21 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Opositar; ¿es la mejor salida laboral a largo plazo?

Opositar; ¿es la mejor salida laboral a largo plazo?

Victor Barco - 22 de abril de 2024

Entre las salidas laborales existentes hay tres grandes opciones.

La primera consiste en emprender; es la opción que tiene más potencial para conseguir riqueza, pero también es la que más riesgo entraña, ya que supone arriesgar el capital duramente ahorrado y el tiempo, y tiene una esperanza de supervivencia de menos del 10% en el primer año e inferior al 5% en 5 años de media, entre otras cosas debido a la alta carga impositiva y burocrática exigida a los autónomos.

La segunda opción es la más extendida y no es otra que trabajar por cuenta ajena en el sector privado. En este caso, el trabajador tiene unas barreras de entrada acordes a su formación y a la demanda del mercado laboral, y no asume ningún riesgo patrimonial propio, puesto que si la empresa quiebra, estará temporalmente protegido por la prestación por desempleo y eventualmente podrá cambiar de empleador de forma más o menos ágil. El riesgo de esta opción es quedar en el desempleo a una edad tardía, ya que las empresas suelen preferir trabajadores jóvenes con mayores niveles de productividad y mejores conocimientos en nuevas tecnologías. En este caso, el precio que habría que pagar para mantenerse indefinidamente en el puesto es el de la formación continua para reciclarse y mantener un alto nivel de productividad y continuar siendo imprescindibles en la empresa.

La tercera opción es la función pública. Trabajar para cualquiera de las Administraciones Públicas de forma indefinida como funcionario de carrera tiene una sola barrera de entrada: aprobar una oposición. Una vez superada esta prueba, tiene muchas ventajas respecto a las otras dos opciones:

Al trabajar por cuenta ajena, tampoco se arriesga el capital propio.

A diferencia de las empresas, las Administraciones Públicas no pueden quebrar y desaparecer.

A los funcionarios de carrera no se les puede separar del servicio a no ser que existan unas causas tasadas muy graves.

Los salarios promedio son un 20-30% más elevados que los de sus homólogos en el sector privado.

Los empleados públicos tienen derecho a permisos, licencias y algunas prerrogativas de las que carecen los trabajadores del sector privado.

Los empleados públicos tienen acceso al crédito hipotecario en mejores condiciones que los trabajadores por cuenta ajena del sector privado, lo que les permite disponer de vivienda en propiedad.

Los horarios en el sector público se respetan, y los funcionarios gozan de más tiempo libre para dedicar a sus familias y aficiones que los empleados por cuenta ajena del sector privado y los autónomos, en promedio.

El nivel de estrés que soporta un empleado público depende mucho del puesto que desempeñe, pero normalmente es mucho menor que el de un empresario o emprendedor y el de un empleado por cuenta ajena, ya que su sustento no depende del resultado inmediato de las ventas o de la empresa.

La Administración permite ascender por promoción interna o por concurso para mejorar nuestro nivel salarial una vez conseguida nuestra plaza.

En definitiva, ser funcionario en España es una de las mejores opciones a largo plazo para hacer una carrera laboral exitosa, tranquila y que nos permita realizarnos como personas. Cada uno ha de conocerse a sí mismo y ver qué forma de vida desea llevar, ya que hay gente que necesita la acción de la empresa privada o no tiene fuerza de voluntad para preparar una oposición.

Para todos aquellos con más aversión al riesgo o que valoran más la tranquilidad y la estabilidad laboral, acceder a la función pública es su mejor opción y solo les separa de conseguir su objetivo el superar las pruebas selectivas. Estas pruebas suelen consistir en dos o tres exámenes, de los cuales uno o varios, al menos, suelen ser tipo test del estilo del examen para adquirir el carné de conducir. En una media de entre seis meses y dos años, los aspirantes que adquieren las habilidades para realizar dichas pruebas por encima de las notas de corte pasan a ser funcionarios de carrera y gozan de todas las prerrogativas antes expuestas. Aprobar estos exámenes requiere de estudio y, sobre todo, de mucha práctica. El estudio aplicado al tipo de pruebas que efectivamente va a realizar es la mejor forma de preparación que existe. Para preparar estos exámenes existen algunas plataformas en línea que ofrecen la comodidad de practicar desde casa o desde el teléfono móvil sin tener que desplazarse. Una de las más reputadas es oposapiens.com, que ha ayudado a cientos de miles de opositores durante más de siete años a aprobar sus respectivas oposiciones, ofreciendo una enorme variedad de tests y unas estadísticas que ayudan al opositor a conocer su progresión y su nivel de preparación de cara a las pruebas finales a un precio muy competitivo. Dicha plataforma dispone de una app y versión web gratuitas para testear el producto antes de adquirir la versión completa.

Si finalmente alguien ha decidido que ser funcionario, no debe dudar e ir a por todas de la mano de los mejores.