25 de junio de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Césped y jardines verticales artificiales, una forma de decorar sostenible que es tendencia

Césped y jardines verticales artificiales, una forma de decorar sostenible que es tendencia

Vicki Vera - 9 de abril de 2024

En los jardines se solía poner césped natural, pero lo cierto es que enseguida salían a relucir varios de sus problemas. Hay que cuidarlo de manera constante y necesita mucha agua, algo que no siempre es viable darle. Por eso, ahora una tendencia que tiene cada vez más fuerza es comprar césped artificial, el cual se coloca tanto en los jardines, como en las terrazas o en los áticos.

Tenemos la sensación de pisar césped, pero sin sus desventajas

Con el paso de los años el césped artificial ha ido evolucionando, de manera que ahora nos da la sensación de pisar césped natural.

Esto se debe a los muchos tipos que existen, pues lo podemos comprar con diversas longitudes de hierba según nuestras necesidades y gustos. Así, en las terrazas y en los jardines se suele poner el de corte más alto, de unos 35 mm, siempre que no exista mucho trasiego de gente.

Ya con el césped puesto será posible pasearnos descalzos en el exterior, tumbarnos en el suelo a tomar el sol, secarnos en una toalla al lado de la piscina, etc. Todo sin la necesidad de segar, ni abonar y regar, lo cual no siempre es posible debido a las sequías que estamos padeciendo en los últimos años y que no hacen recomendable colocar césped natural.

Así, se puede decir que es una alternativa más sostenible y ecológica, puesto que no necesita más mantenimiento que limpiarlo de vez en cuando con un poco de agua si no llueve durante un tiempo.

También podemos optar por colocar un jardín vertical artificial

Los jardines verticales son aquellos que se desarrollan sobre las paredes, por lo que se pueden poner en cualquier sitio en el que tengamos un muro como el jardín, la terraza o el ático. Ahora ya existe el jardín vertical artificial, del cual vamos a aprovecharnos para mejorar la estética de nuestra vivienda sin tener que regar ni cambiar las plantas, sin podarlas y evitando las plagas de insectos.

Podemos escoger la estética

Si en el césped artificial nos dejan escoger la longitud de la hierba, en este caso lo que vamos a hacer es elegir el tipo de jardín que queremos y su estética. Por ejemplo, existen jardines con amapolas, camelias, lavandas, lilas o incluso el que imita a las arizónicas, que nos servirá para cerrar vallados y ganar intimidad sin tener que mantener estos árboles.

Se colocan de manera sencilla y duran años

Al ser estructuras artificiales su colocación es muy sencilla. Los podemos adherir a la pared con pegamentos, bridas, grapas o aquello que mejor se adapte a nuestras necesidades. Solo hay que ir colocando las planchas una al lado de la otra e ir fijándolas.

Sobre su duración, los jardines verticales vienen protegidos contra los rayos del sol y aguantan bien la acción de los elementos. Eso significa que van a durar en perfecto estado más de 15 años, lo que los convierte en una inversión que vamos a amortizar con creces.