12 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Entendiendo la amortización de préstamos: guía básica para principiantes

Entendiendo la amortización de préstamos: guía básica para principiantes

Vicki Vera - 4 de marzo de 2024

Datos recientes del Banco de España indican que el crédito al consumo creció ocho puntos durante el último ejercicio. Mientras tanto, el crédito hipotecario cayó un 13,7 % en 2023. Frente a la complejidad del mercado, en la presente guía explicamos qué es la amortización de préstamos y brindamos consejos prácticos para mantener una situación financiera óptima.

Amortización de préstamos, ¿qué es?

La amortización es una medida de dinero sobre tiempo. Si queremos saber cuál es la amortización de un bien, distribuimos su coste en el periodo de tiempo durante el cual el bien es útil (por ejemplo, un vehículo). Esto es lo que ocurre en el caso de un préstamo o crédito; distribuimos su coste por la duración del plazo de devolución para calcular cuánto nos costará mes a mes devolver el dinero, más los gastos y comisiones del servicio.

En términos simples, amortizar un préstamo implica reembolsar gradualmente la cantidad prestada. Cada vez que pagamos una de las cuotas del préstamo, estamos contribuyendo a la amortización del capital, por un lado, y/o al pago de intereses, por el otro. Sin embargo, existen distintos tipos de amortización que pueden hacer que nos resulte más o menos conveniente o más o menos costoso.

Existen tres tipos principales de amortización de préstamos:

Amortización de préstamos: consejos prácticos para principiantes

La amortización de préstamos resulta fundamental para la gestión financiera. Determinar qué tipo de préstamo nos conviene más dependerá del plazo de amortización y los intereses asociados a su devolución. Por eso, una herramienta que puede ayudarnos a comprender más rápidamente la amortización de un préstamo —y, por ende, su conveniencia— es el cuadro de amortización.

En efecto, este proporciona un resumen detallado de todos los pagos relacionados con el préstamo: los intereses pagados en cada cuota, la cantidad pendiente y el capital amortizado, es decir, lo que ya se ha pagado. Es un recurso es esencial para seguir el progreso de la amortización a lo largo del tiempo.

Además de esta herramienta, existen ciertos consejos prácticos que podemos emplear para comprender la amortización y mejorar nuestra gestión financiera:

  1. Identifica cuál es el sistema de amortización del préstamo: si bien ya sabemos cómo funciona cada uno, es importante saber cuál nos conviene más y cuál de ellos es el que utiliza el préstamo a elegir. Cada uno con sus propias características y ventajas en función de la distribución de los pagos durante la devolución del préstamo.
  2. Considera la posibilidad de amortización anticipada: la amortización anticipada permite al prestatario reducir o saldar por completo la deuda antes de la fecha de vencimiento establecida en el contrato. Si tus circunstancias financieras lo permiten, la amortización anticipada puede ahorrarte dinero en intereses y acortar el tiempo de endeudamiento.
  3. Evalúa las condiciones de amortización anticipada: antes de realizar una amortización anticipada, asegúrate de comprender las condiciones y posibles penalizaciones establecidas por la entidad prestamista. Algunas instituciones financieras pueden cobrar comisiones por este servicio o imponer restricciones sobre el momento y la cantidad de los pagos anticipados.
  4. Planifica tu presupuesto: antes de adquirir un préstamo, evalúa tu capacidad de pago y elabora un presupuesto realista que incluya los pagos mensuales del préstamo. Asegúrate de priorizar tus necesidades financieras y evitar compromisos que puedan afectar negativamente tu estabilidad económica a largo plazo.
  5. Busca asesoramiento financiero: si tienes dudas sobre los términos y condiciones de un préstamo, no dudes en buscar asesoramiento financiero profesional. Un asesor puede ayudarte a evaluar tus opciones, entender tus derechos como consumidor y tomar decisiones financieras informadas.