13 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Especializarse en tecnología, garantía laboral

Especializarse en tecnología, garantía laboral

Victor Barco - 27 de febrero de 2024

Son muchas las carreras en el campo de la tecnología que requieren especialización para destacarse en áreas específicas y mantenerse al día con los avances constantes.

La especialización dependerá de los intereses y objetivos profesionales de cada persona, pero, hoy en día, es garantía segura de empleabilidad.

Se habla de muchos campos. Los más conocidos, por la alta demanda de perfiles se centran en ingenierías informáticas, ciencias de la computación, matemáticas y estadísticas, Inteligencia Artificial e ingeniería Robótica.

Desde MEBS, Madrid Executive Business School indican cuáles son los perfiles más demandados por las empresas con las que trabajan:

Expertos en desarrollo y programación Full Stack, que son los profesionales en el desarrollo de software con habilidades tanto en el desarrollo del lado del cliente (front-end) como en el del servidor (back-end). El propio término "Full Stack" se refiere a la capacidad de trabajar con todas las capas o tecnologías necesarias para desarrollar una aplicación web completa, desde la interfaz de usuario hasta la base de datos y el servidor.

Los expertos Full Stack ven herramientas avanzadas y destacadas del sector tecnológico, como son Javascript, Ruby On Rails, Spark…

Actualmente, hay unas 200.000 oportunidades de empleo para dichos perfiles. Los salarios en promedio van de los 30.000 a los 50.000 € brutos anuales en España.

Expertos en Data Science. Aquellos profesionales que manejan las herramientas estadísticas y son capaces de abordar cualquier tarea de modelado mediante la aplicación, modificación/desarrollo y despliegue de nuevas técnicas de análisis de datos.

El Data Science arranca su día laboral con la adquisición, recopilación y almacenamiento de datos, para posteriormente identificar necesidades (a través de realizar las preguntas correctas). Luego, tratará e integrará los datos. A continuación, comprobará la validez de los datos con su calificación. Con el primer análisis de datos (estadísticas de exploración) habrá utilizado herramientas propias del análisis de datos y tendrá que elegir uno o más modelos y algoritmos. Posteriormente, aplicará métodos y técnicas de Data Science (como son el Machine Learning, modelización estadística, IA) y finalizará su jornada con la medición y mejora de los resultados.

Para el ciudadano de a pie, a los que esto suena muy complejo, se puede descubrir el trabajo de un data science, por ejemplo, con las recomendaciones de películas, series o documentales que Netflix realiza con base en los gustos, pero se puede llevar a cualquier empresa de la que se sea cliente porque seguro que, detrás de ella hay un profesional formado con los conocimientos de un data science.

Los sueldos medios de estos expertos, dependiendo de la empresa y de la experiencia profesional, rondan entre los 25.000 y los 60.000 euros.

Business Data Analytics. Para perfiles menos técnicos que tengan que dominar el uso de herramientas que les permitan manejar grandes volúmenes de datos recogidos diariamente a través de sus sistemas de información, como son los canales de compras y ventas, de la Web (con los anuncios, páginas de acceso a información, a servicios, etc.); a través de los comentarios y mensajes que se puedan generar en las redes sociales, etc.

Este perfil lleva ya una década estando en el top 5 de los expertos más demandados por parte de las empresas. Y es que la recopilación y análisis de los datos para detectar la presencia de patrones o de tendencias aportan información relevante y valiosa para mejorar la actividad empresarial, sus operaciones, sus ventas, sus resultados. El Business Data Analytics se ha convertido en un gran aliado para la toma de decisiones y para ser indispensable en todos los departamentos no le queda más remedio que dominar herramientas como bases de datos SQL, bibliotecas de aprendizaje automático y hojas de cálculo, entre otras.

Directores de ciberseguridad, claramente diferenciados de los directores de seguridad en la información. La ciberseguridad se centra en la protección de la información en el entorno digital, mientras que la seguridad informática se enfoca en proteger los sistemas de información. Ambos roles son importantes en la protección de una organización contra las amenazas cibernética, pero cada uno posee distintas formaciones.

Con el Máster en Dirección de la Ciberseguridad de MEBS, los alumnos se forman en las nuevas disciplinas, tanto a nivel legal y de cumplimiento normativo, como a nivel técnico. Entre otras cosas, se aprende a identificar los componentes del gobierno de datos e información para realizar la seguridad de la información. También a describir el modelo de gestión de riesgo operacional para seguridad informática. Por supuesto, a identificar las leyes y regulaciones aplicables en torno a la seguridad de la información. Asimismo, a identificar la práctica de machine learning dentro de las operaciones de ciberseguridad.

Los sueldos de estos profesionales oscilan entre los 45.000 y los 80.000 euros, en España.

Mientras se espera que vayan surgiendo esos nuevos perfiles profesionales que Internet va a demandar, no queda más remedio que seguir formándose. Adquirir competencias y dominar las herramientas más novedosas no es una opción, es una necesidad, para ser competitivos dentro de cada sector.