el que sus conocimientos en cosmética se ponen al servicio de los clientes para encontrar la fórmula adecuada a las características de cada piel.

¿Es importante escoger productos de cosmética natural a medida y evitar los productos convencionales?

Existen muchas razones por las cuales es importante considerar los productos de cosmética natural. En primer lugar, son menos tóxicos y agresivos para la piel. Esto significa que son menos propensos a causar irritación o reacciones alérgicas. Además, los productos de cosmética natural suelen ser mejores para el medioambiente, ya que no contienen productos químicos que pueden dañar la Tierra. También pueden ser más efectivos, ya que los ingredientes naturales a menudo actúan en sinergia con otros activos que tienen las plantas y multiplican las propiedades beneficiosas para la piel, el activo sintético carece de esas sinergias. En general, es una triple ventaja, son mejores para la piel, el medioambiente y la salud en general.

¿Existe alguna ventaja que sean ecológicos? ¿Por qué?

Sí, es importante que los productos de cosmética sean ecológicos. Los productos de cosmética ecológica son aquellos que están hechos de ingredientes naturales y que no contienen productos químicos agresivos o dañinos para el medioambiente. Esto significa que son mejores para la piel, se debe evitar utilizar activos que anulan de forma agresiva todo tipo de vida con el aparente beneficio de no dejar crecer patógenos, porque tampoco dejan crecer microorganismos beneficiosos y necesarios para mantener la salud de la piel. En los cosméticos ecológicos solo se incluyen ingredientes que no dañen la tierra o las aguas. Además, los productos de cosmética ecológica suelen ser más respetuosos con los animales, ya que no contienen ingredientes de origen animal y no se han probado en animales.

¿Qué ingredientes son los que se deberían evitar en la piel?

Hay ciertos ingredientes que es importante evitar en los productos de cosmética que utilizamos en la piel. Algunos de estos ingredientes son los parabenos que son conservantes utilizados en muchos productos de belleza, pero que pueden causar irritación y sensibilización en la piel. Los sulfatos que son ingredientes que se utilizan en algunos productos de limpieza, como champús y geles de ducha, pero que pueden causar irritación y resecar la piel. Las fragancias artificiales, que pueden causar reacciones alérgicas y sensibilización en la piel, por lo que es importante evitar productos que contengan fragancias sintéticas. El alcohol también puede secar y dañar la piel, especialmente si se utiliza en exceso. En general, es importante leer las etiquetas de los productos de cosmética y evitar aquellos que contengan estos ingredientes. Utilizar productos de cosmética natural y ecológica puede ayudarnos a evitar estos ingredientes dañinos y a cuidar mejor de nuestra piel. Tus jabones y otros productos son 100% naturales, y además artesanales.

¿Qué ingredientes contienen y sus beneficios?

Nuestros jabones contienen ingredientes como aceites vegetales, manteca de karité, aceite de coco, aceite de jojoba, aceite de oliva, aceite esencial, hierbas y hierbas secas. Estos ingredientes son muy beneficiosos, porque tienen propiedades hidratantes, emolientes y antioxidantes. Por ejemplo, la manteca de karité es rica en ácidos grasos esenciales que ayudan a mantener la piel hidratada y suave. El aceite de coco es rico en ácidos grasos saturados que tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que puede ayudar a reducir el enrojecimiento e inflamación en la piel. El aceite de jojoba es similar en su composición al aceite natural que produce nuestra piel, por lo que es muy fácilmente absorbido y ayuda a mantenerla hidratada.

¿Qué pasos sigues en la fabricación de los productos?

Lo que hago es tratar de conocer profundamente la piel, luego, hago un diagnóstico de su piel. Hay varias herramientas que también me ayudan. Por ejemplo, mediante Inteligencia Artificial, software de análisis y un cuestionario, evalúo, de manera certera, el estado de mi cliente. El mismo software, a medida que acumula casos y soluciones mejora progresivamente, es como la clínica, cuantos más casos analizas, más información manejas y es más probable que la evaluación y la composición de la fórmula sea cada vez más exacta.

En la ciencia hay una máxima: cuando no aciertas, aprendes. Nuestras fórmulas siempre parten de una emulsión natural eco-bio, esa es la base. Es importante que la persona sepa que podemos excluir sustancias que sean incompatibles con su piel, por alergias u otras razones. Es algo que muy pocas marcas pueden ofrecer. Una vez detectados los problemas a solucionar o los objetivos que buscamos, añadimos los principios que realizan la función activa.

Me gusta usar aceites vegetales naturales, emulsionantes y conservantes procedentes de la agricultura ecológica en las bases. Para los booster, concentrados de activos de alta eficacia, pueden ser, indistintamente de síntesis, como los péptidos, o naturales, como el ácido ascórbico, por ejemplo. Las claves de un buen protocolo de belleza son la limpieza, la hidratación y la protección. Siempre recomendamos un sistema de limpieza personalizado.

Particularmente, me gusta la fórmula micelar con aceites y extractos vegetales, vitaminas y oligoelementos en la que, también, incluimos la aromaterapia científica para producir mejoras en el estado de ánimo que conduzcan al bienestar. Es como la doble limpieza coreana, pero adaptada a los tiempos europeos.

Si la clienta está acostumbrada a las fórmulas espumosas que se retiran con agua, no hay inconveniente, porque se elaboran siempre sin surfactantes agresivos y, una vez más, recurro a los activos limpiadores eco-bio. La verdad es que podría seguir hasta el infinito hablando de formulación, me apasiona. Lo que quiero decir es que, en el protocolo de LP10 Lab, la limpieza es una diferencia fundamental, pero la hidratación, el sérum y los booster activos no se quedan atrás.

Nuestra forma de trabajar nos lleva a conseguir una fórmula única y adaptada a cada cliente.

¿De dónde viene tu afición por hacer productos de cosmética natural personalizada?

Mis conocimientos de formulación se deben a mi formación como farmacéutica formuladora con más de 15 años de experiencia elaborando fórmulas magistrales en la farmacia del Paseo de los Puentes, en A Coruña. Las fórmulas cosméticas siempre me han seducido, pero la farmacopea, en esa materia cosmética, es muy básica y anticuada. He tenido que completar mi formación con un Máster en Cosmética Natural. Buscar soluciones a medida de mis clientes es algo que hacemos los farmacéuticos cada día para paliar pequeñas dolencias o proporcionar bienestar. Lo que hago ahora desde LP10 Lab es llevar esa metodología al mundo de la cosmética. Hay un refrán que dice “de todo como en botica” y que responde a esa pregunta tan habitual del “¿Qué me das para…?”.

¿Qué le dirías a aquellas personas que se gastan mucho dinero en cosmética de alta gama “mágica” y que, sin saberlo, acaban poniéndose productos tóxicos en su piel?

Si una persona está gastando mucho dinero en cosmética de alta gama y no está segura de si los productos que está utilizando son tóxicos o no, le recomendaría que se informe bien sobre los ingredientes que están utilizando. Es importante leer las etiquetas y evitar aquellos productos que contengan tóxicos. También le recomendaría que considere la posibilidad de utilizar cosmética natural y ecológica, que suelen ser más seguros y beneficiosos. En general, es importante tomarse el tiempo para investigar y elegir productos de belleza de calidad que no dañen nuestra piel, ni el medioambiente.

¿Crees que hay riesgo de que las grandes marcas se sumen al carro siguiendo prácticas de greenwashing?. ¿Cómo se pueden proteger los consumidores?

Sí, existe el riesgo de que las grandes marcas utilicen técnicas de greenwashing en el sector de la cosmética natural. El greenwashing es la práctica de hacer que un producto o empresa parezca más sostenible o ecológico de lo que realmente es, con el fin de atraer a consumidores preocupados por el medioambiente. Esto puede ser engañoso y hacerlos creer que están comprando productos realmente naturales y ecológicos, cuando en realidad no lo son.

Para protegerse de estas técnicas, repito, es importante investigar y leer las etiquetas de los productos con cuidado. También puede ser útil buscar certificaciones de productos naturales y ecológicos, como el sello de la ECOCERT o la USDA, que garantizan que cumplen con ciertos estándares de calidad y sostenibilidad, y comprar productos de marcas que tengan una reputación sólida y respetuosa con el medio ambiente.

Finalmente, ¿dónde se pueden comprar los productos?

En la web, en la tienda en A Coruña, en la Travesía da Gaiteira, 2 y espero que pronto en nuevas franquicias. Nuestro sistema es tan innovador, por la exigencia de conocimientos y de atención personalizada que conlleva, que no tiene rivales, pero hace más complejo su escalado. En este momento, estamos trabajando en que todo nuestro Knowhow sea fácilmente escalable. Estoy segura de que LP10 Lab terminará llegando a todas las grandes ciudades.