23 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

El proceso monitorio es una pieza esencial en la reclamación de deudas

El proceso monitorio es una pieza esencial en la reclamación de deudas

Victor Barco - 12 de febrero de 2023

Un mecanismo muy efectivo que permite exigir el pago de deudas vía reclamación civil es el proceso monitorio. Esta ayuda a los acreedores a encontrar una manera de cobro eficaz de facturas pendientes, producto de tratos comerciales con autónomos, empresas, propietarios con deudas de alquiler, particulares y comunidades de vecinos.

Cobratis España ofrece un completo servicio de gestión del cobro con el cual sus clientes puedan recurrir a la figura del proceso monitorio para agilizar el pago del recurso que se les adeuda.

Beneficios del proceso monitorio

Esta figura fue diseñada con el objetivo de resguardar la seguridad financiera de negocios y propiedades, ofreciendo una herramienta de cobro para deudas de cualquier cuantía. Aun así, suele utilizarse con mayor frecuencia en deudas comerciales de cantidades reducidas y que no pueden ser desestimadas vía legal. El proceso monitorio también permite agrupar deudas pequeñas que afectan a comerciantes emergentes, cuya suma represente una cantidad más alta de dinero.

Antes de recurrir a esta figura, Cobratis España recomienda acudir a una vía amistosa de cobro que permita determinar acuerdos de pago que no necesiten de los plazos judiciales para su ejecución. Si esto no funciona, se debe comenzar el proceso enviando un burofax al deudor en el que se reclame el importe de las facturas adeudadas, haciendo énfasis en las consecuencias legales del impago determinadas por la Ley 7/2001 de Enjuiciamiento Civil.

¿Cuáles son las consecuencias del impago durante un proceso monitorio?

Según la Ley 7/2001, el deudor tiene un plazo de 20 días desde que se le notifica por escrito de la exigencia del cobro para realizar el pago de su obligación. En caso de que el deudor se ponga al día en el pago durante este plazo, el juzgado se encarga de archivar la petición y eliminar los reportes negativos sobre la vida crediticia del deudor. Si, por el contrario, el deudor evita el pago y mantiene su deuda, la Ley de Enjuiciamiento Civil permite recurrir a la reclamación del proceso monitorio mediante juicio.

Cuando la deuda no supera los 3.000 €, puede llevarse la petición a una audiencia de juicio oral, pero si alcanza una cuantía superior, se debe realizar un juicio ordinario cuya sentencia puede tener efectos de cosa juzgada.

Llevar a cabo un proceso monitorio puede acarrear un coste alto, dependiendo el despacho que se haga cargo del caso. Cobratis España es uno de los despachos que mejores beneficios ofrece a sus clientes, ya que aplica un cobro del 3,5 % sobre el total reclamado para su tramitación en tarifa general y no genera ningún coste para clientes de tarifa plana. Los interesados solo deben ingresar a la página web de Cobratis España y solicitar más información sobre su servicio de gestión del cobro y acompañamiento para procesos monitorios de diferentes cuantías.