13 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

La mayoría de empresas no conocen esta ayuda para formar a su plantilla y ser más competitivas

La mayoría de empresas no conocen esta ayuda para formar a su plantilla y ser más competitivas

Victor Barco - 19 de febrero de 2024

Una estrategia enfocada primordialmente en el capital humano es fundamental en el incremento de la productividad en las empresas.

Más allá de la inversión en medios productivos eficientes y tecnologías avanzadas, es imperativo centrarse en el desarrollo y fortalecimiento de las habilidades de los empleados. Cuando los equipos mejoran sus capacidades, se promueve una actividad más fluida, ágil y optimizada.

Grupo2000 es un centro de formación para empresas, referente a nivel nacional, que se ha convertido en un aliado clave en este proceso. Su formación para empresas, tiene el fin de empoderar a los equipos de trabajo para que se desenvuelvan en un entorno laboral más eficiente y adaptativo a las dinámicas actuales del mercado

¿Por qué es importante la formación para empresas?

En la actualidad, los desafíos cambiantes de las empresas y la alta competitividad que atraviesan todos los sectores ha generado nuevas exigencias a las organizaciones y sus equipos. Con los avances técnicos y tecnológicos, los conocimientos adquiridos por el personal van quedando obsoletos si no son actualizados y ampliados hacia perspectivas modernas.

Por lo tanto, la formación en empresas es elemental para el desarrollo y el crecimiento de las empresas hoy en día. Proporcionar a los empleados las habilidades y conocimientos necesarios no solo mejora su desempeño individual, sino que también contribuye directamente a la eficiencia operativa y a la competitividad global de la empresa. 

Al incorporar cursos de capacitación, se fomenta un ambiente de aprendizaje constante que permite adaptarse a demandas cambiantes y tecnologías emergentes, así como también se apoya la retención de talento. Los empleados valoran las oportunidades de desarrollo profesional, mientras que las empresas que invierten en la formación demuestran un compromiso con el crecimiento de su personal.

De esta manera, la formación en empresas eleva la satisfacción de los equipos y su desempeño, mientras las organizaciones construyen una fuerza laboral más calificada y comprometida, capaz de afrontar los desafíos presentes y futuros

¿En qué consiste la ayuda que muchas empresas no utilizan para formar a su plantilla y ser más competitivas?

La mayoría de las empresas desconoce que puede realizar formación para su equipo y bonificar el coste de esa acción formativa en los seguros sociales.

En el ámbito empresarial, la Formación Bonificada emerge como una herramienta estratégica que potencia el desarrollo de los trabajadores y fortalece la competitividad de las empresas. También conocida como formación programada o formación continua, esta modalidad subvencionada permite a las compañías ofrecer a sus empleados acciones formativas, alineadas con la actividad laboral o el puesto de trabajo, fomentando la actualización y mejora de habilidades.

Esta iniciativa destaca por ser una formación gratuita para los trabajadores. Las empresas podrá bonificar su coste en las cuotas de la Seguridad Social, donde el importe de la acción formativa es deducido.

Para acceder a esta ayuda, las empresas deben cumplir con dos requisitos fundamentales: disponer de trabajadores en plantilla en el Régimen General y estar al corriente en sus pagos a Hacienda o Seguridad Social.

Además, cada empresa cuenta con un crédito anual destinado a la formación de su plantilla. Este crédito puede ser aplicado como bonificación por el importe de los cursos realizados, hasta alcanzar el límite establecido.

El crédito disponible varía en función de las cotizaciones realizadas durante el ejercicio anterior y el volumen de la plantilla. A continuación, se detalla la cantidad asignada a cada empresa, según su tamaño:

1 a 5 trabajadores: 420 € (crédito mínimo).

6 a 9 trabajadores: 100 % de la cantidad cotizada.

10 a 49 trabajadores: 75 % de cantidad cotizada.

50 a 249 trabajadores: 60 % de cantidad cotizada.

250 trabajadores en adelante: 50 % de la cantidad cotizada.

Todas las empresas españolas, independientemente de su tamaño, tienen el derecho de acceder a la formación bonificada. Incluso las pequeñas y medianas empresas (pymes) con hasta 5 trabajadores, así como las empresas de nueva apertura, disponen de un crédito mínimo de 420 €, establecido por el gobierno para garantizar el acceso a la formación.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio establece el crédito mínimo de formación, consolidando el compromiso del gobierno con el fortalecimiento del capital humano y la competitividad empresarial a través de la formación continua.

En resumen, la Formación Bonificada para Empresas no solo representa una inversión en el desarrollo de los trabajadores, sino también una estrategia clave para potenciar el crecimiento y la eficiencia de las empresas en el mercado laboral actual.

Centro de formación especializado en la formación para empresas 

Grupo2000 es un centro de formación especializado en capacitar empresas, que cuenta con una trayectoria prestigiosa de más de 23 años. Su excelencia en la impartición de formación vinculada a contratos en alternancia, contando con la acreditación del SEPE, ha permitido que miles de organizaciones de toda España crezcan a nivel organizacional y operativo. Gracias a que brindan capacitaciones online en diversas áreas laborales, se ajustan a todo tipo de necesidades empresariales con programas completos, dictados por más de 60 docentes y profesionales altamente capacitados

Para colaborar en la formación, ofrecen un asesoramiento especializado que ayuda a implementar los contratos de formación en alternancia de manera precisa, sin coste adicional y con tutorización y seguimiento a lo largo de todo el proceso. Grupo2000 complementa sus servicios con soluciones personalizadas que lo consolidan como el aliado estratégico de las empresas que buscan no solo potenciar a su personal, sino también garantizar un crecimiento sostenible y competitivo