13 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

ColumnaQuiro informa sobre el papel de la quiropráctica para corregir la ciática

ColumnaQuiro informa sobre el papel de la quiropráctica para corregir la ciática

Victor Barco - 22 de febrero de 2024

La ciática es una afección común, pero no normal, que afecta a la población, con una tendencia a incidir más en hombres entre los 30 y 50 años. Se caracteriza por la irritación del nervio ciático, que se origina en las ramificaciones de la parte lumbar de la espalda, entre las vértebras L4 y S3.

¿Cuáles son los síntomas que se atribuyen a la ciática?

ColumnaQuiro es un centro quiropráctico altamente especializado en el tratamiento de diversos problemas que afectan a la salud y calidad de vida de las personas. Sus profesionales atienden a bebés, niños, adolescentes, adultos, mayores y embarazadas, en quienes tratan todos los problemas relacionados con el sistema nervioso.

En este contexto, uno de los problemas más comunes es la ciática. Las causas más comunes sobre el origen de la presión o irritación del nervio ciático son varias.

Además de los discos desplazados o herniados, que son una causa común, existen otras condiciones que pueden presionar o irritar el nervio ciático, como estenosis raquídea, síndrome del piriforme, lesiones o fracturas pélvicas, tumores en la zona media del cuerpo o casos de espondilolistesis. Por lo tanto, cuando se presenta ciática, suele estar relacionada con alguno de estos diagnósticos.

Esta irritación del nervio ciático puede manifestarse a lo largo de la pierna con diversos síntomas. Entre ellos, se encuentran el dolor punzante, ardor o sensación de descarga eléctrica que irradia desde la parte baja de la espalda hasta el pie. Además, puede provocar entumecimiento, debilidad muscular y dificultad para mover la pierna afectada. En casos más severos, puede ocasionar pérdida de sensibilidad y función motora en la pierna.

Cuidados quiroprácticos que se aplican sobre la ciática

Los quiroprácticos de ColumnaQuiro suelen utilizar las técnicas de ajuste más modernas para conseguir una solución a este problema. Con este fin, se basan en técnicas de manipulación espinal para realinear la columna y evitar los puntos de compresión o inflamación que generan los dolores. Además, a veces con una sola sesión se logra aliviar el dolor, pero para resultados más efectivos, son necesarias varias sesiones.

Es crucial hacer una primera visita quiropráctica para determinar la causa subyacente del dolor ciático y establecer un plan de tratamiento adecuado. Durante esta visita inicial, el quiropráctico realizará un examen exhaustivo del paciente y evaluará su historial médico en busca de antecedentes relevantes que puedan estar relacionados con la afección. Si es necesario, el quiropráctico puede referir al paciente a otros profesionales de la salud, como fisioterapeutas, ortopedistas o neurólogos, para obtener un diagnóstico más completo y un enfoque multidisciplinario para el tratamiento.

La ciática en embarazadas

Durante el embarazo, los cambios hormonales desempeñan un papel crucial en el desarrollo de la ciática. Una de las hormonas clave implicadas es la relaxina, cuyos niveles aumentan significativamente durante la gestación. La relaxina tiene la función de suavizar los tejidos conectivos y ligamentosos del cuerpo, preparando al útero para el parto y facilitando el paso del bebé a través del canal del parto.

Sin embargo, este aumento en la flexibilidad de los tejidos puede tener efectos secundarios no deseados, especialmente en las articulaciones y la columna vertebral. La relajación excesiva de los ligamentos pélvicos puede provocar una inestabilidad pélvica, lo que a su vez aumenta la presión sobre el nervio ciático y puede desencadenar síntomas de ciática. 

Además, el crecimiento del útero durante el embarazo puede ejercer presión directa sobre el nervio ciático a medida que comprime las estructuras cercanas. Esta presión adicional puede exacerbar los síntomas de la ciática, causando dolor, entumecimiento y debilidad en la parte baja de la espalda, las nalgas y las piernas.

Es importante destacar que, si bien la ciática durante el embarazo es común y generalmente se considera un síntoma temporal, puede afectar significativamente la calidad de vida de la mujer embarazada. Por lo tanto, es fundamental buscar tratamiento en un centro quiropráctico especializado. En ColumnaQuiro, están certificados en la técnica Webster. Esta es una técnica quiropráctica que se centra en la alineación de la pelvis para optimizar la función pélvica durante el embarazo y el parto, reduciendo la necesidad de medicamentos o intervenciones quirúrgicas durante el parto. El centro quiropráctico está altamente especializado en el tratamiento de diversos problemas relacionados con el sistema nervioso, brindando atención personalizada a personas de todas las edades, incluyendo bebés, niños, adolescentes, adultos y mayores.