05 de junio de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Miguel Guía, el artista que hace de la originalidad su seña de identidad

Miguel Guía, el artista que hace de la originalidad su seña de identidad

Victor Barco - 4 de mayo de 2023

Cuando de manifestar lenguajes y formas expresivas en pinturas o esculturas se trata, Miguel Guía sabe utilizar con plenitud su creatividad hasta alcanzar su principal meta, que es la búsqueda incesante de lo que es la verdadera esencia de la belleza.

Este artista diferenciador tiene un estilo muy peculiar y, a pesar de su complejidad, su concepto creativo prevalece ante los ojos de los que buscan una nueva propuesta de vivir el arte, dando lugar a un género que se bautiza como “ArtEssence”, género artístico que engloba sus diferentes obras de arte asequible a todo público, captadas desde otra esencia óptica.

Más cerca del arte asequible con Miguel Guía

Miguel Guía, un niño que creció rodeado de esculturas en un taller familiar de la ciudad de Madrid y que, hoy en día, gracias a su maravilloso talento, se ha convertido en uno de los artistas que combina la esencia y los espacios para crear diversas obras artísticas dignas de estar en las distintas galerías de arte a nivel nacional e internacional.

El artista nace en Madrid en el año 1960, su familia, entre ellos artistas y artesanos, ayudaron a despertar en él esa hermosa pasión al arte, que al parecer no solo corre por sus venas, sino también en sus habilidosas manos e ingeniosamente.

Guía, a lo largo de los años, ha sabido aprovechar su sensibilidad por la belleza y las formas de expresión al máximo, las cuales están representadas en sus diferentes obras que han sido un deleite para aquellos verdaderos amantes al arte.

Sin embargo, hoy por hoy sus seguidores no solo admiran y reconocen fácilmente sus obras por ser arte asequible, sino por su característico y diferenciador estilo, el cual en la actualidad se le conoce como “ArtEssence”.

Obras de arte asequible para todo el público

Artistas como Picasso, han sido un ejemplo a seguir para Miguel Guía, permitiéndole en ese proceso de evolución y de encontrar su estilo propio, tomar riesgos al crear obras basadas en la esencia de las formas, rompiendo las reglas una vez más como lo hizo su ídolo artista siglos atrás.

Sus primeros pasos como escultor fueron cubistas, donde no solo artistas como Picasso fueron su inspiración, sino también Gargallo, Lipchitz, Boccioni y Archipenko.

El movimiento artístico cubismo se ha negado a desaparecer, donde diferentes artistas como Guía, mantienen vivo este movimiento vanguardista hasta hoy, esto al crear esculturas basadas en planos cubistas, pero sin perder la fuerza de la silueta, dando como resultado una obra de arte que lleva por nombre “Menina aire y metal”.

No obstante, es Armonía Samotracia”, su segunda obra cubista que lo lanza a la palestra pública, sumando un logro más como artista, no solo por el éxito de sus ventas, sino por su arriesgada visión del arte.

Aunque Miguel Guía continuó años creando obras cubistas, su ambición y amor al arte lo hizo ir aún más allá y esto se vio representado en la creación de su primera obra basada en el realismo, denominada “Calma y silencio, un camino completamente arriesgado e inverso a donde todo comenzó, pero que sin duda el final era bastante prometedor.

Miguel, ya con madurez artística y de edad, sorprendió una vez más con su obra Esencia de juventud masculina”, con la que da inicio a una prometedora colección donde el espectador se siente parte de la obra al captar la esencia de la misma.

Este revolucionario artista siempre busca progresar y ofrecer la belleza de su arte a todo tipo de público, esto sin necesidad de dejar de vender arte asequible como siempre lo ha hecho, al contrario, el artista está dispuesto a suplir las necesidades y exigencias de todo mundo, a través del arte corporativo por encargo, la venta de sus obras en otras galerías, e incluso en línea, mediante el acceso a su galería de arte online que abre las puertas a un público digital apasionado por su trabajo y por al arte.