01 de marzo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Después de la pandemia, las empresas siguen con los eventos online

Después de la pandemia, las empresas siguen con los eventos online

Victor Barco - 28 de febrero de 2023

La crisis energética y el coste de los combustibles están cambiando de nuevo los eventos de empresa.

Muchos sectores estaban acostumbrados ya a los eventos online durante la pandemia, pero ahora utilizan las mismas herramientas tecnológicas para llegar a un público que prefiere participar a distancia.

Los eventos híbridos atraen más público

Los organizadores de eventos recomiendan ahora la fórmula híbrida, combinando la audiencia presencial con el público online, para alcanzar los objetivos de las campañas de marketing.

Para muchos, la participación online por Zoom, por YouTube u otra plataforma de streaming se ha convertido en la costumbre durante la pandemia. Y ahora muchos organizadores de eventos aprovechan esta tendencia que muchas veces ayuda a duplicar la presencia en una conferencia, congreso o curso online.

"Muchos participantes se han acostumbrado a la interacción online y tienen ya la expectativa de poder seguir un evento en directo por streaming vídeo, incluso ahora cuando ya no hay restricciones sanitarias. Y la posibilidad de acceder a distancia al contenido de una conferencia, congreso o evento en directo se ha quedado como un valor añadido esperado por muchos de los clientes", apunta Felix Damian, de Felix Damian Films, productora audiovisual de streaming en Madrid.

¿Qué beneficios aporta el evento online?

La posibilidad de salir de casa, pero sin salir, permitió a mucha gente disfrutar de contenidos que no podrían ser accesibles antes de la crisis sanitaria. Para muchos usuarios esta ha sido la época en la cual han aprendido a manejar las redes sociales y la tecnología con mayar facilidad.

"Muchas personas no sabían cómo es tener una presencia online, pero en estos años de aislamiento físico, todo el mundo ha aprendido a conectarse a una plataforma de streaming, crear un perfil, utilizar la cámara y el micrófono de su dispositivo. El público se ha acostumbrado a la conexión online y ha visto que le viene mucho mejor participar en un evento de esta forma", comenta Felix Damian, de la empresa de streaming video para eventos Felix Damian Films.

Muchos asistentes a los eventos valoran ahora la opción de participar vía un servicio de streaming para eventos para preguntar o para comentar el contenido de una presentación o ponencia en directo. Para las empresas, organizar eventos es incluso más rentable. Los costes de un evento virtual o híbrido son muy pequeñas y tiene un retorno considerable en contactos, leads de clientes y la posibilidad de crear imagen de marca y una comunidad online activa.

"Muchas plataformas de streaming tienen ahora la posibilidad de vender entradas, tienen formularios para recoger datos de contacto de potenciales clientes y sobre todo ofrecen la posibilidad de medir los resultados", añade Felix Damian, realizador de eventos en streaming

En un evento online, cualquier empresa o profesional que necesite promocionar sus productos puede acceder a una audiencia global y puede convencer mucho antes que a través de la publicidad pasiva.

¿Cómo será el futuro de los eventos virtuales?

El mercado de los eventos está en pleno auge a pesar de la ralentización de la economía. Si en 2021 las videoconferencias fueron los eventos en streaming más numerosos, en los años siguientes serán las ferias y los congresos que estarán tomando el protagonismo.

Los eventos se convierten en híbridos con una presencia física, ideal para hacer networking, pero apostando mucho por la tecnología para ofrecer una experiencia online y también para ofrecer a los participantes presentes una experiencia cada vez más digital con gamificación, videomapping, realidad virtual aumentada y de todas las herramientas que se habilitan ahora en los eventos.

Se calcula que el tamaño del mercado global de la industria de eventos virtuales, en EEUU y Europa estuvo en 306,3 mil millones de dólares en 2021, y se proyecta que alcance 1024,8 mil millones para 2031.