22 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Shiny Wall se ocupa de montar paredes interactivas en rocódromos en España

Shiny Wall se ocupa de montar paredes interactivas en rocódromos en España

Victor Barco - 1 de junio de 2023

Escalar puede ser una actividad física y mentalmente tan exigente como otros deportes, e igual o mucho más divertida, especialmente si se realiza en grupo. No obstante, no siempre se puede planificar un viaje para escalar al aire libre, por eso los rocódromos son tan famosos.

Shiny Wall se dedica a montar paredes de escalada indoor interactivas con iluminación LED, tanto en versión boulder como en deportiva o de cuerda, permitiendo que sea la propia comunidad de escaladores quienes diseñen sus propias vías y sus propios retos.

¿Cómo funcionan las paredes interactivas?

La mayoría de los rocódromos cuentan con paredes de escalada fijas, donde los usuarios pueden escoger entre las vías que hay equipadas las que quieren probar y estas no cambian hasta pasada una semana, como poco. Para diferenciarse de esto, Shiny Wall ofrece la opción de personalizar las paredes de escalada a través de una aplicación móvil, que permite diseñar infinitas vías y acceder a diversos juegos y modos de entrenamiento de manera rápida y sencilla.

La personalización de las paredes es posible gracias al uso de presas traslúcidas iluminadas con LED. A través de la aplicación de Shiny Wall, los usuarios escogen cuáles se iluminarán, para poder crear diferentes rutas de escalada desde un dispositivo Android, sin necesidad de equipar nuevamente el sector. Sin embargo, también se pueden encontrar vías creadas por los expertos de Shiny Wall o por otros usuarios. De esta forma, es muy sencillo escoger la dificultad y la ruta que más apetezca realizar en cada momento.

Ventajas de los rocódromos

Se lleve a cabo al aire libre o bajo techo, la escalada es una actividad física que tiene múltiples ventajas para quienes la practican. Pero la práctica en rocódromos ofrece más seguridad, permitiendo a los usuarios reducir los riesgos sin renunciar a la diversión.

Al tratarse de una instalación indoor, los rocódromos garantizan que la actividad no se interrumpa por la lluvia o las bajas temperaturas. También son muy positivos para entrenamientos de corta duración, ya que en dos horas de entrenamiento se puede hacer mucho, pero en una salida a roca, con ese mismo tiempo, se puede hacer muy poquito. Y, por último, permiten tonificar gran parte de los músculos del cuerpo y quemar calorías en cada sesión, debido a que se trata de un deporte muy completo.

Con los rocódromos de España que ya cuentan con su sistema interactivo, Shiny Wall busca revolucionar la manera en que las personas experimentan la escalada indoor. Por esta razón, trabajan en innovar constantemente la tecnología aplicada a este deporte, para mejorar la manera de entrenar y hacerlo más divertido y accesible para todos.