24 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

La escritora Eva Núñez explica 3 conceptos útiles para escribir una novela negra

La escritora Eva Núñez explica 3 conceptos útiles para escribir una novela negra

Victor Barco - 28 de marzo de 2024

La escritora Eva Núñez, autora de la novela policíaca Aprende a matar y el recién publicado thriller de suspense La boda de Samantha Parker, ambos disponibles en Amazon, comparte tres conceptos clave que ayudarán a las personas a escribir una novela de misterio.

«Escribir una novela negra va más allá del desafío de plasmar la trama en una escaleta, crear personajes que conecten con el lector o enfrentarse cada día a la hoja en blanco. Entendiendo la psicología criminal, podremos ayudar a nuestro detective a cazarlo», explica la escritora.

En primer lugar, la autora introduce en el concepto “La triada oscura de la personalidad”, también conocida como la triada del mal, que estudia tres rasgos considerados oscuros o malévolos: el narcisismo, la psicopatía y el maquiavelismo.

El narcisista busca atención y admiración constante. Presenta un alto concepto del propio yo y a menudo tiene una visión distorsionada de los logros conseguidos, reaccionando agresivamente ante las críticas. El psicópata, en cambio, exhibe frialdad emocional y falta de empatía, además de carecer de remordimientos por el sufrimiento infligido. Finalmente, el maquiavelista es amante de la planificación y la manipulación para alcanzar sus objetivos, mostrando cinismo y frialdad en sus acciones.

Estas características pueden complementarse entre sí y su existencia no implica necesariamente un comportamiento criminal.

Seguidamente, Eva Núñez explica que algunos asesinos sienten la necesidad de legitimar su autoría, aun a riesgo de facilitar una pista y ser descubiertos. Esta firma personal, llamada modus apparendi, consta de cuatro elementos.

Primero, el ritual, inspirado en técnicas de tortura y prácticas ancestrales, suele reflejar una preferencia personal del asesino. La escenificación implica la disposición específica del cuerpo y objetos en la escena del crimen para comunicar un mensaje. En tercer lugar, la sintomatología revela trastornos del asesino que influyen en la elección de la víctima y en la brutalidad empleada. Finalmente, la firma se manifiesta a través de elementos característicos en la escena del crimen, como un naipe o un modo de proceder repetitivo.

Por último, la autora adentra a las personas en el fascinante campo de la acústica forense, una ciencia especializada en el análisis de sonidos y voces. En el laboratorio, los expertos examinan llamadas, mensajes de voz y otros registros de audio para encontrar pistas que puedan ayudar en investigaciones criminales. Esto incluye identificar voces indubitadas, es decir, aquellas cuya procedencia está comprobada porque pueden compararse con grabaciones anteriores.

Cada voz es única, como una huella dactilar, y es crucial para autentificar un mensaje. Sin embargo, la modulación vocal y otros factores pueden complicar el análisis, requiriendo la experiencia de un experto para interpretar correctamente los matices del sonido.

A través de su blog Aprende a matar, Eva Núñez facilita una valiosa herramienta para aquellos que quieran enriquecer la trama de su novela policíaca y adentrarse en la mente criminal o en las investigaciones policiales.