25 de julio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Alquiler de lavadoras de piezas, ¿merece la pena?

Alquiler de lavadoras de piezas, ¿merece la pena?

Victor Barco - 13 de junio de 2023

El alquiler de lavadoras de piezas industriales ofrece una serie de ventajas y desventajas que las empresas deben considerar al evaluar esta opción como solución de limpieza. Aunque en primer momento se trata de una opción viable para muchas industrias, puede significar un coste importante a largo plazo, sobre todo si se trata de un servicio de uso recurrente que genere una inversión constante.

Una alternativa a esta problemática puede ser el uso del servicio IBERKLEEN que fabrica y diseña lavadoras a medida que suponen una ahorro a corto plazo frente al alquiler periódico.

IBERKLEEN tiene más de 35 años de experiencia en el sector. En este sentido, diseñan y fabrican lavadoras a medida que resultan una solución específica para cada industria.

Ventajas de la compra de una lavadora de piezas frente al alquiler mensual

Con la compra de una lavadora de piezas, la empresa tiene un control total de los costes y un ahorro muy grande a medio y largo plazo.

Las empresas de alquiler de lavadoras de piezas, ofrecen contractos a mínimo un año, el cual renuevan meses antes de terminar la finalización para comenzar un período del mismo tiempo.

Esto hace que la compra sea una mejor opción, ya que se puede rentabilizar una lavadora de piezas nueva en un período entre 1 y 2 años.

Además, IBERKLEEN ofrece soluciones de financiación de sus lavadoras de piezas, por lo que se puede pagar cómodamente en cuotas mensuales de las cuales la empresa se puede desgravar.

Desventajas del alquiler de lavadoras con respecto al servicio de fabricación de IBERKLEEN

Si bien el alquiler de lavadoras de piezas puede ser una opción más económica a corto plazo, a largo medio-largo plazo resulta más costoso que la compra de una lavadora de piezas.

Los pagos de alquiler continuos pueden acumularse a lo largo del tiempo, lo que podría haberse utilizado para pagar una lavadora propia.

Al alquilar, las empresas dependen del proveedor para obtener el equipo necesario. Esto implica que si el proveedor no puede cumplir con los requisitos de alquiler o experimenta problemas operativos, la empresa puede enfrentar inconvenientes en sus operaciones de limpieza.

Al alquilar, las empresas pueden verse limitadas en cuanto a las opciones de personalización de la lavadora de piezas. Es posible que no puedan ajustar y adaptar el equipo según sus necesidades y especificaciones exactas, lo que podría limitar su eficiencia y efectividad en ciertos casos.

Aunque el alquiler de lavadoras de piezas industriales presenta algunas ventajas en términos de costos iniciales reducidos y flexibilidad, también conlleva desventajas como costos a largo plazo, la dependencia del proveedor y las limitaciones de personalización.

La compra, sin embargo, ofrece una lavadora a medida la cual se puede pagar en cómodas cuotas y pasar a ser propiedad de la empresa, entre otras ventajas.