18 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

AREC, asociación sin ánimo de lucro ayuda a una familia a liberarse de 87.000€ gracias a la Ley de Segunda Oportunidad

AREC, asociación sin ánimo de lucro ayuda a una familia a liberarse de 87.000€ gracias a la Ley de Segunda Oportunidad

Victor Barco - 17 de abril de 2024

La tranquilidad de iniciar una nueva vida sin deudas es la aspiración de miles de ciudadanos españoles cuya economía se encuentra en una encrucijada. 

Para apoyar a personas que necesitan liberarse de saldos que parecen impagables, la Asociación Rescate Económico Ciudadano (AREC) ofrece asesoría profesional para acceder a los beneficios de la Ley de la Segunda Oportunidad. Expertos en derecho y economía conforman esta organización sin ánimo de lucro, en cuya página web se pueden conocer casos relacionados con el éxito conseguido para una persona que estaba en una situación complicada y que, gracias al equipo de la asociación, ha conseguido solucionar sus problemas.

Soporte para toda España

Como asociación con influencia en el ámbito estatal, AREC ofrece sus servicios desde sus sedes físicas en Madrid y en Valencia, así como vía online, para defender los intereses de los afectados por sobreendeudamiento en todo el territorio nacional.

Al acceder a la web, los usuarios podrán conocer nuevos casos de éxito cada semana, uno de los más recientes es el de un ciudadano que consiguió liberarse de una deuda de 87.000 €, en solo 6 meses de gestiones con el acompañamiento de los especialistas de AREC.

La Ley de la Segunda Oportunidad (2015) es un mecanismo formal de perdón de deudas hasta por el 100 % de lo pendiente para residentes en España, sean particulares, autónomos o empresarios. Préstamos, tarjetas de crédito, hipotecas, microcréditos, facturas, deudas con proveedores, hacienda o seguridad social (hasta 10.000 €) pueden ser canceladas para siempre, con este recurso legal.

Los profesionales de AREC estudiarán cada caso de manera gratuita y guiarán la recopilación de pruebas de la insolvencia, la preparación del expediente y las peticiones ante juzgado. En poco tiempo, los deudores dejarán de serlo, y su nombre desaparecerá de las listas de morosidad como ASNEF, para que puedan iniciar nuevos negocios y nueva vida.