21 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Afrontar el Euribor con una hipoteca mixta, por Finanfox

Afrontar el Euribor con una hipoteca mixta, por Finanfox

Victor Barco - 3 de marzo de 2023

El incremento de la inflación en España es un elemento que preocupa a la mayoría de la población. Ahorrar dinero por la incertidumbre de lo que puede bajar el poder adquisitivo o ahorrar para tiempos difíciles pasa a ser un tema a tener en cuenta para parejas o familias.

Con el aumento que está experimentando el Euribor, el hecho de tramitar un préstamo hipotecario acarrea muchas dudas sobre el tipo de hipoteca a elegir. La hipoteca mixta es una variante que parecía olvidada, pero que está sumando adeptos. La fintech de planificación financiera Finanfox dispone de asesoramiento respecto a este tipo de solución para que los usuarios puedan escogerla.

Qué son las hipotecas mixtas

Finanfox explica que las hipotecas fijas son aquellas en las cuales el cliente, más conservador, tiene la seguridad de que siempre pagará la misma cuota, sin importar lo que pase en el mercado y con el Euribor. En cambio, en las hipotecas variables la cuota se incrementa según suba el índice Euribor, porque esa cuota está compuesta por el Euribor sumado a un diferencial fijo dictado por cada banco. Lo más común es que se acuerde la actualización del importe de las cuotas, cada 6 meses o 12 meses, lapso en el cual la cuota será siempre igual hasta la nueva revisión.

En las hipotecas mixtas, se combinan los dos préstamos hipotecarios anteriores. Los primeros años, el cliente paga una cuota fija. En los últimos, el préstamo pasa a tener una cuota variable.

Los asesores financieros de Finanfox, con más de 750 clientes en todo el país, pueden ayudar al cliente a elegir la mejor opción.

Ventajas y desventajas de la hipoteca de tasa mixta

El beneficio principal de este tipo de préstamo es que si el Euribor sube durante los primeros años, el cliente tendrá la seguridad de que en ese tiempo pagará siempre la misma cuota. Para esto, es crucial conocer el interés que se aplica durante el período fijo y la duración, en comparación con la tasa de las hipotecas completamente fijas. 

El plazo de amortización suele ser mayor que en las hipotecas fijas, que beneficia a las personas que quieran una cuota fija, pero que necesitan más tiempo para pagar la hipoteca. También hay que saber que, pasado ese período fijo, la cuota variable puede subir mucho teniendo en cuenta que el índice Euribor había pasado desapercibido en los primeros años de deuda.

Será el usuario quien finalmente escoja el tipo de hipoteca más conveniente, de acuerdo al conservadurismo o audacia sobre la incertidumbre. Para ello, el cliente puede contar con Finanfox para ayudarlo a través de su servicio de planificación financiera.