26 de febrero de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Cuándo se deben cambiar los bajantes de uralita en comunidades de vecinos?

¿Cuándo se deben cambiar los bajantes de uralita en comunidades de vecinos?

Victor Barco - 19 de enero de 2024

Los bajantes de uralita son elementos comunes que están presentes tanto en edificios como en comunidades de vecinos y de los cuales a menudo suelen existir preocupaciones significativas en cuanto a su impacto para la salud y el bienestar de los residentes.

Estas tuberías fabricadas con una base de fibrocemento con un refuerzo de amianto (asbesto) se utilizan comúnmente para la evacuación de las aguas residuales y su sustitución, en casos de fragmentación o deterioro, resulta obligatoria de acuerdo a la normativa española actual. 

Esto se debe a que diversas investigaciones científicas y análisis médicos han corroborado el nivel de toxicidad de la uralita y las distintas enfermedades que sus fibras pueden generar. Por tal motivo, es esencial contar con una empresa especializada en la retirada y gestión integral de amianto como Amisur, quien opera en toda España desplegando un servicio profesional y consciente con el medioambiente.

El inconveniente que plantean los bajantes en las comunidades de vecinos

Durante décadas, las bajantes de uralita o bajantes de fibrocemento con amianto han sido una solución común en la construcción de edificios y viviendas de España, a partir de ciertos atributos (incombustibilidad, aislamiento térmico y acústico) y de su capacidad de canalizar las aguas pluviales desde los tejados hasta el suelo para prevenir los daños estructurales de cualquier propiedad. 

Sin embargo, en el país, existen dos normativas que afectan al uso de estos conductos: la del 2001 que prohíbe la instalación de bajantes, cubiertas y placas fabricadas con asbesto en las edificaciones, y la del 2006 que regula las situaciones donde resulta necesario proceder a una retirada profesional de aquellas tuberías con amianto instaladas antes del 2001. Esto responde a que una exposición continuada a la uralita incrementa las posibilidades de sufrir cáncer de pulmón, asbestosis y mesotelioma pleural.

Dentro de este contexto, uno de los principales problemas que se plantean en las comunidades de vecinos es cuando los bajantes llegan al final de su vida útil y se deterioran, no solo porque pueden provocar humedades o inundaciones en viviendas, sino también por el peligro latente de que sus microfibras se desprendan y sean inhaladas por las personas. 

Además, cabe destacar que la legislación vigente establece que las tuberías construidas con este mineral fibroso solo pueden ser manipuladas por una empresa homologada e inscrita en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo por Amianto).

Expertos en la sustitución de bajantes

Amisur es una empresa especializada en el cambio y reparación de bajantes de uralita, tanto interiores como exteriores. Esta firma autorizada por el RERA cuenta con profesionales expertos en técnicas de trabajos verticales que ofrecen un servicio económico, seguro y confiable de sustitución de tuberías de fibrocemento que contengan amianto.

Su prestación abarca el montaje de líneas de vida para acceder al bajante, movilización de tuberías mediante sistema de poleas, instalación de conductos de PVC, gestión responsable del elemento (en caso de ser asbesto) conforme a la normativa y verificaciones correspondientes.

Amisur, en definitiva, es un sinónimo de garantía y referencia en materia de gestión del amianto y responsabilidad medioambiental.