21 de junio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Por qué es necesario tener un experto en compliance en la empresa?

¿Por qué es necesario tener un experto en compliance en la empresa?

Victor Barco - 27 de febrero de 2023

Un compliance officer es el encargado de garantizar que los procesos organizativos, así como los empresariales, cumplan con los requisitos legales, políticas de la organización o reglamentos externos. Tiene diversas funciones a desarrollar y pueden ir desde la realización de evaluaciones de riesgo hasta el asesoramiento a los puestos directivos. En este artículo, expertos de la Escuela de Negocios de EDEU analizan las habilidades que necesitan los responsables de cumplimiento normativo, así como las tareas y responsabilidades a la hora de proteger y apoyar tanto a los empleados como a la empresa.

Ventajas de contar con un experto en compliance en la empresa

Según Javier Bertolá, Director del programa Especialista en Corporate Compliance y Prevención del Fraude empresarial, estas son las principales ventajas de contar con un oficial de cumplimiento en una empresa: 

Para empezar, el cumplimiento normativo. Las empresas están sujetas a una serie de leyes y regulaciones que deben cumplir. Un experto en cumplimiento ayuda a la empresa a cumplir con estas regulaciones y a evitar sanciones y multas por incumplimiento. Por otra parte, se encuentra la protección de la reputación. Un cumplimiento inadecuado puede dañar la reputación de una empresa y perjudicar la imagen pública. Un experto en cumplimiento puede ayudar a la empresa a evitar situaciones que puedan afectar negativamente a la reputación. Asimismo, la mejora de la eficiencia y eficacia. Un experto en cumplimiento puede ayudar a la empresa a identificar procesos y prácticas ineficientes y proponer mejoras que aumenten la eficiencia y eficacia de la empresa. También cabe destacar la protección de los activos. El cumplimiento adecuado puede ayudar a proteger los activos de la empresa, incluyendo información confidencial y propiedad intelectual. Por último, se encuentra el fortalecimiento de la cultura de la empresa. Una cultura sólida de cumplimiento puede mejorar la integridad y la responsabilidad en la empresa, lo que a su vez puede aumentar la confianza de los clientes, empleados y accionistas en la empresa.

Funciones de un compliance officer 

La figura supervisa todos los procesos y procedimientos operativos utilizando un programa de gestión de compliance para garantizar que la empresa cumpla con todas las normas legales y éticas.

Además, gestiona el flujo de información con la investigación, registro y análisis de datos e información. Con un flujo regular de información y la realización de evaluaciones de riesgos de cumplimiento, se asegura de que la empresa funcione sin problemas.

También forma y educa a todos los departamentos y empleados para que estén informados de cualquier cambio legal y de las actualizaciones de las directrices de cumplimiento. Así como actuar como persona de contacto y enlace entre los jefes de departamento y la alta dirección. Cabe destacar que también realiza evaluaciones periódicas para determinar si las políticas se ajustan a la ley.

Dado que un compliance officer se comunica directamente con la dirección y participa en las decisiones empresariales, también desempeña una función de asesoramiento. Sin embargo, a diferencia de un consultor externo, un compliance officer ayuda activamente a dar forma a estas decisiones empresariales y busca soluciones para alcanzar los objetivos de la empresa al tiempo que cumple con todas las leyes y reglamentos.

Si la empresa es nueva en materia de cumplimiento, un oficial de cumplimiento empieza por establecer un programa de gestión de compliance, un canal interno de información y un gestor que se encargue de supervisar que los obsequios o invitaciones se registren y procesen adecuadamente. Si la empresa ya dispone de un sistema de gestión del cumplimiento, se encarga de la supervisión y control de este sistema. En cualquier caso, el trabajo del responsable de cumplimiento es evaluar e identificar los riesgos potenciales dentro de la empresa, desarrollar propuestas para tratar y evitar los riesgos, optimizar los procesos y procedimientos existentes y, si es necesario, reforzar su departamento con recursos y personal adicionales.