14 de junio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Muteflute, la solución para no hacer tanto ruido al tocar una flauta

Muteflute, la solución para no hacer tanto ruido al tocar una flauta

Victor Barco - 22 de febrero de 2023

Aprender a tocar un instrumento musical es una actividad que conlleva bastante tiempo y la práctica es un aspecto clave para poder avanzar en el proceso. No obstante, cuando se ensaya en casa o en una clase, donde hay varios alumnos reunidos tocando en el mismo espacio o incluso al mismo tiempo, se vuelve más complicado tolerar los sonidos y ruidos que se repiten durante horas. La flauta es uno de los instrumentos musicales más usados en los centros escolares y su sonido a un volumen elevado puede causar molestias. Para ello, Muteflute trae la solución para no hacer tanto ruido al tocar a través de un artilugio que tiene un tamaño ideal para transportar a donde sea y de muy fácil uso.

Muteflute: una solución más práctica y con un diseño original

Muteflute ha patentado una sordina que se puede colocar en la flauta dulce e insonorizar de forma parcial o total el sonido que produce el instrumento, lo que no solo permite que los músicos toquen a un volumen adecuado cuando están en su casa o centro educativo, sino que también controlen el caudal del aire que utilizan y así no soplen con demasiada fuerza.

Las horas de práctica también desgastan y con algo tan mínimo se puede regular todo el proceso. La sordina es muy sencilla de colocar, tanto en flautas Hohner como Yamaha. Solo hay que darle una vuelta para pasar de una función a otra para graduar el volumen. Más allá de su utilidad, cuenta con varios diseños para adaptarse a los gustos de cada uno. Asimismo, conseguir una es bastante fácil, porque ya hay muchas tiendas que la ofrecen.

Una creación ingeniosa que ha dado sus frutos

Desde el 2016, Muteflute ha logrado llegar a diversos hogares y escuelas, los cuales ya cuentan con la sordina y han dejado referencias muy positivas. Los hermanos Francisco y Joaquín Juárez Salas son los creadores, quienes siquiera imaginaron que una simple idea tendría tanto resultado cuando pasó de un papel a la realidad: "pudimos confirmar que el invento funcionaba".

Tocar la flauta sigue siendo una afición muy seguida por los amantes de la música. Gracias a Muteflute, ahora pueden seguir haciéndolo con total libertad sin miedo de incomodar a sus compañeros de clase, docentes y familiares. De esta manera, el proceso de aprendizaje será más eficaz, sencillo y agradable para todos.