24 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Ecoautomatismos y la transición energética

Ecoautomatismos y la transición energética

Victor Barco - 22 de febrero de 2024

A través de la descarbonización se puede lograr una economía global con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, alcanzando la neutralidad climática mediante la transición energética.

Si bien prescindir del carbón parece fácil, lo cierto es que esta transición a una energía más sostenible no puede resolverse con el fácil y abrupto abandono de las fuentes fósiles.

Ecoautomatismos es una empresa de instalaciones con cobertura a nivel nacional, que pone a disposición de sus clientes a un equipo dotado de los conocimientos y tecnologías necesarios para ejecutar cada proyecto de instalación, construcción o reforma que requiera.

¿En qué consiste el proceso de descarbonización?

La descarbonización reduce las emisiones de carbono a la atmósfera de las personas. Estas emisiones, principalmente compuestas de dióxido de carbono, son a causa de la actividad humana y la forma en que se produce la energía utilizada por la población, además de la ganadería y la agricultura intensivas. La importancia de este proceso progresivo es que, al reducir las emisiones y llegar a las cero emisiones netas, deberemos alcanzar mediante el calendario aprobado por la Directiva Europea de eficiencia energética UE 2023/1791 en la cual se marca llegar a EMISIONES 0 en 2050, de esta manera se estará dando un paso cada vez más cerca a la lucha contra el calentamiento global.

No obstante, para poder lograr la neutralidad en carbono, la implicación de la sociedad, de los gobiernos y de las grandes corporaciones son las claves fundamentales, ya que se requieren de políticas gubernamentales que apunten a una economía baja en carbono como parte de iniciativas para favorecer la innovación y el desarrollo sostenible. 

Las políticas energéticas y de cambio climático de la Unión Europea, relacionadas con la descarbonización de la economía, se basan en tres pilares fundamentales: la disminución de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, una mayor proporción de renovables sobre el consumo final y la mejora de la eficiencia energética.

Gases de efecto invernadero

La huella de carbono es la suma de los gases de efecto invernadero que, cuando son excesivos y acumulan en la atmósfera sin poder liberarlos adecuadamente, se convierte en un problema.

A medida que aumente el porcentaje de emisiones de gases de efecto invernadero que se agrega a la atmósfera, más aumentará la temperatura del planeta. Y, mientras más caliente esté el planeta, más significativos será el impacto del cambio climático. Por esta razón, disminuir las emisiones globales mediante la descarbonización profunda es una de las soluciones más viables para retrasar los efectos del cambio climático que ha ocasionado la actividad humana.

Entre las acciones que pueden ayudar a disminuir la huella de carbono está la mejoría de la eficiencia energética con estrategias que reduzcan el uso de energía excesivo, el uso de energías renovables como una fuente de producción de electricidad y la electrificación de la economía, es decir, sustituir el consumo de derivados del petróleo y gas natural por la energía producida con renovables en áreas como el transporte o la calefacción, entre otras.

Soluciones

Actualmente, se está trabajando con ese calendario marcado por la Unión Europea y su directiva (UE2023/1791), en los que, en otras soluciones, irá bajando el PCA de los gases causantes del efecto invernadero (Potencial de Calentamiento Atmosférico), para empezar en 2028 el PCA admitido será de 150, por lo que refrigerantes como el actual R32 no se podrá utilizar en nuevas instalaciones (en instalaciones superiores a 12kw se permitirá hasta un PCA de 750).

Los fabricantes ya están trabajando en darsolución a esas nuevas reglas impuestas en esta directiva para conseguir refrigerantes más efectivos y menos dañinos con el medioambiente.

En máquinas, como bombas de calor del tipo compacta, parece ser que la solución es el refrigerante R290 con un PCA de 3 y un PAO de 0.

Estas soluciones, y otras que tendrán que venir, desde Ecoautomatismos, están en continua formación para poder dar el mejor servicio a sus clientes y poder afrontar esta transición energética.