23 de febrero de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

El té Matcha cuenta con numerosas propiedades y beneficios para la salud

El té Matcha cuenta con numerosas propiedades y beneficios para la salud

Victor Barco - 13 de enero de 2024

El té Matcha se obtiene al secar y moler un té verde, variedad de la Camellia sinensis. Es específicamente de las subvariedades llamadas tencha, Gyokuro, Sencha o Kabusecha, creando un delicado polvo verde vibrante. Aunque es originario de China, Japón popularizó el consumo del matcha, primero entre monjes budistas y después en la población en general. En la actualidad, su uso se ha extendido a varios países.

Además de minerales, vitaminas y aminoácidos, esta infusión ofrece antioxidantes ideales para mantener una buena salud. Por esta razón, empresas como Bonísimo cuentan con té Matcha de alta calidad ideal para utilizar en la ceremonia japonesa del té y té Matcha de otras calidades para uso culinario.

Propiedades y beneficios del té Matcha

El té Matcha posee múltiples propiedades y beneficios. Su contenido en teína proporciona vitalidad y energía durante todo el día. Asimismo, cuenta con 10 veces más antioxidantes que el té verde convencional, por esto, combate el envejecimiento celular y mejora el funcionamiento del organismo.

Por otra parte, los polifenoles regulan los niveles de colesterol, mientras que su capacidad para acelerar el metabolismo los convierte en un aliado en planes detox y dietas. De igual forma, su riqueza en fibra dietética favorece la salud intestinal y regula el azúcar en sangre, mientras que su acción diurética lo hace comparable al té verde tradicional.

Además, el té Matcha es una fuente de vitaminas esenciales, mejora el rendimiento intelectual gracias a la L-teanina y favorece la circulación sanguínea. Cada taza de esta infusión aporta solo 3 kcal, por ello es la bebida perfecta para quienes buscan cuidar su bienestar de manera integral.

¿Cómo preparar el té Matcha?

En Japón se realiza una ceremonia tradicional de preparación que incluye una cuidadosa coreografía y tiene varios siglos de antigüedad. Para esto se necesitan diversos utensilios: el batidor de bambú, conocido como chasen o whisk, se emplea para remover el polvo del té; la cuchara medidora, llamada chashaku o scoop, mide la cantidad exacta de polvo de matcha. Por su parte, la taza recomendada para el té es un cuenco ancho, usualmente de barro o cerámica, llamado chawan, y se aconseja usar un colador para el polvo de matcha.

Por lo general, este té se prepara con una cucharada de matcha y agua caliente a 80 °C. Una vez mezclados ambos ingredientes, la tarea es crear una capa de espuma cremosa batiendo el polvo con el agua caliente (la técnica de zigzag asegura una distribución uniforme). Finalmente, se añade más agua sin afectar la espuma. Para facilitar la preparación, empresas como Bonísimo venden tanto el té Matcha como los utensilios tradicionales usados en la ceremonia ancestral.

La finalidad de seguir el ritual es transformar el té Matcha en una experiencia única y deliciosa, resaltando la importancia de preservar la autenticidad de su preparación.