23 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Descubriendo los tipos de alojamientos rurales

Descubriendo los tipos de alojamientos rurales

Victor Barco - 30 de abril de 2024

Las personas que estén planeando una escapada de turismo rural, uno de los aspectos más esenciales para disfrutar de este tipo de viajes es elegir un buen alojamiento rural, y para quienes ya se encuentren en este punto, contar con un buen buscador de turismo rural especializado en la clave.

Hay muchos portales que cobran comisiones por reserva, y luego hay otros, como explican desde Ruralzoom, que facilitan el contacto directo con los propietarios sin comisiones ni intermediarios, algo muy a tener en cuenta.

Con una trayectoria en el mercado de más de 15 años, este portal de turismo rural unifica y ofrece una amplia selección con miles de alternativas en España y otros países para satisfacer todos los gustos y necesidades, combinando los alojamientos rurales con actividades de aventura y restaurantes, para que la experiencia sea perfecta.

Una de las opciones más buscadas por excelencia son las casas rurales, pero existen muchos más tipos de alojamientos rurales. Estos son los más representativos:

Casas rurales (alquiler completo)

Las casas rurales de alquiler completo son establecimientos independientes ubicados en edificaciones separadas. Pueden ser casas o cabañas tradicionales con varios dormitorios, cocina común y, en algunos casos, baño privado en cada habitación.

Estas casas suelen acomodar de media entre cuatro y veinte personas, aunque las hay incluso más grandes.

Ofrecen un ambiente auténtico y la posibilidad de alquilar toda la vivienda para disfrutar de privacidad.

Su arquitectura suele ser de carácter tradicional, y algunas pueden ofrecer servicios de comida.

Las instalaciones deben contar con agua potable, electricidad, salón comedor, cuartos de baño para los usuarios y ventilación exterior.

Casas rurales (alquiler por habitaciones)

Las casas rurales de alquiler por habitaciones también se encuentran en edificaciones independientes.

A diferencia de las de alquiler completo, aquí se alquilan habitaciones individuales en lugar de toda la vivienda.

Pueden compartir cocina, salón, jardín y otras zonas comunes.

Son ideales para quienes buscan una experiencia más social y desean interactuar con otros huéspedes.

Apartamentos rurales

Los apartamentos rurales comparten la estructura de edificio con otros apartamentos o viviendas particulares.

Cuentan con diferentes dormitorios y están equipados con cocina, baño e incluso una zona exterior privada.

Suelen tener de media capacidad media para 2-8 personas y ofrecen servicios básicos como agua caliente, calefacción y teléfono.

Hoteles rurales

Los hoteles rurales son establecimientos similares a los hoteles urbanos pero ubicados en entornos rurales.

Ofrecen habitaciones privadas con servicios completos, como baño privado, televisión y comodidades similares a las de un hotel convencional.

Algunos pueden tener instalaciones adicionales como piscinas, restaurantes y áreas de recreación.

Hostales rurales

Los hostales rurales son alojamientos más sencillos y económicos.

Suelen ofrecer habitaciones compartidas o privadas con servicios básicos.

Son ideales para viajeros que buscan una experiencia más modesta y cercana a la comunidad local.

Campings y bungalows

Los campings son instalaciones de acampada en entornos naturales.

Los bungalows son pequeñas cabañas o casas prefabricadas dentro de los campings.

Ambos ofrecen una experiencia cercana a la naturaleza y suelen contar con áreas comunes, como baños y zonas de cocina.

Glampings

Los glampings combinan la comodidad de un hotel con la experiencia de acampar.

Ofrecen tiendas de campaña o cabañas lujosas con camas cómodas, baños privados y otros servicios exclusivos.

Son ideales para quienes desean una experiencia rústica pero sin renunciar a las comodidades.

Otras opciones

Además de las mencionadas, existen opciones más originales, como casas cueva (alojamiento en cuevas naturales), casas en árboles (alojamiento en plataformas elevadas en los árboles) y otros lugares únicos que te permitirán conectar directamente con la naturaleza.

Por otro lado, el tipo de alojamiento rural también varía mucho dependiendo del entorno donde se encuentra, ya sea en un pueblo, en una finca en mitad de la naturaleza, en la playa, en una montaña nevada... ¡Las opciones son inmensas!

Como se puede observar, existe un gran abanico a la hora de reservar alojamientos rurales donde, finalmente la elección del tipo de alojamiento rural dependerá de las preferencias personales, el tamaño del grupo y la experiencia que se desee vivir, la cual, sin duda será un momento memorable.