22 de febrero de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

La fotografía corporativa en tendencia

La fotografía corporativa en tendencia

Victor Barco - 2 de marzo de 2023

Cualquier profesional sabe que la imagen vende y nunca ha sido más importante tener una buena foto de perfil sobre todo ahora cuando las redes sociales son ya parte de la vida de las personas y su trabajo.

Hay estudios que prueban que no se necesita más de una décima de segundo para hacerse la primera impresión sobre alguien. Y muchas veces suele ser también la última.

Y en este caso, la posibilidad de mostrar una foto profesional en el perfil de LinkedIn puede marcar la carrera de una persona. Solo hay que imaginarse qué pasa por la cabeza de un reclutador cuando ve una foto de la playa en un perfil profesional.

La foto de perfil es decisiva en LinkedIn

Aparte de esto, LinkedIn ha descubierto que los perfiles con fotos profesionales reciben 21 veces más visitas que los que no tienen. Por lo tanto, la mayor red social de profesionales recomienda utilizar una foto profesional y además, puede incluirse también una imagen de fondo para personalizar el perfil con un texto o con los datos de contacto.

"La foto de perfil se ha convertido en una tarjeta de visita para cualquiera de nosotros. Nos puede ayudar a iniciar una relación de confianza con alguien no solamente en las redes sociales. Una buena foto de la cara se utiliza mucho en la firma de los correos de negocios, en las plataformas de comunicación interna de las empresas y ¿por qué no?, para presentarte a un congreso con la imagen de experto en tu sector", explica Felix Damian, fotógrafo Madrid de retratos corporativos.

La moda del retrato corporativo empezó en EEUU

Los profesionales de Estados Unidos y otros países europeos llevan años utilizando la foto corporativa como principal herramienta de promoción. La alta demanda de este tipo de fotografía de retrato corporativo ha creado incluso un nuevo estilo fotográfico que se llama headshot.

A partir de este auge de la fotografía corporativa hay estudios foto especializados solamente en los retratos profesionales y las sesiones pueden incluir maquillaje, coaching para posar y retoque en Photoshop.

"Al principio se utilizaba mucho la foto en blanco y negro de medio cuerpo, con una postura seria de brazos cruzados. Ahora se insiste más en la foto color, de fondo blanco o gris, con una expresión cercana y profesional al mismo tiempo, con cabeza inclinada a un lado y con una luz que potencia sobre todo los ojos y la cara", añade el fotógrafo de retratos Felix Damian.

¿Qué es el headshot y cómo se consigue?

Esta fotografía de perfil que incluye solamente la cabeza ("head") y los hombros se ha convertido en la imagen de cualquier profesional que necesita triunfar en redes profesionales como LinkedIn. No tiene nada que ver con la foto de carnet que se puede hacer en un minuto.

La necesidad de tener un buen headshot para presentarse mejor online implica acudir a los servicios de un fotógrafo profesional que puede hacer la foto perfecta de la cara sin perder la naturalidad.

"Muchos de nosotros no nos sentimos fotogénicos y algunos incluso odian ser fotografiados. Sin embargo, en nuestro estudio nos adaptamos a esta reticencia y buscamos en cada sesión foto que la persona pueda transmitir su verdadera personalidad. Y para conseguirlo dedicamos al menos media hora de sesión solo para el calentamiento, por así decirlo. Hacemos al menos 200 fotografías y al final elegimos las 5 mejores, que gustan a nuestro cliente. Casi nadie espera un resultado tan espectacular, porque la mayoría no han tenido la experiencia de ser la estrella de una sesión fotográfica profesional", nos explica el fotógrafo corporativo Felix Damian.

Consejos antes de hacerse una sesión profesional

La operación de conseguir una foto profesional no es muy complicada, pero implica un poco de preparación. Primero hay que elegir una fecha en la que se pueda llegar descansado a la sesión. Tiene que ser una época sin estrés, ya que los músculos de la cara se notarán tensos en la foto.

Una semana antes la persona puede cortarse cortarte el pelo para llegar preparado a la sesión y no debe olvidar la posibilidad de ponerse maquillaje para tapar manchas de la piel o para quitar los reflejos excesivos.

Y otro detalle importante, no olvidarse de elegir varios cambios de ropa. Se puede mezclar las vestimentas desde la más formal con chaqueta hasta camisas o camisetas. Ya que está lista para una sesión foto profesional la persona puede aprovechar la ocasión para tener fotos de perfil para LinkedIn, Instagram, Tinder, WhatsApp y otras redes sociales.