24 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

La doble acometida, el fraude más habitual en el mercado eléctrico español

La doble acometida, el fraude más habitual en el mercado eléctrico español

Vicki Vera - 13 de septiembre de 2023

Una de las estafas más habituales en los suministros eléctricos de Sevilla, así como del resto del país, es la Doble Acometida. Este fraude consiste en aprovechar el enganche de la luz general para evitar que este consumo aparezca reflejado en la factura. Los técnicos que trabajan en estas compañías son los que detectan estas acciones fraudulentas y las ponen en conocimiento. Lo más normal es que la empresa haga un requerimiento al usuario y tenga que pagar una multa cuantiosa por el aprovechamiento de esta electricidad.

Este fraude consiste en conectar dos líneas de alimentación de forma irregular y sin control a la red para beneficiarse de la energía de manera ilícita. Esta irregularidad, cada vez más frecuente por los elevados precios de la luz, es ilegal y también una acción peligrosa. En este aspecto, compañías como Endesa, están haciendo una campaña en Sevilla para detectar este suministro complementario.

El peligro de los enganches ilegales y la manipulación del contador

El Fraude Eléctrico es más peligroso de lo que podemos llegar a sospechar. Tanto si se manipula el contador como si se engancha a la luz supone un riesgo para la salud de las personas, incluso, puede producir la muerte. Trucar estas instalaciones implica un peligro grave de sobrecarga, incendio o descarga eléctrica.

Por otro lado, esta estafa también afecta a la calidad del suministro y el deterioro del mismo. La propia instalación, así como los aparatos eléctricos que están conectados a ella, están expuestos a averías. Esto se debe principalmente a que la alimentación es inestable e insegura, por lo que un fallo puede generar graves pérdidas económicas, sobre todo, si se trata de un negocio.

La doble acometida prolifera en Sevilla desde hace años y se está convirtiendo en un verdadero problema. Por este motivo, las compañías eléctricas más representativas del país han empezado a tomar cartas en el asunto hace tiempo, porque este tipo de enganche supone una factura extra para los consumidores.

Teniendo en cuenta el grave perjuicio que supone para la seguridad de las instalaciones y los consumidores, así como la problemática económica que esto conlleva, se han creado departamentos específicos para descubrir estos fraudes. En el año 2018 ya se detectaron más de 12 200 casos de enganches ilegales, una cifra que sigue creciendo si consideramos la crisis energética actual.

Aunque actualmente el perfil del estafador va mucho más allá de las familias que sufren la pobreza energética o viven en barrios marginales, también se relaciona con empresas y particulares con facturas de electricidad muy elevadas que buscan un ahorro del 20 % al 30 %. Por eso, los inspectores encargados de velar porque se cumpla la normativa tienen en cuenta otro tipo de actuaciones en urbanizaciones, poblaciones o núcleos industriales.

En conclusión, la doble acometida es una de las problemáticas actuales del sector eléctrico. El impacto económico, la competencia desleal, la peligrosidad para la salud, el fallo en las instalaciones y la inestabilidad del suministro son algunos de los riesgos asociados. En este sentido, contar con un electricista de confianza o una empresa profesional es una garantía para hacer frente a cualquier irregularidad o urgencia que se presente.