27 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Entrevista; El Programa Victoria cumple 40 años

Entrevista; El Programa Victoria cumple 40 años

Victor Barco - 30 de abril de 2024

El tratamiento de las adicciones es una de las áreas más desafiantes y vitales dentro del campo de la psicología clínica. A lo largo de los años, diferentes enfoques terapéuticos han surgido con el objetivo de abordar este problema de manera efectiva y compasiva. El Programa Victoria se ha destacado como un referente en el tratamiento de las adicciones, ofreciendo soluciones innovadoras y resultados terapéuticos excepcionales durante sus 40 años de existencia. En este artículo, se explora en detalle esta iniciativa, desde sus orígenes hasta sus diferentes terapias y su impacto en la sociedad:

¿Cuál es la filosofía detrás del Programa Victoria y cómo ha evolucionado desde su fundación hace 40 años?

El Programa Victoria parte del principio de que la adicción es un problema que afecta a la libertad del ser humano, a su capacidad de tomar decisiones, que se ve alterada gravemente por causa de la dependencia creada. Por eso mismo, pensamos que solo se puede recuperar la libertad practicándola, y por eso nuestra terapia se aplica en un contexto en el que los participantes se sienten libres, tratados como personas adultas que buscan sinceramente ayuda para superar su problema y no son sometidos a normas restrictivas de su propia libertad.

¿Qué aspectos hacen que el Programa Victoria se diferencie de otros tratamientos convencionales para las adicciones?

En primer lugar, el entorno en el que se hace, un Hotel, donde los pacientes son tratados como clientes normales sin ninguna diferencia con el resto. De ese modo, se sienten acogidos y aceptados desde el primer minuto y, al mismo tiempo, comparten espacio físico con otros clientes que están en el hotel por otros motivos. De ese modo se acostumbran a vivir sin alcohol y sin drogas en un espacio natural y real.

Otra diferencia que hace único al Programa Victoria es su duración y su estructura. Es como un curso cerrado en el cual todos los participantes empiezan el mismo día y avanzan juntos a lo largo de las diferentes sesiones y etapas del proceso, sin que estén entrando y saliendo personas durante el mismo, como sucede habitualmente en los centros de desintoxicación de adicciones.

En el Programa Victoria participa un máximo de ocho personas, dirigidos por un equipo profesional especializado en la ciencia de la conducta adictiva. No se trata de adictos rehabilitados sino de profesionales de la salud mental, ya que el método está basado en la ciencia.

Todo esto hace que este método terapéutico sea el más adecuado para personas que no disponen de mucho tiempo para ingresarse en un centro convencional de desintoxicación, empresarios, profesionales, autónomos, ejecutivos, etc. que tienen responsabilidades laborales que no pueden desatender durante meses y que buscan una solución rápida, directa y profesional a su problema con el alcohol o con otras drogas

¿Cómo ha sido la trayectoria del Programa Victoria desde su inicio en 1984 hasta el día de hoy y qué logros destacados ha alcanzado?

El Programa Victoria comenzó su andadura como un reto profesional para abordar el tratamiento de personas que habían fracasado en otros métodos para tratar su dependencia del alcohol. Poco a poco fuimos consolidando una metodología que ha ayudado a más de mil personas a dejar atrás sus adicciones.

¿Cuál es el proceso de evaluación y motivación que atraviesan los participantes antes de ingresar al Retiro Terapéutico del Programa Victoria?

En las primeras sesiones trabajamos individualmente, y a veces con los familiares también, para explicar las características del programa y asegurarnos de que la persona llegue al Retiro Terapéutico con una motivación clara a dejar atrás el consumo de alcohol o de otras drogas. Es un proceso personalizado, que no tiene una duración prefijada y en el que ayudamos al paciente a tomar conciencia de su problema y de la necesidad de tomarse en serio su recuperación con la ayuda de nuestro método terapéutico.

¿Cuáles son los principales componentes terapéuticos del tratamiento de desintoxicación que ofrece el Programa Victoria?

El primer componente a destacar lo llamamos el ABC de la Conducta Adictiva, consiste en una serie de sesiones en las que el paciente comprende los mecanismos psicológicos que afectan al desarrollo de la conducta adictiva y empieza a plantearse los cambios que es necesario acometer para evitar que vuelva a aparecer.

Es segundo componente es la Terapia de Relajación, Visualización y Pensamientos Positivos con la que el paciente aprende una técnica efectiva para afrontar los estados de ánimo negativos, tales como ansiedad, depresión, etc. y evitar que lleguen a niveles altos que puedan aumentar el riesgo de tener una recaída.

El tercer elemento es la Terapia Cognitiva. Una serie de sesiones que ayudan a cambiar las actitudes y pensamientos negativos que generan malestar emocional y que pueden generar deseos de consumir alcohol u otras drogas.

Por último es importante destacar el contexto terapéutico en el que se desarrolla el Programa Victoria, un hotel donde los pacientes se sienten libres y son tratados con cariño y consideración.

¿Cómo se lleva a cabo el seguimiento de los participantes una vez que han completado el Retiro Terapéutico?

Hoy día lo hacemos casi totalmente a través de medios electrónicos, WhatsApp, videollamadas, etc., para ofrecer un contacto cercano e inmediato y acompañar a los pacientes en su proceso de transformación personal.

¿Qué papel juegan las familias en el proceso de recuperación de los pacientes y qué recursos ofrece el Programa Victoria para apoyar a los familiares?

Las familias son muchas veces las primeras que se ponen en contacto con nosotros en busca de ayuda y orientación para manejar la situación con un familiar que padece adicción. Contamos con ellas a lo largo de todo el proceso y siempre tienen contacto con el equipo terapéutico para ayudarlas a ser parte de la solución.

En conclusión, el Programa Victoria ha sido un faro de esperanza y un refugio para aquellos que luchan contra las adicciones. Durante sus 40 años de existencia, ha demostrado una y otra vez su eficacia y su compromiso con la recuperación de las personas afectadas por la dependencia. A través de sus métodos terapéuticos innovadores y su enfoque compasivo, ha ayudado a innumerables individuos a liberarse del ciclo destructivo de las adicciones y a construir una vida nueva y significativa. Sin duda, el Programa Victoria seguirá siendo un referente en el campo del tratamiento de las adicciones, ofreciendo esperanza, ayuda y apoyo a aquellos que buscan un camino hacia la recuperación.