21 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Esther Ruiz, la abogada experta en derecho civil, de familia, extranjería y sucesiones, concede esta entrevista

Esther Ruiz, la abogada experta en derecho civil, de familia, extranjería y sucesiones, concede esta entrevista

Victor Barco - 17 de abril de 2024

Muchas personas no tienen claro cuáles son sus derechos civiles y de extra debido a que muchas leyes son desconocidas o complejas de entender. Sin embargo, tener conocimiento de cada derecho a ejercer es esencial para conseguir beneficios exclusivos, resolver problemas legales con rapidez y en completa tranquilidad.

El objetivo de Esther Ruiz Abogada, experta en derecho civil, de familia, es defender con compromiso, pasión y profesionalismo a sus clientes en España. Esta defensa está destinada a la búsqueda y obtención de justicia tanto para el contratista como para sus seres queridos. Actualmente, Esther Ruiz Abogada abarca todos los aspectos legales de los individuos, desde redacción de documentos importantes hasta la representación integral en juicios simples o complicados.

¿Cuál es su objetivo principal como abogada y marca en el área de derecho civil?

Mi principal objetivo es realizar un trabajo con mis clientes totalmente personalizado, escuchar sus inquietudes a fin de resolver todas y cada una de sus dudas, siendo además mi máxima prioridad informar al cliente en todo momento sobre el estado de su procedimiento. Lo que yo pretendo con ello es hacer un traje a medida, siendo mi máxima la honestidad, ya que planteo al cliente las posibilidades que tiene su asunto de prosperar y si no existe posibilidades o estas son escasas le informo sobre ello ofreciéndole la mejor solución. Además de esto, ofrezco soluciones posibles tanto de manera judicial como extrajudicial, no todo tiene que resolverse mediante un procedimiento judicial, ya que se puede llegar a muy buenos acuerdos en los que los resultados suelen ser más beneficiosos y rápidos, ahorrando costes, tiempo y la angustia que puede generar un procedimiento en el cliente, puesto que comprendo que no es fácil para la persona verse envuelto en un procedimiento judicial.

¿Cuáles han sido los mayores retos a los que se ha enfrentado en el sector civil?

Mi mayor reto y mi máxima en esta profesión es evitar la litigiosidad, por ello siempre abro la posibilidad de solventar las cuestiones mediante acuerdos extrajudiciales, y una vez iniciado el procedimiento jamás cierro la puerta a un acuerdo. Actualmente, existe una alta litigiosidad que congestiona el trabajo que se desarrolla en los juzgados que da lugar a que los procedimientos sean duraderos, es por ello por lo que por Ejemplo en Derecho de familia ofrezco la posibilidad del divorcio de mutuo acuerdo, ya que con ello las personas se ahorran costes (al poder ser representadas ambas partes por el mismo abogado y procurador) y tiempo (porque estos procedimientos se resuelven en un corto periodo de tiempo al no ser necesaria la celebración de vista).

¿Tiene experiencia en abordar casos complejos?

Sí, mi experiencia es amplia. Llevo ejerciendo la abogacía desde el año 2008 y desde mis inicios he abordado todo tipo de asuntos. La pasión por mi trabajo y por lo que hago, hace que estudie cada caso al detalle valorando los pros y los contras de cada asunto y sus posibilidades de éxito, a fin de diseñar una estrategia que se ajuste a la situación de cada cliente para que este pueda obtener el mejor resultado. Además, me caracterizo por ser muy abierta a la hora de asumir nuevos asuntos, ya que me encantan los retos y no me asusta estudiar nuevos casos. Me gusta estar en constante crecimiento tanto a nivel profesional como a nivel personal, obviamente siendo honesta, ya que si un asunto queda fuera de mis conocimientos o no existen probabilidades de éxito siempre se lo trasladaré al cliente ofreciéndole otras alternativas o recomendándoles a otros abogados de mi máxima confianza para tratar su caso.

¿Qué elementos la distinguen del resto de empresas y profesionales especializados en derechos civiles y de extranjería?

La cercanía con el cliente. No solo me limito a realizar mi trabajo como abogada entiendo que el cliente, cuando entra en mi despacho, no solo busca una solución legal a su asunto, sino también hablar sobre este, como se siente, es decir, sentirse escuchado y comprendido por lo que me gusta escucharles. De esta forma puedo valorar aún más que es lo mejor para él, reconozco que hay veces que me extralimito en mi trabajo ja ja ja, pero soy de la idea que siempre es bueno escuchar y ayudar en todo lo que se pueda. El cliente también necesita sentir familiaridad con su abogado y sentirse seguro y escuchado.

Por otro lado, la información es mi máxima prioridad, la información es poder y no es lo mismo para una persona estar informada de cada paso o trámite que se realiza en su asunto que un cliente que ve a su abogado el día que le lleva la documentación a su despacho y no sabe nada hasta días antes de un juicio. Como he dicho anteriormente se parte de un procedimiento judicial es difícil, ya que esta situación acarrea para el cliente muchas inquietudes y miedos, motivo por el que considero de vital importancia informar al cliente sobre cada trámite, puesto que con esta información se puede sentir más tranquilo, además todos mis clientes pueden contactar conmigo a fin de solventar todas sus dudas e inquietudes. Otra de mis máximas es ofrecer un servicio totalmente personalizado, ya que si bien todos los casos pueden parecer iguales nada más lejos de la realidad, cada asunto por muy parecido que parezca siempre tendrá alguna variación porque nadie vive exactamente la misma experiencia, debido a esto, estudio cada caso como si fuera el primero, puesto que para mí ningún cliente se merece un formulario o ser un número más, son personas que requieren que sus necesidades queden salvaguardadas de la mejor manera posible. Otras de las cosas que me caracterizan como profesional es que no me gusta ser una vende humos, de tal forma que si tras estudiar un asunto considero que este puede perjudicar al cliente no voy a recomendarle bajo ningún concepto instar un procedimiento judicial. Mi labor es dar la mejor resolución, no complicarle las cosas. Es por ello que, en estos casos, ofrezco otras alternativas. Además, siempre dejo muy claro al cliente los riesgos que asume al iniciar un procedimiento judicial, como que el resultado no sea del todo lo que él esperaba (ya que quien decide es un Juez y dada la subjetividad del derecho el resultado puede ser muy diferente en un caso u otro) o la advertencia de que en caso de desestimación sea condenado en costas procesales. Siempre se lo describo a mis clientes de esta forma, que esto es como operar que desde fuera todo se puede ver de una manera, pero una vez metidos en materia todo puede cambiar, como digo el derecho es muy subjetivo cada parte quiere llevar la razón y no siempre llueve a gusto de todos, de ahí que siempre ofrezca la posibilidad de llegar a acuerdo porque, mediante negociaciones, se pueden llegar a muy buenos resultados en el que ambas partes salen muy beneficiadas.

¿De qué manera gestiona los conflictos legales entre partes en disputa?

El conocimiento da poder, por lo que estudiar el caso en profundidad es fundamental. No solo lo estudio desde la perspectiva de mi cliente sino también desde la perspectiva del contrario, abarcando todas las posibilidades del caso. El estudio de doctrina y jurisprudencia mediante investigación de Sentencias a favor y en contra de lo que me expone y la documentación que me facilite el cliente me permite valorar aún más la formula a seguir o como argumentar una demanda o contestación. Además, exijo sinceridad a mis clientes a fin de evitar sorpresas, puesto que para llegar al éxito es necesario la máxima sinceridad. Alguna vez, me ha ocurrido, que el cliente por vergüenza o no lo ha considerado importante ha omitido ciertos detalles y posteriormente en la contestación han salido a la luz, hecho que puede complicar el caso. Es por ello que en mis entrevistas con mis clientes suelo preguntarles absolutamente de todo sin límite de tiempo y si es necesario, me reúno las veces que sean necesarias para que todo quede lo más claro posible. Igualmente, una vez he redactado una demanda o la contestación (en caso de demandado) me gusta comentarle al cliente la exposición de los hechos redactados a fin de que este tenga claridad sobre todo lo que se va a alegar y que no quede nada en el tintero.

¿Cómo ha sido su experiencia ofreciendo soluciones de derecho de familia?

Podría decir que muy satisfactoria. No solo porque en derecho de familia he evitado muchos procedimientos de divorcio contencioso, al hablar con ambas partes y exponerles que la mejor alternativa es un divorcio de mutuo acuerdo. En otras áreas, tampoco puedo quejarme de los resultados, pero lo importante no es como me sienta yo sino como se sienten mis clientes, entiendo que si me recomiendan o vuelven a contratar mis servicios será por alguna razón, ja ja ja. Sin embargo, para mí mi máxima experiencia y la más gratificante es la relación que establezco con muchos de mis clientes y saber que les he podido ayudar en sus asuntos. Aprendo muchísimo de cada caso, de cada cliente y de cada compañero y eso es lo que más valoro.

¿Por qué considera que los clientes deben dejar sus derechos y trámites importantes en sus manos?

Bueno... yo diría por qué van a sentirse tranquilos, con una sensación de familiaridad y porque siempre voy a plantearles la mejor solución. Como he dicho anteriormente, para mí es importante la honestidad, la información y transmitir al cliente seguridad, si un asunto no tiene posibilidades jamás voy a vender una cortina de humo lo digo y punto; al igual que si existen mejores alternativas a un procedimiento judicial también les informaré de ello, el cliente va a saber donde se mete desde un principio de tal forma que posteriormente no se dé lugar a sorpresas desagradables.

Mencione un caso o logro que haya cambiado su vida y la de su contratista.

Bueno... no sabría decir, desde que ejerzo la abogacía han pasado por mis manos todo tipo de asuntos y no sabría por donde empezar. Para mí cada caso es importante, ya que aprendo. Más que asuntos, quizás es el hecho de escuchar al cliente y saber de sus experiencias muchos de ellos me han hecho cambiar el punto de vista sobre muchas cosas, como por ejemplo trabajar en el Turno de Oficio, esto me ha enseñado muchísimo a evitar juzgar a las personas, ya que cuando te cuentan sus historias te das cuenta de que son personas, igual que tú, que se han visto envueltas en situaciones difíciles por causas externas como pobreza o haber crecido en ambientes conflictivos, obviamente hay de todo y nadie es santo, pero al menos procuro no ir juzgando a la ligera. Cambiarle la vida a mis clientes, pues no sé... pero si es cierto que como al final, algunos se abren más que otros, hablan contigo y ves su evolución como les va mejorando la vida o como cambian de actitud o se sienten más relajados una vez resuelto su asunto, para mí mi mayor gratificación es verlos al tiempo y saber que están bien y que todo les va bien. Con algunos he establecido muy buenas relaciones y eso es algo con lo que me quedo.

¿De qué forma garantiza a sus clientes seguridad y confidencialidad en cada caso?

Lo primero, los abogados nos debemos al secreto profesional. No obstante, lo primero que traslado al cliente desde la primera llamada y sobre todo en la primera reunión es cercanía para que se abra y me cuente su situación. Si bien me encanta usar términos jurídicos, al cliente no le hablo con esta terminología procuro tener un vocabulario coloquial y le explico las cosas de manera que las entienda invitándole a que me haga todas las preguntas necesarias para que salga de la reunión con todas sus dudas resueltas. Obviamente, pido para la primera entrevista que me faciliten toda la documentación posible relativa al caso, ya que podrá dar una información más detallada viendo esta documentación. Una vez que realizo un trámite le envió al cliente copia del documento que justifica el trámite o copia de la resolución judicial correspondiente, esto lo hago mediante correo electrónico o WhatsApp. Además, respecto a la documentación que me facilita, custodio los documentos tanto en expediente físico como digital devolviéndole la documentación una vez finalizado el procedimiento, no obstante si el cliente necesitara los documentos únicamente tiene que pedírmelos. Por otro lado, no informo sobre el asunto a ningún familiar o conocido de mi cliente salvo que tenga autorización expresa de este. La relación entre abogado y cliente para mí es sagrada y todo lo que me exponga se queda entre el cliente y yo.

¿Cómo visualiza su marca y carrera profesional en los próximos 5 años?

Mi objetivo es expandirme y crecer. Quiero que mi marca sea signo de confianza y familiaridad, ya que la cercanía con el cliente es importante y esto se está perdiendo y considero que es algo que debe imperar en cualquier despacho de abogados especialmente los grandes despachos en los que el cliente se reduce a un formulario y número de expediente. Lo que yo ofrezco es un traje a medida adaptado a cada circunstancia, siendo esta la esencia y la base de mi marca.

Esther Ruiz Abogada resuelve problemas legales y empresariales bajo una atención personalizada centrada siempre en el cliente y no en los beneficios monetarios o de reputación. Esta atención le ha permitido ganar la confianza de sus contratistas y la experiencia necesaria para resolver cualquier tipo de caso legal de forma efectiva, precisa y permanente.