23 de febrero de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Abrir un jamón ibérico con los trucos de Enrique Tomás

Abrir un jamón ibérico con los trucos de Enrique Tomás

Victor Barco - 19 de mayo de 2023

Saber cómo empezar un jamón ibérico es un conocimiento imprescindible antes de comprar alguna pieza para consumir en casa.

Tal y como se conoce, este tipo de jamón tiene una forma particular y hacer un corte que no sea exacto y correcto puede influir en su sabor, duración e incluso en las porciones que se puedan disfrutar.

Lo más importante, en este caso, es saber primero el tipo de jamón e identificar sus partes, para después decidir cómo cortar.

Además, no hay una única forma de hacer los cortes correctamente, de hecho, existen varias opciones para disfrutar de esta deliciosa pieza. A continuación se presentan algunas recomendaciones de Enrique Tomás.

Conocer el jamón ibérico

Antes de abrir el jamón, se debe establecer un propósito para este. Puede parecer algo exagerado, pero si la pieza se va a consumir entera, en ese mismo momento, podría cortarse de una manera, pero si se pretende guardar para comer en otra ocasión, el corte será distinto.

Antes de hacer cualquier corte, se debe identificar cada área del jamón que se va a cortar. La maza es la parte más grande y ancha de la pieza, el sabor del jamón cortado de este lado es más tierno y jugoso.

Por otro lado, está la contramaza, que está justo debajo de la maza y la babilla, que es el lado opuesto a la maza. Esta última parte está más cerca del hueso, es una zona más oscura y menos grasosa.

Todos estos detalles son importantes porque, dependiendo de la zona y del propósito de la pieza, será más conveniente un corte u otro.

Abrir un jamón ibérico

Lo primero antes de abrir un jamón ibérico es tener en cuenta si se va a comer rápido. Este caso suele ser el más común si se ha comprado la pieza para alguna reunión familiar o algún aniversario.

En esta situación, lo más fácil es comenzar cortando lonjas de la maza, la parte más ancha y jugosa. Cuando ya no salga más, se puede pasar a la contramaza. Al terminar ambas caras solo quedará sacar pequeños tacos de las otras partes que ya no permiten el corte en lonjas.

Ahora, si el propósito es distinto y lo que se busca es disfrutar la pieza durante algunos días, el corte es diferente. En este caso, se recomienda comenzar por la babilla, que es la que está más cerca del hueso. Luego, hay que pasar a la maza y contramaza, así se garantiza el sabor de la pieza por más tiempo.

El jamón ibérico es uno de los tipos de jamón más exquisitos, por lo que es común disfrutarlo en distintas ocasiones y por diferentes motivos. Sin embargo, un mal corte podría afectar toda la pieza, por lo que es recomendable seguir las instrucciones al respecto.